Titulares de hoy:    

Traslado de archivos del IGAC de Quilichao a Popayán perjudicaría a la región     ~    

Niño de 9 años es el primer quemado con pólvora en Cali     ~    

Secretaría de Salud invita a no manipular pólvora para evitar quemados     ~    

Gobierno Departamental transforma vida de los caucanos, con apoyo de Cooperación Internacional     ~    

AGROSAVIA entregará semilla de yuca para uso industrial en Cauca     ~    

Colibrí Dorado: Un incentivo al cuidado del medio ambiente     ~    

¡Enciende la vida! Cauca avanza sin pólvora     ~    

En Colombia 36.766 personas han muerto por coronavirus     ~    

El fracaso del proyecto doble calzada Santander – Popayán     ~    

Restricciones en Quilichao por temporada decembrina     ~    

La mítica historia de “El santo Cachón”     ~    

Caucano ganó carrera Grands BMX 2020 en Estados Unidos     ~    

Aprobada construcción vía que une Panamericana con Bolivariana     ~    

Quilichao conmemoró el día de la víctimas     ~    

“Es indignante y preocupante el nuevo problema que tiene la construcción de la doble calzada Santander- Popayán”     ~    

Alcaldes del norte del Cauca continúan “trabajando en llave”     ~    

Fiesta de grado con más de 160 asistentes fue desarticulada en Cali     ~    

Prohibidas las reuniones con más de 50 personas en el Valle     ~    

Inversión educativa, vial y ambiental para el municipio de Sucre     ~    

Beneficios tecnológicos para Unicauca     ~    

Martes, 1 de diciembre de 2020. Última actualización: Hoy

Parece que el general Alzate hubiera preparado su secuestro

El lunes 17 noviembre, 2014 a las 9:04 pm

El expresidente Álvaro Uribe tenía información de primera mano.

Alfonso Luna elecciones 2014

Por Alfonso J. Luna Geller

Obviamente es detestable el secuestro y toda forma de guerra que atente contra los derechos humanos. Eso nadie lo discute. Pero el secuestro del general Alzate ayer en el Chocó, dejó en el ambiente un olor a otra estrategia política que conduzca al rompimiento del proceso de paz que se lleva a cabo con las Farc. Otra vez, el secuestro como herramienta política.

No se sabe aún nada concreto sobre las verdaderas causas y circunstancias previas a lo ocurrido; simplemente se llevaron al general y a dos de sus acompañantes porque presuntamente le dieron el ‘papayaso’ a las Farc o a quien haya ocasionado esta execrable faena. Nunca se conocerá su génesis real porque este tipo de operaciones, como los falsos positivos, las chuzadas telefónicas, o las interceptaciones ilegales al proceso de paz por parte de los reconocidos hackers, han tenido la característica común de la intrepidez, sucesos bien calculados para producir decisiones políticas, han sido acciones de inteligencia militar o paramilitar, con autores materiales reconocidos pero sin autor intelectual visible o responsable, aunque todo el mundo lo sospecha. En ellos siempre se presenta una inferencia lógica y oportuna que conecta unos hechos indicantes con otros indicados, en la que prevalece la duda porque otra de las reconocidas habilidades de aquel genio ‘democrático’ de quien todos recelan, no deja rastros que lo incriminen de manera directa, siempre inmune e impune. Pero claro, la noticia sí fue un “positivo”: produjo el sorpresivo anuncio de suspensión del viaje de los plenipotenciarios a La Habana, Cuba, para la ronda de diálogos que sigue.

La verdad es que el próximo miércoles se cumplen dos años de la instalación formal de las conversaciones de paz en La Habana. Se han firmado tres puntos de una agenda de seis y este martes los representantes de la guerrilla y del gobierno nacional iban a seguir discutiendo simultáneamente dos más. Un proceso que había subsistido a pesar del permanentemente bombardeo proporcionado desde la extrema derecha consecuente con la continuidad de la guerra; ha sido gravemente herido.

¿Por qué el brigadier general Rubén Darío Álzate, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, se desplazaba sin escolta en una lancha por el río Atrato, en Chocó? ¿Por qué se metió a una zona infestada de guerrilla apenas en compañía del cabo primero Jorge Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego, coordinadora en este departamento de proyectos especiales del Ejército?

El investigador de la Universidad Nacional, Carlos Medina, en diálogo con Caracol Radio, fue el primero en cuestionar las circunstancias en las que se produjo el secuestro destacando que Alzate es un militar muy experimentado que sabía lo que estaba ocurriendo en la zona. La siguiente es la nota publicada por Caracol Radio:

Medina afirmó que Alzate tenía conocimiento de que era una zona difícil y que las Farc adelantaban una campaña militar para conmemorar el tercer aniversario de la muerte del Alfonso Cano.

