Domingo, 25 de agosto de 2019. Última actualización: Hoy

Patiño y la chicha

El viernes 26 abril, 2019 a las 8:19 am

Patiño y la chicha

Por estos días, cuando se ha ido abriendo paso el revisionismo histórico y se trata de quitarle el estigma a la chicha, la tradicional bebida de los indígenas precolombinos, hecha a base de maíz, he recordado al más grande de los sabios e investigadores que ha dado el Valle del Cauca, el botánico Victor Manuel Patiño quien en uno de sus libros sobre las plantas propias y las traídas por los españoles, (“Historia de la cultura material en la América Equinoccial”) defiende la chicha de la prohibición bellaca que le consiguieron hacer los alemanes fabricantes de cerveza en Colombia.

Casi de la misma manera como las ligas femeninas y los frenéticos partidarios de la prohibición total del alcohol en los Estados Unidos aprovecharon el clima anti-alemán de los días de la primera guerra mundial para hacer aprobar la Ley de la Prohibición, identificando la cerveza con los alemanes, en Colombia el lobby oculto o la habilidad inescrupulosa de los fabricantes de la espumosa consiguieron que el doctor Jorge Bejarano, ministro de Higiene, prohibiera la chicha y las chicherías. A ella se le adjudicaron injustamente y sin cifras comparativas, todos los males de la familia y hasta el bogotazo que siguió al asesinato de Gaitán.

Patiño, en su estupendo libro que reeditó el año pasado el Ministerio de Cultura con prodigioso prólogo de Jorge Orlando Melo, afirma que se pudo comprobar lo que muchos médicos españoles habían detectado, que el consumo de chicha no solo protegía de la ingestión de las aguas impotables de aquellos tiempos, sino que definitivamente prevenía a quien la tomara de que les dieran cálculos renales, que a los conquistadores y colonizadores españoles les causaban tanto malestar y, en especial, que su composición resultaba ser un nutriente valiosísimo para la dieta de los pobres de Colombia.

Escucha»PATIÑO Y LA CHICHA,columna de Gardeazábal ADN, abril 26 2019″ en Spreaker.

Para otras columnas del autor aquí

@eljodario / gardeazabal@eljodario.co

Deja Una Respuesta