ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 25 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao

El martes 20 junio, 2023 a las 4:45 pm
Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao
Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao

Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao

Autora y fotógrafa: Marta Trejo Luzón | Corporación Ensayos para la Cultura Política

La alianza Voces que Retumban desde los Territorios busca alternativas para acercar información sobre los derechos sexuales y reproductivos a lxs jóvenes a través de murales y actividades lúdicas.

Cae un sol de justicia, son las dos de la tarde y un grupo de jóvenes se arrejunta bajo una pequeña sombra en la cancha del Deportivo Cali de Santander de Quilichao. Están tomando un descanso entre brochazo y pincelada, hoy se han reunido para acompañar al colectivo Aquelarre y pintar un mural interactivo con herramientas que resuelven todo tipo de dudas sexuales y reproductivas.

A pesar de parecer un parche de jóvenes que “rayan las paredes”, estas personas están trabajando para romper los estigmas que se tienen contra la juventud y abordar temáticas desde la calle como el sexo, la identidad de género, las dinámicas de pareja, la planificación, dudas sexuales, autocuidados y derechos reproductivos.

Esta iniciativa nace desde Aquelarre, junto a la alianza Voces que Retumban desde Los Territorios. Ellas son un grupo de mujeres diseñadoras gráficas, artistas y pedagogas que han sentido la necesidad de sacar estos temas a la luz creando espacios urbanos, colectivos, seguros y de confianza. Todas, todos y todes vamos a tener experiencias sexuales en algún momento, ya sea compartidas o con nosotros mismos. La escuela y nuestro entorno familiar o religioso no siempre nos hablan claro de género, de sexo… Se estigmatizan muchos comportamientos naturales que nos reprimen y provocan desinformación a la hora de experimentar y vivir nuestra sexualidad”, comenta una compañera de Aquelarre.

Durante el descanso, bajo la sombra que aliviaba un poco las altas temperaturas, surgió una conversación… Se empezaron a compartir anécdotas entre risas, muchos aprovecharon para hacer preguntas, otras para contar su experiencia, mientras otres escuchaban en silencio con curiosidad. “De pequeña pensaba que Dios me estaba mirando cada vez que me desnudaba para ducharme, y cuando empecé a masturbarme como cualquier adolescente, sentía una culpa que me provocaba asco hacia mí misma”, compartía una de las participantes.

La normalización de la masturbación, la idea de conocer acerca del sexo, las consecuencias y los derechos que van ligados al mismo es una tarea pendiente que algunas personas del grupo comentan. Durante la conversa se habló acerca de cómo desde la infancia nos acercamos a la sexualidad: “Mi primera escuela del sexo fue un correo electrónico de Hotmail con un link a una página porno”, “para muchas niñas y niños los primeros acercamientos sexuales han sido a través de un abuso”, “¿cuántas veces hemos jugado a papás y mamás replicando todo lo que veíamos?”.

Enfrentarnos a estas experiencias sin ningún tipo de información previa puede provocar mucha disociación y desinformación. “Pero claro, hablarle de sexo a los niños provoca raye, ¿cómo lo hacemos?”, quedó esa pregunta en el aire…

Desde los colegios y las escuelas, existen programas de información sobre derechos sexuales y reproductivos, pero la metodología empleada se está quedando lejos de reflejar la realidad: “Recuerdo que nos pusieron un vídeo sobre un aborto súper impactante”, “a nosotres nos enseñaron imágenes de ITS que me hicieron pensar que nunca tendría sexo”, “nos enseñaron a poner un condón a un plátano, pero no como ponernos un condón femenino u otras técnicas de planificación”.

La perspectiva patriarcal y heterosexual del sexo, la sexualización de las dinámicas enfocadas en los cuerpos de las mujeres y la estigmatización de la diversidad de sexo y género, todavía siguen presentes en las conversas sobre derechos sexuales y reproductivos”, comenta una chica para finalizar la conversa.