«Me parece muy difícil las circunstancias en que se produce la retención: un general de civil, experimentado, que trabajó durante años en la unidad militar que está dedicada a combatir el secuestro, que tiene toda la claridad sobre lo que es el desarrollo del conflicto, para caer de una manera tan ingenua. Prácticamente parece que hubiera preparado los hechos para que se produjera su retención y de alguna manera generar este incidente mayor”, señaló.

Medina afirmó que el gobierno debe ponderar que un incidente de este tipo no puede poner en juego un proceso de paz que le ha costado tanto al país y que el presidente Santos es consciente de las presiones que se están ejerciendo con respecto a acelerar el tiempo de las conversaciones para que haya rápidamente un acuerdo.

«Generar acciones en las que se suspenden los diálogos y se aplaza el viaje de la delegación siempre representa un impase para avanzar en términos de tiempo y además está el hecho de que no se tome en consideración de que se está negociando en medio del conflicto, porque las Farc pueden asumir una postura similar que cada vez que le maten o le capturen un comandante, suspende los diálogos y por esa ruta no vamos a ir a ninguna parte”, señaló.

Así mismo afirmó que es una anomalía que el expresidente Álvaro Uribe tuviera información de primera mano sobre el secuestro.

“Cómo es que el expresidente Uribe tiene información de primera mano y antes que la institucionalidad sobre este tipo de incidentes, hay ahí una anomalía de inteligencia y de filtración de información dirigida hacia los desestabilizadores del proceso de La Habana”, afirmó.

El analista señaló que las víctimas reclaman que las partes no se paren de la mesa de conversaciones y que hay un mandato nacional que se le entregó al presidente en las pasadas elecciones en las que la mayoría de los colombianos votó por la paz.

Pues bien, aunque aún no se conoce por qué el alto oficial secuestrado violó los protocolos de seguridad, pues se sabe que estaba no solo de civil, sino desarmado, y viajaba en un bote civil, sí se crearon serias dudas sobre los objetivos de su desplazamiento. “No conocemos las razones personales o de inteligencia por las cuales no se siguieron los protocolos de seguridad típicos, que habrían implicado el desplazamiento de una unidad para garantizar la seguridad del comandante de una Fuerza de Tarea”, señaló el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. Es más, cuando llevaban casi media hora de recorrido aguas abajo, Alzate supuestamente no atendió la alerta de seguridad que le dio el militar que manejaba la lancha rápida y por eso siguieron adelante.

En conclusión, este fue otro “papayaso”, inducido o no, que el senador Uribe no desaprovechó para sus fines políticos, pues de inmediato, también sobre el dolor familiar e institucional, aseguró que la comunidad internacional debería exigirle a las Farc el cese unilateral de actividades: “La comunidad internacional, que tanto ha apoyado los diálogos con la Farc, debería exigir a esta agrupación terrorista el cese unilateral de actividades criminales, tanto las que afectan a la población civil como a los miembros de las Fuerzas Armadas”, sostuvo el senador, sin una sola referencia a la infamia que resulta el secuestro de cualquier persona. Y aprovechándose del sufrimiento ajeno siguió diciendo que Colombia “necesita urgentemente recuperar el sendero de seguridad”, por lo que pidió una mayor determinación gubernamental que propicie además garantías judiciales y políticas para los militares. “Los miembros de las Fuerzas Armadas no deberían seguir siendo igualados con el terrorismo, resultados que den confianza a la comunidad, que en muchas partes del país, en medio de la desprotección y del temor, se ha visto obligada a someterse a las exigencias del terrorismo”, agregó Uribe, en un intento para seguir congraciado con las Fuerzas Militares.

Es más, las sospechas, el nauseabundo olor de la oportunidad y del aprovechamiento que esta acción le proporciona al Centro Democrático, se puso en evidencia cuando, en medio de la tragedia que significa el secuestro múltiple, el senador Uribe criticó fue la propuesta de ampliar el concepto de delito político, asegurando que “ampararía la impunidad del secuestro, narcotráfico y otros crímenes, (mientras que) el terrorismo responde con el secuestro de civiles, soldados y del General Alzate (…) los hechos demuestran que para el terrorismo los gestos de paz del Estado no son generosidad sino debilidad que aprovecha para avanzar en su designio criminal”.

Esta nueva acción que desestabiliza, lógicamente, el proceso de paz, produjo reacciones en todos los sectores de opinión. Miremos algunas:

Roy Barreras dijo a través de redes sociales que, teniendo en cuenta que el Gobierno está dialogando en medio del conflicto, “los errores militares que ponen en riesgo vidas y el proceso mismo requieren explicación”.

En un comunicado, la Alianza Verde condenó el secuestro del general Alzate Mora y señaló que este tipo de hechos «afectan la credibilidad y la confianza de los colombianos en el proceso de paz«.

Ricardo Alfredo Cifuentes Guzmán, exsecretario de gobierno del Cauca y actual asesor de la Gobernación del Cauca: Frente al desafortunado hecho de la retención o secuestro del general Alzate y dos personas más, y la decisión del presidente Santos de suspender la negociación de La Habana, la sociedad civil debe intervenir de manera urgente para exigir a las partes a partir de este momento y por el resto de los diálogos un cese al fuego bilateral. Es necesario que el país se movilice no solo para condenar los hechos de guerra o las acciones que pretenden sabotear el proceso sino para exigirle a las partes la concreción de los diálogos y la firma del inicio del proceso de paz.

John Jairo Cárdenas Morán, representante a la Cámara: Lamentable el anuncio del Gobierno Nacional de suspender los diálogos de La Habana. En rigor, fue igualmente grave el asesinato de los dos indígenas acaecido hace poco. Y no por ello se suspendieron las negociaciones. Este y otros hechos se corresponden a los términos pactados entre las partes: negociar en medio del conflicto. Es claro que si el ejército pudiera dar de baja a Timochenko lo haría y las FARC no podrían objetar nada. Y muchos de los que ahora lamentan la retención del general Alzate lo aplaudirían. Así las cosas, se debe es revisar si el país resiste más esté esquema. Los colombianos demandan que los progresos obtenidos en las negociaciones se traduzcan en un desescalamiento en el conflicto interno. Esa es la verdadera responsabilidad de las partes. Lo otro pone en riesgo el proceso en forma permanente.

Evaristo CabreraMi general Alzate cometió una torpeza, estar en la boca del lobo vestido de civil, uno no sabe si fue un hecho intencionado, o no, pero esto se presta para muchas conjeturas, porque es bien sabido que los enemigos de la paz están por fuera y por dentro, habría que averiguar la cercanía del general secuestrado con el expresidente Uribe.

Rodrigo Llano Isaza, veedor del Partido Liberal: La manera como el general Alzate se metió a la boca del lobo es bien sospechosa. Cuando al general Alzate lo devuelvan, hay que darle la baja de inmediato o por estúpido o porque se prestó para algo turbio.

¿No será un auto-secuestro? 17/11/14 9:57 A.M.: Ferney Meneses, periodistaLa decisión del Gobierno demuestra una vez más que en Colombia hay ciudadanos de primera y segunda clase. Indignación y rabia por la incoherencia de Santos. Minan una escuela en Pisimbalá, calladitos; queman cientos de camiones en Antioquia, todo normal; asesinan a dos indígenas en Cauca, no pasa nada; secuestran a dos soldados campesinos en la frontera con Venezuela, que esperen; pero entonces supuestamente secuestran a un general para que se calificara el hecho como de suma gravedad y suspendieran los diálogos, unos diálogos saboteados diariamente con interceptaciones y chuzadas.

16/11/14 10:15 P.M.:Aura Isabel Olano de Muñoz, periodista: ¿Pero, por qué no cumplió los respectivos protocolos de seguridad? Que no hubiera observado el protocolo de seguridad, lo reconoció el ministro de Defensa en su alocución.

Edinson Bolaños, periodistaUribe contento con el secuestro del General Alzate. Sin embargo, lo cierto es que un error militar no puede acabar con los diálogos en La Habana, por algo el presidente ha dicho que se está negociando en medio del conflicto. Las Farc asesinaron a dos Guardias Indígenas y el presidente no dijo ni mu. Las Farc secuestran a un General de las Fuerzas Militares y el Presidente suspende los diálogos. ¿Para quién es que se negocia la paz entonces? ¿Acaso los indígenas no son colombianos? ¿Acaso el General, por su condición no es actor armado y hace parte de la guerra que no ha cesado? ¿Acaso el Presidente no dijo que era mejor dialogar en medio de la guerra? ¿Acaso las Farc no secuestan desde hace 50 años? En conclución, siguimos dependiendo de las Fuerzas Militares para que el fin de conflicto sea una realidad en un país sin memoria.

