ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 12 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

PENSAMIENTO CRÍTICO PARA EL DESARROLLO

El viernes 13 julio, 2018 a las 6:00 pm
PENSAMIENTO CRÍTICO PARA EL DESARROLLO

Imagen de referencia, tomada de: https://bit.ly/2LfgEvr

LA APROXIMACIÓN A ESPACIOS DE PENSAMIENTO CRÍTICO NECESARIOS PARA EL DESARROLLO

EL APRENDIZAJE CULTURAL COMO PEDAGOGIA DE LA POLITICA

Magister / Consultor / [email protected]

“El pensador critico ideal es una persona que es habitualmente inquisitiva; bien informada, que confía en la razón, de mente abierta, flexible, justa cuando se trata de evaluar, honesta cuando confronta sus sesgos personales, prudente al emitir juicios, dispuesta a reconsiderar y si es necesario, a retractarse; clara con respecto a los problemas o las situaciones que requieren la emisión de un juicio, ordenada cuando se enfrenta a situaciones complejas, diligente en la búsqueda de información relevante, razonable en la selección de criterios, enfocada en preguntar, indagar, investigar; persistente en la búsqueda de resultados tan precisos como las circunstancias y el problema o la situación lo permitan. (Facione y otros 2.000).

La Universidad ICESI publicó hace una década el texto del docente José Hipólito González Z., sobre “EL DISCERNIMIENTO” como evolución del pensamiento crítico en la educación superior, inspirado en el resultado del llamado Proyecto DELPHI, que duró aproximadamente dos años y en el cual participó un grupo interdisciplinario de teóricos de Estados Unidos de América y de Canadá, que buscaba un consenso respecto a las destrezas intelectuales y sobre las disposiciones personales necesarias para pensar críticamente.

Según la publicación, “pensar críticamente” consiste en un proceso intelectual que, en forma decidida deliberada y autorregulada, busca llegar a un juicio razonable. Este se caracteriza porque:

  1. Es el producto de un esfuerzo de interpretación, análisis, evaluación e inferencia de las evidencias.
  2. Puede ser explicado o justificado por consideraciones evidenciables, conceptuales, contextuales y de criterios en las que se fundamenta.

Por consenso las DESTREZAS intelectuales necesarias fueron: interpretación, análisis, evaluación, inferencia, explicación, y autorregulación; a su vez, identificaron SUBDESTREZAS: categorización, examinar ideas, valor enunciados, examinar las evidencias, enunciar resultados, autoexaminarse o autocorregirse. Además, se resalta la importancia de tener disposición general para pensar críticamente.

En aras de ampliar el marco teórico, a fin de sugerirlo para el Departamento del Cauca, se incluye la conceptualización de Kurland (1995): “En sentido amplio, pensar críticamente está relacionado con la razón, la honestidad intelectual y la mente amplia en oposición a lo emocional, la pereza intelectual y la mente estrecha. En consecuencia, pensar críticamente involucra seguir el hilo de las evidencias hasta donde ellas nos lleven, tener en cuenta todas las posibilidades, confiar en la razón más que en la emoción, ser precisos, considerar toda la gama de posibles puntos de vista y explicaciones, sopesar los efectos de las posibles motivaciones y prejuicios, estar más interesados en encontrar la verdad que en tener la razón, no rechazar ningún punto de vista aun cuando sea impopular, estar conscientes de nuestros prejuicios y sesgos para impedir que influyan en nuestros juicios”.

Ameritaría agregar la importancia para el pensamiento crítico, del razonamiento crítico, dando preparaciones para conclusiones y de la reflexión metodológica, como procedimientos para encontrar la verdad o el conocimiento (Finocchiaro 1.995).

Estos planteamientos que pueden parecer teóricos y extraños, han sido solo dispuestos en unos muy limitados círculos de pensamiento y de decisión en el Cauca. Hacer de estas metodologías ejercicios participativos de amplia cobertura son indispensables como formas prácticas de dirigir hacia escenarios de determinaciones acertadas las decisiones; son prácticas que tuvieron su inicio en el mundo universitario, pero que deben reflejarse en el ejercicio ciudadano como proyección social del conocimiento.

Si hay un elemento indispensable para pensar en MODELOS DE DESARROLLO, es el de tener un pensamiento crítico, que permita tener un discernimiento y buscar acertar, como es el propósito de los investigadores, a fin de evitar infligir daño por decisiones improvisadas, inversiones perdidas, resultados ineficientes.

Los procesos y procedimientos establecidos en las instituciones y los manuales o guías de elaboración de los presupuestos, los gastos, la contratación y los suministros, no son eficaces, precisamente, porque son dispositivos en los que la conformidad es mecánica, alejada de pensamiento crítico, en los asuntos del diligenciamiento y del resultado.

No es asunto de poca consideración, es un artificio cultural auspiciado por el régimen para su supervivencia, afectando el sector privado en su posibilidad de crecimiento y a lo público en el desarrollo de su función social; por ello, la defensa de lo correcto y lo ético no es cuestión de falsas morales, es precisamente la protección de los bienes imprescindibles que requieren formación de inferencias lógicas.

La deducción de las evidencias, bajo criterios y con la metodología de pensamiento crítico, puede permitir redireccionar la acción de los sectores públicos, económicos y sociales a reconsiderar una visión compartida e integradora.

El propósito de pensar críticamente es lograr comprender, evaluar puntos de vista y solucionar problemas. Puesto que estas tres áreas requieren la formulación de preguntas, podemos decir que pensar críticamente es el cuestionamiento o la indagación que realizamos cuando nos ocupamos de comprender, evaluar o solucionar (Mairona, Víctor 1.992).

******************************

Otras publicaciones de este autor: https://www.proclamadelcauca.com/tema/noticias-proclama-del-cauca/opinion/nelson-eduardo-paz-anaya/

También te puede interesar
Deja Una Respuesta