Martes, 19 de febrero de 2019. Última actualización: Hoy

Paradojas a montón

El jueves 22 noviembre, 2018 a las 2:42 pm

Paradojas a montón

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), la palabra o signo lingüístico PARADOJA significa “hecho o expresión aparentemente contraria a la lógica. Empleo de expresiones o frases que encierran una aparente contradicción entre sí”. Basados en estos dos significados y examinando con ojos de buen cubero las actuales realidades cotidianas de nuestro municipio, departamento y país, nos encontramos de pronto con un montón o conjunto de ellas, lo cual demuestra que día a día estamos viviendo prácticamente en el país de la ilógica y de la contradicción, y como dice la gente, estamos “orinando fuera del tiesto”, es decir, que no estamos dentro de la normalidad, como debería ser, sino que nos apartamos de ella y lo que es peor, de tanto vivir así, en ese estado anormal, nos acostumbramos mal a esa situación y peor todavía, no reaccionamos como debería suceder, para quitarlas de encima nuestro y poder vivir así más holgados y cómodos. Ya lo dijo el escritor Charles Dickens: “el hombre es un animal de costumbres”.

Dentro de este orden de ideas, mejor dicho, de paradojas, enumeremos y comentemos algunas de ellas, invitando a mis amables lectores a que busquen otras por allí y me las compartan a mi correo para surtir mi inventario futuro.

1.- Siempre se ha afirmado con bombos y timbales, que Santander de Quilichao es la segunda ciudad del Cauca y sacamos pecho, mondos y lirondos, viviendo con ese espejismo, pero como dice el refrán “le falta mucho pelo pal moño”, pues ni siquiera tenemos un digno Terminal de Transportes ni la Casa de la Cultura, para mostrar que así es.

2.- Hace tres meses fue elegido Iván Duque, con 42 años de edad, el presidente más joven de la historia de Colombia y por tal motivo se pensaba que iba a ser “la berraquera” para gobernar, como se dice por allí y resultó hasta ahora un “paquete chileno”, pues ha sido lo peor que nos ha sucedido, con solo el 27,2 % de popularidad, después de haber estado bien alto con el 53,8 %: “subió como palma y cayó como coco”.

3.- En los cuatro últimos años a los caucanos se nos endulzó la vida con el cuento de la doble calzada Santander de Quilichao – Popayán, siendo la “obra de las obras” y la redención para el departamento: un engaño mayúsculo y una tomadura de pelo, pues no hay nada todavía (lo último que se sabe es que archivaron las licencias ambientales de la calzada).

4.- A nivel nacional, el escándalo supremo de la justicia y del año, protagonizado por el actual fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, quien debería ser el más pulcro y honesto del país, el impoluto, quien debería ser modelo y ejemplo de honestidad y humildad, resultó implicado en ardides y artimañas, en su doble condición de juez y parte dentro del escándalo Odebrecht, que ya deja dos víctimas fatales, la del testigo clave señor Jorge Enrique Pizano, quien murió de un infarto fulminante debido a la presión que soportó por el mismo escándalo y la de su hijo Alejandro Pizano, quien murió al ingerir cianuro en su casa, ambas muertes con tres días de diferencia.

Si seguimos investigando más, la lista de paradojas para comentar sería demasiado larga, demostrando una vez más que este país en realidad es Macondo, el país del famoso realismo mágico, donde todo lo raro del mundo puede suceder.

Deja Una Respuesta