Domingo, 25 de octubre de 2020. Última actualización: Hoy

Perro Pitbull mordió la cara de un niño en Puerto Tejada

El miércoles 9 septiembre, 2020 a las 8:37 pm

Perro Pitbull mordió la cara de un niño en Puerto Tejada

Redacción: Yaritza Cassiani.

Después de una intervención quirúrgica para atender las graves lesiones que le ocasionara un perro de raza peligrosa, el niño Mathias Garrido se recupera en una Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Valle del Lili, en Cali. La agresión al infante de tres años ocurrió en horas de la noche del lunes 7 de septiembre.

Samara Rengifo, tía de la víctima, explicó que Mathias se encontraba jugando con otros niños en el barrio Santa Elena de Puerto Tejada bajo la supervisión de su abuela y otros familiares, cuando el canino lo atacó: “Los niños estaban corriendo, pasaron por el andén de esa casa y la reja estaba abierta, repentinamente el perro mordió a mi sobrino”.

Al percatarse de la situación familiares y vecinos se abalanzaron en defensa del menor, pero cuando lograron abrir la boca del animal ya el infante tenía heridas muy profundas en su rostro. Inmediatamente Mathias fue llevado al Hospital Cincuentenario, en donde lo remitieron a un centro asistencial de mayor complejidad.

Hospital Cincuentenario de Puerto Tejada, Cauca.
Perro Pitbull mordió la cara de un niño en Puerto Tejada. Foto – archivo: Hospital Cincuentenario.

Los familiares del afectado interpusieron la denuncia ante la Fiscalía y señalaron que hasta el momento los dueños del perro se han comportado con una actitud déspota, grosera y que no han comprobado que el animal estuviera vacunado.

“Esta no es la primera vez que ocurre esto, pues el perro ya ha atacado a otros niños solo que no lo han denunciado”, agregó Rengifo.

Las autoridades procedieron acorde a la normativa legal vigente a decomisar el perro, pero hasta el día de ayer aún no habían determinado las acciones a seguir con el mismo. Es importante señalar que La ley 746 de 2002 regula la tenencia de ejemplares caninos en las zonas urbanas y rurales del territorio nacional, con el fin de proteger la integridad de las personas, la salubridad pública y el bienestar del propio ejemplar canino.

Así mismo señala en el artículo 108-F que el propietario de un perro potencialmente peligroso asume la posición de garante de los riesgos que se puedan ocasionar por la sola tenencia de estos animales y por los perjuicios y las molestias que ocasione a las personas, a las cosas, a las vías y espacios públicos y al medio natural en general.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta