ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 26 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Por el derecho a una vida sin cáncer

El lunes 15 septiembre, 2014 a las 1:42 pm

Cáncer

ASMET SALUD EPS dentro de sus actividades de prevención y promoción de la salud, continúa dirigiendo sus esfuerzos en la mejora constante de la calidad de vida de sus afiliados, es por esto que por medio de su programa “Por el derecho a una vida sin cáncer”, trabaja de manera permanente en la atención oportuna de los pacientes que padecen esta patología.

A la fecha ASMET SALUD EPS ha diagnosticado 143 pacientes con linfoma, de los cuales 62 personas pertenecen al sexo femenino equivalentes al 43% y 81 personas al sexo masculino con una equivalencia del 57%.

Asmet Salud EPS

El tejido linfático o linfoide hace parte del sistema de defensas y constituye una red de transporte del cuerpo después del sistema circulatorio. Está conformado por vasos linfáticos, ganglios, órganos linfáticos o linfoides (el bazo y el timo), tejidos linfáticos (amígdala, placas de Peyer y médula ósea) y la linfa. Sus principales funciones son: ayudar a combatir infecciones y transportar el líquido corporal que contiene productos de desecho del organismo.

El linfoma es un cáncer que se origina en el sistema linfoide, cuando los linfocitos se hacen malignos y se multiplican de forma desordenada, generalmente a nivel de los ganglios linfáticos. Estos últimos se encuentran repartidos en el cuello, las axilas, el pecho, el abdomen y la ingle.

Existen dos tipos principales de linfomas: Hodgkin (LH) y No Hodgkin (LNH), que agrupan a su vez diversos subtipos de la enfermedad. Las principales diferencias entre ellos radican en las características de las células malignas, localización, diseminación, afectación de zonas del cuerpo específicas, edad de presentación, pronóstico, entre otros. Por ejemplo, el LNH es más común, afecta frecuentemente ganglios y órganos linfáticos, es de peor pronóstico y muchos casos se convierten en leucemia, en comparación con el LH.

Los síntomas del linfoma son inespecíficos, tales como fiebre inexplicable por más de tres días, sudores nocturnos aparecidos como nuevos, pérdida de peso (más del 10% en los últimos 6 meses), picazón en el cuerpo, dolor abdominal (inflamación del bazo) y fatiga; sin embargo, el síntoma más importante es la presencia de ganglios inflamados, indoloros, que no mejoran con el paso del tiempo y que pueden aparecer en partes poco comunes, como en la región arriba de la clavícula o en las axilas.

Si bien los factores de riesgo son poco conocidos, es importante el diagnóstico temprano, ya que posibilita la curación y mejora la calidad de vida. Entre los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar el linfoma se encuentran: factores hereditarios, estados de inmunosupresión como la presencia de VIH o haber recibido un trasplante, infección por el virus de Epstein Barr exposición a sustancias químicas de uso ocupacional y/o industrial como plomo, plaguicidas, solventes, etc.

Además del diagnóstico temprano, el tratamiento oportuno y el establecimiento de fuertes redes de apoyo familiar y social juegan un papel fundamental en la fase de tratamiento.

Asmet Salud, ha identificado la población afectada, a la cual se le garantizan los servicios de tratamiento, atención por especialidad requerida y/o profesionales de apoyo y con altos niveles de calidad.

Asmet Salud

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?