Viernes, 22 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

Popayán la ciudad más costosa del país

El lunes 11 octubre, 2021 a las 2:02 pm
Imagen cortesía de: chipviajero.com

Popayán la ciudad más costosa del país

Alvaro J Urbano R

La capital caucana es la ciudad con la mayor alza en la canasta familiar, en lo que va corrido del año 2021, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) aumentó un 6.62%. Con ello, el impacto ha sido directamente en la canasta familiar, que se ha encarecido por encima de la media nacional, lo que está afectando el ingreso disponible y la capacidad de consumo, especialmente en hogares vulnerables, es decir, aquellos que superan la pobreza, pero aún no llegan a la clase media.

Imagen cortesía de: www.elpais.com.co

El reporte elevado del alza en el IPC dificulta la capacidad de compra y hace imposible ejecutar políticas públicas de la lucha contra la pobreza, en una ciudad con alto índice de desempleo, cierre de negocios, invasión de predios y graves problemas de seguridad ciudadana.

La Cámara de Comercio, estima que en el Cauca se perdieron unos 20 mil millones de pesos diarios por cuenta del paro nacional y se suman las afectaciones compartidas con el departamento del Valle del Cauca, las pérdidas superaron los 23 billones de pesos.

El Incremento de la canasta familiar, perjudicados a los consumidores de ingresos más bajos, pues se estima una caída del 65% de los ingresos de los sectores más pobres de la sociedad, por el alto índice de desempleo, el cierre de negocios y empresas por las incalculables pérdidas, impactando en las alzas en bienes y servicios que hacen inmanejable el costo de vida.

Se disparó el precio de los huevos, la carne, los combustibles, el transporte público, del servicio de energía eléctrica, se incrementaron los impuestos municipales, el precio de un servicio esencial como el gas, cuya red de distribución está controlada por un monopolio que somete al usuario a las suspensión reiterada y prolongada del servicio y asumir los costos del mantenimiento y la reparación del ducto. Esto sin considerar el abuso en el valor del gas distribuido en los camiones repartidores, una pipeta de 40 libras antes de la pandemia estaba a 57.000 y ahora está a 85.000 está bien que le suban 2000, 3000 pero 23.000 en menos de 2 años es desproporcionado e injusto. En el paro nacional se tuvo que pagar por un galón de gasolina, $50.000; por un kilo de carne, $25.000; un huevo, $500, y un simple plátano, $2.000. El asunto no tiene que ver con una explicación distinta al olvido estatal de la región en donde las protestas son tan tradicionales como las procesiones de semana santa y en donde la delincuencia y la subversión ha hecho del Cauca, su territorio soberano.

Una ciudad desarticulada de más de 350.000 habitantes, inflada por un crecimiento desordenado derivado de la falta de ordenamiento territorial y disparada en su desarrollo urbano por la bonanza cocalera que la impacta al igual que a municipios como El Tambo, Argelia, Balboa y la costa sobre el mar Pacífico, con el cual no tenemos conexión carreteable, en un departamento de más de un millón de habitantes, distribuidos en 42 municipios, articulados por la carretera Panamericana que convierte al departamento en un tapón de protesta social al ser el único corredor vial de paso al Ecuador. Nuestro aporte al PIB nacional ronda 2% concentrado en los pueblos del norte que son más caleños que caucanos, mientras al oriente sucede lo mismo, pero con el Huila; al sur es igual, más con Nariño que con Popayán y en la costa más con Buenaventura.

El desempleo y la pobreza siempre han estado entre los más altos del país; todo un caldo de cultivo para que prosperen guerrillas, narcotraficantes, grupos delincuenciales y lo que es peor forjando alianzas para conformar conciertos para delinquir. Siendo el Cauca el segundo departamento con más carreteras terciarias que gozan del olvido del Gobierno Central.

La ciudadanía respeta y comparte la protesta pacífica, pero rechaza con contundencia los actos vandálicos que atenten contra la infraestructura urbana y golpea las actividades comerciales y empresariales; por lo que es urgente construir consensos y de parte del gobierno nacional, políticas públicas de reactivación social y económica y ante todo, afrontar la lucha contra la corrupción, el desgreños administrativo y financiero del Estado, con mayor austeridad en el gasto público.

*********************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?