Martes, 7 de abril de 2020. Última actualización: Hoy

“Pecoso” es el ídolo de turno

El viernes 13 febrero, 2015 a las 9:00 am
Luis Enrique Delgado

Por Luis Enrique Delgado / Periodista Acord-Valle

No voy a ingresar al grupo, casi siempre numeroso, de quienes se dejan deslumbrar por uno o dos partidos y se desbordan en elogios para el técnico de turno. Porque siempre recuerdo que Don Alex Gorayeb (Q.E.P.D.) decía que “en enero todos son campeones”.

A hoy, cuando usted lea esta nota, no tengo ni idea por dónde andará el Deportivo Cali en la tabla de posiciones.

Puedo incluso decir que no voy a hablar de fútbol, sino de Fernando Castro.

Simplemente porque de verdad sí quiero resaltar lo que ha sido para el cuadro verdiblanco, para los directivos y, particularmente para la afición, la llegada de Fernando “Pecoso” Castro a la dirección técnica de la formación principal.

Es posible que la seguidilla de fracasos con los técnicos anteriores haya motivado ese unánime clamor para que los jerarcas verdiblancos “movieran cielo y tierra” para hacerse a los servicios del conductor técnico manizaleño.

Por supuesto, a lo anterior ayudó, y de qué manera, el trabajo de Castro en sus dos equipos anteriores, Quindío y Huila. Además de haber sido campeón hace muchos años, dirigiendo al mismo Deportivo Cali, después de militar en sus filas como jugador muy recordado.

Feliz regreso

Fernando el pecoso Castro es nuevo técnico del Deportivo Cali

Pero bueno, el hecho es que “Pecoso” volvió al equipo de “sus amores”, como él mismo lo pregona y — escribo cuando se ha cumplido la tercera fecha del torneo– es el máximo ídolo de los seguidores del Deportivo Cali.

Caso bastante particular, es la verdad. Y con evidente reciprocidad, también es la verdad.

Entonces, todo parece indicar que el Deportivo Cali ha logrado un “romance” que, bien llevado, puede alcanzar la compatibilidad de caracteres de que se habla en las relaciones personales y puede conducir a la felicidad plena, de la partes.

Quedaría por comprobarse algo que muchos han considerado, no sin razón, como la causa principal para que el Deportivo Cali sea considerado el “crematorio” de técnicos en Colombia: el entendimiento, la comunión, entre técnico y jugadores que, bien sabido es, ha sido muy difícil de manejar en el cuadro verdiblanco.

Para nadie es un secreto que de la interna del Deportivo Cali desde hace muchos años se dice de “un terrible sindicato” que, comentan, es el que pone y saca técnicos de la primera escuadra y el que produce los resultados deportivos, buenos o malos.

Las cosas claras

Fernando 'Pecoso' Castro - Deportivo Cali

Esta situación, por supuesto muy enojosa y a todas luces perjudicial, parece que también la tiene muy clara y suficientemente controlada el nuevo técnico, “Pecoso” Castro.

No de otra manera, él, que conoce suficientemente al Deportivo Cali –es la cuarta vez que viene, según dice—habría aceptado llegar al candente y urticante banco del director técnico.

Así las cosas, en el fútbol de hoy, donde público, jugadores y director técnico son los que gobiernan, ponen y quitan, ganan cuando quieren y pierden también cuando les da la gana, según sus intereses y caprichos, pues este caso del Deportivo Cali da para alimentar ilusiones, para pensar en cosas positivas, aunque, eso sí, siempre y cuando se mantengan esas buenas y saludables relaciones.

Porque, también hay que decirlo, si llegaran a aparecer las incongruencias, propias de toda relación y como consecuencia de ellas la manida frase de abogados de parejas y sicólogos, “incopatibilidad de caracteres”… apagá y vámonos… con “Pecoso” y todo.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta