ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 1 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Por qué Cauca vota por Petro

El lunes 23 mayo, 2022 a las 3:44 pm
Por qué Cauca vota por Petro
Imagen: Archivo – Referencia.

Por qué Cauca vota por Petro.

Por: Donaldo Mendoza.

La discusión política se impone por estos días en las reuniones de café. Ayer nos encontramos tres para celebrar la vida: uno del trío acababa de superar una dura prueba de salud, con radio y quimio incluidas. Y como el obstinado bicho que trepa por el palo de la escoba que lo barre, saltó la política. De los tres, uno argumentaba como filósofo escéptico, al otro el aguijón de la duda no le permitía definirse, y el suscrito: un petrista/francista convencido.

Me correspondió entonces defender mi convicción y contestar y sustentar el motivo, ante esta pregunta: «¿Por qué el Cauca vota mayoritariamente por Petro?» Procuré delimitar la respuesta a un solo tópico temático, a fin de poder soportar el asedio de mis cofrades.

En efecto, Cauca es geográficamente uno de los departamentos más privilegiados de Colombia: desde las altas montañas, los valles y el mar. Todos los pisos térmicos y todas las condiciones para ser una tierra productiva, un polo de desarrollo, un surtidor de alimentos y agroindustria del país. Y hoy no lo es. El factor de violencia y todo el territorio en riesgo lo impiden. Impensable que a ese ambiente lleguen nuevos inversionistas, y los que se atreven (Lácteos, Carvajal…) aguantan hasta incierto tiempo y se van.

Se van los osados inversionistas, y quedan las comunidades afros, indígenas y campesinas en las manos del mejor postor de la economía ilegal, y los que se resisten se exponen a que los maten. A ellos se suman los jóvenes, en Popayán la mayoría, que hacen parte de la franja de población del país en donde el desempleo y la desesperanza cunden, y expuestos también a ofertas laborales de dudosa procedencia. Ese es el Cauca y Popayán que se ve y se percibe.

En este momento, hay tres candidatos con opción de ganar, porque en política y con maquinarias dispuestas a comprar votos nada está escrito. Ellos son: Petro, Fico y Hernández. De los tres, las comunidades dichas saben que Gustavo Petro es el que tiene las mejores condiciones para llegar a un acuerdo de paz inteligente y serio con los grupos ilegales; porque conoce los orígenes del conflicto y lo ha padecido desde su militancia en la izquierda. Fico sería la incontestable continuidad de Duque/Uribe, y el empresario Rodolfo Hernández, sin representantes ni senadores en el Congreso, quedaría al arbitrio de los partidos que han sostenido contra todos los asedios el gobierno de Iván Duque.

En resumen, esa fue mi argumentación. Como coletilla, agregué que hay en Popayán una respetable minoría que defiende el país con sus actuales características políticas, en el credo de que somos la democracia más antigua de Latinoamérica, con unos valores que hay que defender de cualquier contingencia. Se sienten cómodos con sus bienes y valores, y relativamente seguros. Algo de inconsecuencia hay en esa actitud, pero es igualmente respetable.

Mis cofrades hicieron el inventario de los defectos que tiene Gustavo Petro: populista, su ego, mentiroso, hostil a trabajar en equipo, divide, falencias en su capacidad para administrar. Pero, ante esa perturbadora genética, está un dicho sabio que también aprendí en Popayán: los otros no es que sean “peritas en dulce”. Ya es un milagro que a ese ser defectuoso que es Petro no se le endilgue la corrupción (tan inherente al ADN del ejercicio político), excepto la entrampada bolsa, en donde no le abudineó un solo peso a la Patria. En este punto mis cofrades me otorgaron un reflexivo silencio.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?