Domingo, 24 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

El miércoles 27 mayo, 2020 a las 7:47 am
¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

El conflicto armado en el departamento del Cauca es una realidad que no debería existir. El por qué continúa y qué es necesario para detener la guerra en este departamento, fueron reflexiones que hicieron parte del conversatorio virtual propuesto por la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, del que hicieron parte distintas voces del Cauca.

El espacio virtual, que tuvo lugar a través de la plataforma de YouTube de la Comisión de la Verdad, el pasado 20 de mayo de 2020, reunió a representantes de esta organización, a líderes de la Mesa Territorial de Garantías para la defensa de los derechos humanos en el Cauca y otros actores importantes en la reflexión alrededor de los factores de persistencia del conflicto armado en el territorio.

En la reflexión

Alejandra Miller, Comisionada de la Verdad, explicó algunas de las causas profundas que aún existen: las condiciones de abandono, pobreza y exclusión históricas; el sistemático incumplimiento de los acuerdos con las comunidades y con la implementación integral del Acuerdo de Paz; la presencia de las economías ilegales y la disputa sucesiva de distintos actores armados. Además, refirió las alianzas entre integrantes de la fuerza pública y grupos al margen de la ley, así como la alta criminalidad y la impunidad tanto como la estigmatización y asesinato de líderes sociales.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

Es preciso señalar que la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, es una entidad del Estado que investiga las causas del conflicto armado interno y sus factores de persistencia . Esto, escuchando todas las voces posibles en el país y la población colombiana en exilio. Por tanto, busca compartir las preguntas que se están plateando y hacer una reflexión de por qué los procesos de paz y de apertura democrática vienen acompañados posteriormente por una arremetida de la violencia desde la década de los 90. Así como después del año 2016.

En este sentido, la investigación que realiza esta organización desde noviembre de 2018, ha recopilado más de 800 testimonios en el Cauca y avanza así mismo en el análisis y contrastación de distintas fuentes de información.

Cristian Raúl Delgado, vocero de la Mesa Territorial de Garantías para la Defensa de los DDHH en Cauca, manifestó la necesidad de que el estado colombiano haga una profunda autocrítica. Al igual que reconocer las causas y avances hacia un cambio en la política actual.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

“Las causas de la crisis humanitaria son estructurales. Se centran en una disputa de poder, político y económico, legal e ilegal. Hoy son recurrentes las manifestaciones que centran las causas en el narcotráfico, la minería y en la corrupción”, expresó Delgado.

Se abordaron otros temas afines

Continuando, se hicieron reflexiones en torno a la falta de medidas efectivas que bloqueen el avance del narcotráfico y de los actores armados ilegales asociados a esta actividad; corrupción; ausencia de inversión social en temas clave como la educación y la salud, especialmente en los entornos rurales y la salida de los productos agrícolas con acceso a tierras de cultivo y vías terciarias.

La falta de voluntad política para cumplir el Acuerdo de Paz, especialmente en lo relacionado con la sustitución de los cultivos y otros compromisos, fue tema abordado en su intervención por parte de Joe Nilson Sauca, indígena Kokonuco, quien se refirió a la necesidad de no naturalizar la violencia.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

“Cada gobierno trae una política más complicada, más extractiva, que no es garantista para los pueblos ni las comunidades rurales. Esa falta de voluntad para dar un cumpliento a lo acordado ha sido un factor desequilibrante frente al tema de la violencia que se sigue dando en los territorios”, explicó Sauca.

De otra parte, el senador de la república Feliciano Valencia, habló sobre la existencia de problemas históricos de exclusión y discriminación hacia las comunidades indígenas y negras en el Cauca y que el reclamo de sus derechos individuales y colectivos ha resultado incómodo para las élites políticas y terratenientes del departamento, al punto de costarles la vida.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

“Ese tratamiento que nos ha despreciado ha hecho crecer la rebeldía en nosotros. Lo que uno ve es que como hemos salido a gritar libertad, autonomía, gobiernos propios, la tierra se defiende, el territorio y los recursos también; y por pedir justicia, nos matan”, afirmó el senador por la circunscripción indígena.

Interrogantes sobre la mesa

De igual forma, la reflexión de Valencia se extendió a otros escenarios: ¿Por qué no quieren acabar el narcotráfico? ¿Por qué no acaban la minería?, señalando así que se ha hecho conveniente “porque les conviene para que la guerra esté allí y quieren acabar la organización y la unidad entre indios, campesinos, negros, estudiantes, sindicatos. Eso no les conviene a las élites”.

En su momento, Valeria Mosquera, vocera de la Mesa Territorial de Garantías para la Defensa de los DDHH en Cauca, hizo un balance de factores que persisten en la continuidad de la guerra en el territorio.

En este sentido, puntualizó tres elementos: atender las causas de la violencia general y aquella que afecta de manera específica a las mujeres, la falta de políticas y acciones articulas del Estado de manera integral y con la participación ciudadana, así como la necesidad de devolverle el valor al diálogo y se cumpla el valor de la palabra para generar confianza.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

“Persiste la violencia política de modo que la libre expresión de las ideas de una u otra corriente significa poner en riesgo la vida. La violencia sigue siendo un método común para resolver los conflictos, hay que devolverle el valor a la palabra para construir maneras distintas de relacionarnos”, indicó.

Y añadió: “Es necesario empezar por garantizar el cumplimiento de los compromisos que se han asumido en los diálogos previos que se han tenido con las comunidades”.

Finalizando el conversatorio

Por último, el análisis determinó que el señalamiento y la estigmatización de la movilización social han desdibujado el rol que cumplen los líderes sociales en la construcción de paz y en la democracia. Por tanto, todo ello genera mayores riesgos y los convirtierte en blanco de actores armados asociados a actores políticos y económicos de la región.

En este sentido, Carlos Duarte, docente de la Universidad Javeriana – sede Cali, realizó un conjunto de recomendaciones para detener la guerra. Mencionó entre ellas la importancia de hacer un reordenamiento territorial equitativo para todas las poblaciones, así como generar una dinámica de desarrollo rural.

¿Por qué continúa la guerra en el Cauca?

Adicionalmente, Duarte planteó en el tema de las economías ilegales la necesidad de no perseguir los eslabones visibles, sino sus lazos invisibles y sus estructuras de poder. Exigiendo resultados de la inteligencia militar para poner al descubierto la participación de algunos miembros de las Fuerzas Armadas en las economías ilícitas. Al igual que resultados en la investigación sobre el asesinato de líderes y lideresas sociales.

Entre los otros muchos temas se planteó entonces el rol de las instituciones y la presencia integral del Estado en el departamento y no solo de la fuerza pública, el ascenso de la violencia en las épocas electorales y los programas de protección de los líderes sociales y comunidades étnicas sin éxito.

De destacar:

El próximo año se entregará un informe explicativo de la experiencia humana e histórica del conflicto desde 1958 y recomendaciones para que la sociedad colombiana pueda construir un futuro en convivencia y sin guerras.

……..

Otras noticias de la Comisión de la Verdad aquí.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?