ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 25 de febrero de 2021. Última actualización: Hoy

El lunes 16 febrero, 2009 a las 12:43 pm
PARA QUÉ EL HOMBRE TIENE LA RAZÓN

www.eleaml.org/sud/arte/goya.html elsueñodelarazónproducemonstruos

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy
Colombiano
Leoquevedomhotmail.com

Dicen los que saben de cuentos y mitos que quien creó el mundo tomó una bola de barro, le insufló aire con un soplo mágico de su boca y así nació Adán, que quiere decir hombre. Parece que ese fue el principio de muchas elucubraciones de filósofos y psicólogos acerca de lo que hace la diferencia entre el orangután y el ser humano. Platón y Aristóteles, entre los occidentales, nos trataron de convencer de que el hombre es un compuesto de cuerpo y alma. Uno es un elemento físico y la otra un símbolo de naturaleza divina.

El alma, decían los filósofos descendientes de los “santos Padres”, era la razón, una facultad del humano que permite discernir entre lo bueno y lo malo y que eleva de la animalidad a la nobleza espiritual. La razón aparta al hombre de las acciones malsanas, invita al diálogo con sus semejantes, despoja de la ira que ciega ojos y entendimiento y despeluca al bien peinado y ofrece la mano al contrincante en lugar de devolver violencia con violencia.

¿Habrá algo de cierto en tal mito, o será que el hombre es igual al sangriento chacal, al cínico lobo o al temible Pittsburgh que “mata y come del muerto”, como Hannibal Lecter en la película de Anthony Hopkins? ¿A eso nos ha traído la nueva era de la globalización de la guerra, la tortura, la sierra y la miniuzi? ¿A eso nos ha ido conduciendo este conflicto armado entre gobierno y guerrilla, uno con la bandera de combatir el terrorismo y la otra con la bandera del secuestro y las bombas antipersonas?

¿Cuál será la diferencia del que ataca por la espalda y el que ataca por el frente, del que ataca a sangre y fuego amparado en la ley y el que ataca fuera la ley utilizando las mismas armas?, pregunta el ciudadano inerme. ¿De qué sirve tener la fuerza legal si la estrategia es igual? Tal vez la diferencia puede estar en el uso de la razón, entender que en el fondo humano reposa una pizca de luz, de instinto no sanguinario. En este tire y afloje se confunden hasta los uniformes. Nada distingue a nadie porque la violencia es ciega.

¿Qué se pretende por las Farc? Soltar a diez cada año y tomar otros 100 después y almacenar los rehenes para perpetuar su encierro en las pocas selvas que quedan? ¿Qué pretende nuestro “gobierno” al desechar un acuerdo, basado en el diálogo, y amenazar con la toma cruenta los campamentos enemigos y así prolongar la guerra y poner en peligro a los cautivos?

La estrategia de conseguir dividendos con el cuento del terrorismo se derrumbó con la caída de Bush. Consiguió adhesiones temporales y mantuvo a su alrededor a un pueblo asustado. Obama está demostrando un talante opuesto. Le está diciendo adiós a la guerra y está tendiendo la mano a sus tradicionales enemigos. Le está haciendo el honor a su partido dando valor a la democracia que consiste en defender al hombre con la palabra, la cara amable, el empleo y el abandono de la guerra.

Tal vez sí necesitemos a Estados Unidos, ahora, para cambiar de rumbo. No son consejos absurdos los que nos llegan de lejos. Los ciegos estamos adentro, que amedrentamos con armas.

15-02-09 – 10:29 a.m.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?