Antes de volver a la faena y terminar de pintar el mural se quedó una reflexión dentro de las cabezas de las personas presentes: “¿Conocemos realmente nuestros derechos sexuales y reproductivos?

Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao
Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao

Del papel a las calles, ¿Se educa ante la realidad?

El enfoque de género, sexo, los derechos sexuales y reproductivos empiezan a estar en la agenda social y política. Hablar con información y respeto de identidad de género y derechos sexuales y reproductivos es el objetivo de Aquelarre, que tiene muchas herramientas pedagógicas alternativas para crear estos escenarios en la calle.

En un marco general se entiende que los derechos sexuales y reproductivos están relacionados con la libertad de las personas a decidir libremente sobre su sexualidad. En Colombia concretamente se definen en estos parámetros: todas las personas tienen derecho a decidir libre y autónomamente cuándo y con quién se inicia la vida sexual, a decidir sobre la unión con otras personas y, tienen el derecho a vivir y expresar libremente su orientación sexual e identidad de género, además a la protección y prevención de infecciones de transmisión sexual o embarazos no deseados.

En el papel todo parece claro, pero desde Aquelarre comenzaron este trabajo a partir de vivir distintas experiencias que no les cuadraban con los derechos escritos en la legislación. “Después de un taller que hicimos en el colegio, donde los profesores, las madres y los padres nos contaron que estaba muy normalizado hablar de sexo y derechos sexuales y reproductivos, nos dimos cuenta de que había incongruencias cuando trabajábamos con las niñas, niños, niñes y jóvenes”, explican las compañeras de Aquelarre.

Así fue como comenzaron a estudiar y delimitaron varios temas de actuación como la orientación sexual, el sexo y la identidad de género. “No todas las personas a día de hoy conocen la diferencia entre estos conceptos”, recalcan. Ellas también se centran en hablar del placer, de las relaciones y el amor romántico. “La sexualidad es un camino que está lleno de tomas de decisiones, podemos tomar diferentes virajes respecto al cuidado, la exploración, las familias, el enamoramiento…” Así es como surgió el libro de ‘El huerto de la vida’ con el objetivo de hacer entender que se pueden elegir los caminos que se recorren y las responsabilidades que implican.

Las investigaciones realizadas por Aquelarre han desembocado en la creación de varios juegos lúdicos que sirven para conversar. “Nos hemos dado cuenta de que las institucionalizaciones de estas conversaciones no son suficientes. Existen otros materiales como vídeos, juegos, preguntas en internet que pueden detonar esta conversación en otros entornos”, explican.

El mural que hicieron en Santander de Quilichao no es una pintura cualquiera, tiene incrustado entre ladrillos tres códigos QR que se pueden escanear. En cada enlace se encuentran tres contenidos pedagógicos que hablan de sexo y derechos sexuales y reproductivos.  Se puede encontrar concretamente en la carrera 13 entre las calles 11 y 12.

A día de hoy, en los colegios de Santander de Quilichao no existen programas de salud sexual y reproductiva para las aulas. “El problema reside en que no existe un organismo especial que atienda la demanda de los jóvenes para informar de estos temas”, explica Diana Figueroa de la Fundación Libre Colibrí que trabaja con las infancias.

“De vez en cuando las entidades de salud llevan a cabo programas de salud puntuales”, continúa Diana. Así mismo, las rutas de prevención de embarazo precoz y la información acerca de responsabilidades y consecuencias que conlleva el sexo no están en currículo escolar. Tampoco hay espacios para hablar de identidades de género, respeto y orientación sexual.

Seguramente algún día las aulas lleguen a actualizarse y meter en su currículo la sexualidad y los derechos sexuales y reproductivos. Mientras tanto podemos encontrar en las calles a organizaciones sociales como Aquelarre, que están luchando por informar y hacer pedagogía para vivir una sexualidad más libre con todos los derechos garantizados.

Pedagogía, sexualidad y arte en las calles de Quilichao

Si quieren conocer más acerca del trabajo de Aquelarre pueden seguirlas en Instagram acá: @aquelarreilustracion.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?