Germán Pabón Gómez: Presidente Santos: La culpa no es del BG Alzate al romper protocolos. La responsabilidad dolosa es de las FARC que siguen secuestrando…

Jaime Navarro: No comparto su opinión. Un acto del servicio es actuar con responsabilidad del rango y de los protocolos… Mínimo es un acto de desobediencia a los principios de seguridad. ¿Qué les pasa al presidente y a su ministro? Abundan sus discursos de no parar la ofensiva militar en medio de las conversaciones en La Habana… Ahora, ¿la Paz de todos los colombianos depende de la imprudencia táctica de un general? Se requiere un cese al fuego bilateral mientras se concluye el dialogo y se pacta definitivamente la dejación de armas de las Farc…

William Efraín Abella Herrera, periodista: Al leer sobre el secuestro de un General, mmm me parece un montaje de ya saben quien…

Hay más cosas que ponen a pensar a cualquier parroquiano respecto a este secuestro. Según la Agencia EFE, las FARC señalaron hoy en un editorial publicado en una web que el general Rubén Darío Alzate se entregó a «un supuesto comando» guerrillero y afirmaron que existe un boicot para acabar con el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana. «La sospechosa y poco clara entrega del «chacho» de la guerra contrainsurgente imperial en Colombia, el general Rubén Darío Alzate, ha llevado al presidente (Juan Manuel) Santos a suspender las conversaciones en La Habana», dice el editorial publicado en Anncol, un medio digital manejado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). «Una vez más el anhelo de paz de los colombianos (…) se ve frustrado, dejando en claro que la estrategia del garrote y la zanahoria o de negociar en medio de las balas (…) ha fracasado, sometiendo al país a una incertidumbre deletérea», señala el texto titulado «Es el conflicto, ¡estúpido!». Alzate, «comandante de la Task Force TITÁN, con 31 años de experiencia en combate, lancero, con especializaciones en Militar Police nacional e internacional y doctor en Militar Science», no pudo haberse introducido desarmado y sin escoltas en una zona dominada por las FARC si no hubiera una intención, señalan.

El editorial habla así de un supuesto boicot al proceso de paz y acusan de estar detrás del mismo al expresidente Álvaro Uribe, quien dio la primera versión de los hechos el domingo, incluso antes que el propio Gobierno.

Las FARC hacen hincapié en esa «sospechosa» primera versión de Uribe y en el hecho de que el general se subiese «prácticamente solo» a una pequeña lancha y llegase a «un perdido caserío ribereño del río Atrato donde lo están esperando escondidos en unos ranchos de paja unos cuantos guerrilleros de las Farc para retenerlo y precipitar la ruptura de los diálogos de la Habana».

El Colombiano: Comunidad relata cómo fue el secuestro del general Alzate

Iglesia - General Alzate

Esta es la iglesia donde se habría encontrado el general Alzate y dos personas que lo acompañaban con tres supuestos guerrilleros de las Farc. FOTO JAIME PÉREZ

Javier Alexánder Macías, enviado especial del diario El Colombiano, de Medellín, ratifica las sospechas al publicar:

El Colombiano llegó esta tarde al corregimiento de Las Mercedes de Quibdó. Allí pudo hablar con varios habitantes de este caserío de 15 casas donde viven no más de 100 personas, quienes describieron cómo el general Rubén Alzate Mora, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, cayó en poder de las Farc.

El presidente del Consejo Comunitario de las Mercedes, Presentación Palomeque, aseguró que en la tarde del domingo tres personas arribaron a esa localidad en una panga, provenientes de Quibdó.

Uno de ellos era el general Alzate quien vestía ropa de civil, la otra la abogada Gloria Urrego y un suboficial del Ejército, también de civil.

“Ellos se bajaron de la panga y fueron hasta el atrio de la iglesia. Rio abajo llegó otra panga con otros tres hombres, vestidos de civil, que fueron hasta la iglesia para hablar con esas personas”, aseguró Palomeque.

El líder de Las Mercedes explicó que en el atrio de la iglesia las seis personas se reunieron, que ninguno portaba armas y que minutos después los tres presuntos milicianos de las Farc se llevaron, selva adentro, al general Alzate y a sus dos acompañantes.

Una persona, que pidió la reserva de su identidad, aseguró que en ningún momento se presentó un forcejeo, que los guerrilleros llegaron por el río y que la versión de que se escondían en alguna de las viviendas, no es cierta.

En Las Mercedes hay una numerosa presencia de soldados del Ejército, sin embargo El Colombiano no observó patrullajes de la Armada Nacional sobre el río Atrato, en el recorrido de 45 minutos entre Quibdó y esta localidad.

El presidente Santos responsabilizó a las Farc por la suerte del general Alzate y las otras personas que lo acompañaban.

Presidente Santos negociadores paz

Foto: Javier Casella – SIG / El Presidente Juan Manuel Santos se reunió este lunes en la Casa de Nariño con los miembros del equipo negociador del Gobierno, encabezados por Humberto de la Calle, para analizar la situación del proceso de paz con las Farc.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta