Domingo, 25 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

Papa: “Estoy cerca del pueblo cubano en estos momentos difíciles”

El lunes 19 julio, 2021 a las 2:40 pm
Imagen cortesía de: https://cutt.ly/pmMoIKu

Papa: “Estoy cerca del pueblo cubano en estos momentos difíciles”

“Estoy cerca del querido pueblo cubano en estos momentos difíciles, en particular de aquellas familias que más sufren. Rezo para que el Señor ayude a la nación a construir una sociedad cada vez más justa y fraterna a través de la paz, el diálogo y la solidaridad. Insto a todos los cubanos a que confíen en la protección materna de la Virgen María de la Caridad del Cobre. Ella los acompañará en este viaje”, dijo el Papa Francisco luego del rezo del Ángelus de este domingo 18 de julio.

Luego de su posoperatorio de una diverticulitis a la que fue sometido hace dos semanas, el Pontífice regresó a sus tareas habituales y una de ellas, enviar su mensaje dominical en la Plaza de San Pedro.

El comentario del Evangelio

La siguiente es la reflexión que hizo el Obispo de Roma sobre las lecturas de este domingo:

La actitud de Jesús que observamos en el Evangelio de la liturgia de hoy (Mc 6, 30-34) nos ayuda a captar dos aspectos importantes de la vida. El primero es el descanso. A los Apóstoles que regresan de las labores de la misión y que comienzan a relatar con entusiasmo todo lo que habían hecho, Jesús dirige con ternura esta invitación a los Apóstoles: “Venid solos a un lugar solitario y descansad un poco”. Una invitación al descanso.

Al hacerlo, Jesús nos da una enseñanza valiosa. Aunque se regocija al ver la felicidad de sus discípulos debido a las maravillas de su predicación, no dedica tiempo a felicitarlos ni a hacerles preguntas. Más bien, le preocupa su cansancio físico e interior. ¿Y por qué hace esto? Porque quiere concienciarnos de un peligro que siempre nos acecha también: el peligro de quedar atrapados en el frenesí de hacer las cosas, de caer en la trampa del activismo donde lo más importante son los resultados que obtenemos. y la sensación de ser protagonistas absolutos. 

Cuántas veces sucede esto en la Iglesia: estamos ocupados, corremos, pensamos que todo depende de nosotros y, al final, corremos el riesgo de descuidar a Jesús y siempre nos ponemos en el centro. Por eso invita a sus discípulos a descansar un poco con él solos. No es solo descanso físico, sino también descanso para el corazón. Porque no es suficiente «desconectarnos», necesitamos descansar de verdad. ¿Y cómo hacemos esto? Para hacerlo, debemos volver al corazón de las cosas: detenerse, permanecer en silencio, rezar para no pasar del frenesí del trabajo al frenesí de los momentos de relajación. Jesús no descuidaba las necesidades de la multitud, pero cada día, antes que nada, se retiraba en oración, en silencio, en intimidad con el Padre. 

Su tierna invitación, descanse un rato, debe acompañarnos. Cuidémonos, hermanos y hermanas, de la eficacia, detengamos el frenético correr dictado por nuestras agendas. Aprendamos a hacer una pausa, a apagar el móvil, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en diálogo con Dios.

Sin embargo, el Evangelio nos dice que Jesús y sus discípulos no pudieron descansar como habían deseado. La gente los encuentra y acude a ellos desde todos lados. En ese momento, se conmueve con compasión. Este es el segundo aspecto: la compasión, que es el estilo de Dios. El estilo de Dios es acercarse, compasión y ternura. Cuántas veces encontramos esta frase en el Evangelio, en la Biblia: “Tuvo compasión de ellos”. Conmovido, Jesús se dedica a la gente y comienza a enseñar de nuevo (cf. vv. 33-34). 

Esto parece ser una contradicción, pero en realidad no lo es. De hecho, sólo un corazón que no se deja dominar por las prisas es capaz de conmoverse; es decir, de no dejarse atrapar por sí mismo y por las cosas que hacer, y es consciente de los demás, de sus heridas, de sus necesidades. La compasión nace de la contemplación. Si aprendemos a descansar verdaderamente, seremos capaces de sentir verdadera compasión; si cultivamos una mirada contemplativa, realizaremos nuestras actividades sin esa actitud rapaz de quien quiere poseer y consumir todo; si nos mantenemos en contacto con el Señor y no anestesiamos lo más profundo de nosotros mismos, las cosas que hacer no tendrán el poder de hacernos sin aliento o devorarnos. Necesitamos – escuchen esto – necesitamos una “ecología del corazón ”, que esté hecha de descanso, contemplación y compasión. ¡Aprovechemos el horario de verano para esto! Nos ayudará bastante.

Y ahora, recemos a la Virgen, que cultivó el silencio, la oración y la contemplación y que siempre se conmueve con tierna compasión por nosotros, sus hijos.

Después del Ángelus, el Santo Padre continuó:

«Queridos hermanos y hermanas, expreso mi cercanía a las poblaciones de Alemania, Bélgica y los Países Bajos, que fueron golpeadas por las catastróficas inundaciones. Que el Señor acoja a los difuntos y consuele a sus seres queridos, que sostenga los esfuerzos de todos los que ayudan a los que han sufrido graves daños.

Lamentablemente, esta última semana han llegado noticias de episodios de violencia que han agravado la situación de tantos de nuestros hermanos y hermanas en Sudáfrica, ya afectados por dificultades económicas y de salud a causa de la pandemia. Unido a los obispos del país, dirijo un sincero llamamiento a todos los líderes involucrados para que trabajen en la construcción de la paz y colaboren con las autoridades para brindar asistencia a los necesitados. Que no se olvide el deseo que ha guiado al pueblo sudafricano, el renacimiento de la armonía entre todos sus hijos.

También estoy cerca del querido pueblo cubano en estos momentos difíciles, en particular de aquellas familias que más sufren. Rezo para que el Señor ayude a la nación a construir una sociedad cada vez más justa y fraterna a través de la paz, el diálogo y la solidaridad. Insto a todos los cubanos a que confíen en la protección materna de la Virgen María de la Caridad del Cobre. Ella los acompañará en este viaje.

Saludo a los numerosos jóvenes presentes, en particular a estos grupos: el oratorio de San Antonio de Nova Siri, de la parroquia de María Reina de Todos los Santos en Parma, de la Parroquia del Sagrado Corazón en Brescia y el oratorio de Don Bosco de San Severe.. Queridos jóvenes, ¡tengan un camino bendito por el camino del Evangelio!

Saludo a las novicias de las Hijas de María Auxiliadora, fieles de la pastoral conjunta de Camisano y Campodoro en la diócesis de Vicenza.

Quiero saludar cordialmente a los niños y niñas de [no se entendió el nombre del grupo] en Puglia que están conectados con nosotros a través de la televisión.

Espero que disfruten de su domingo. ¡Por favor, no olvides orar por mí! ¡Disfruta de tu almuerzo y llega!«

Eligen nuevos directivos en el episcopado colombiano

La CXI Asamblea Plenaria del Episcopado celebrada en la ciudad de Bogotá, del 5 al 7 de julio de 2021, estuvo marcada por un momento especial, donde los obispos cumplieron la misión de elegir las nuevas directivas y los comités que guiarán la tarea evangelizadora de la Iglesia Católica en Colombia para el trienio 2021-2024.

La asamblea plenaria es la instancia máxima de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en ella se expresa y se pone en práctica el espíritu colegial y contribuye eficazmente a mantener la unidad del episcopado.

En este contexto, la asamblea eligió de entre sus miembros al presidente, monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá; vicepresidente, monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, arzobispo de Popayán; y secretario general, monseñor Luis Manuel Alí Herrera, obispo auxiliar de Cali. Así también, los responsables de las 14 comisiones episcopales con sus presidentes y a los directores de departamentos y secciones del Secretariado Permanente de Episcopado (SPEC), órgano que cumple la función de coordinar y promover el desarrollo de las normas trazadas por la Asamblea.

Finalmente, nombró los miembros que prestarán sus servicios en los comités episcopales, consejos superiores, comité económico, comité de estatutos, comité de límites de las diócesis, comité de asuntos administrativos y del consejo superior de la Fundación Mutua Auxilio Sacerdotal Colombiano (MASC).

Los elegidos para este trienio, cada uno desde su área de competencia, tendrán la misión de proponer, promover y guiar la acción pastoral de la Iglesia, en conformidad con las decisiones de la asamblea plenaria y la comisión permanente, integrada por los 14 arzobispos con que cuenta la Iglesia en el país.

La Iglesia se pronuncia sobre la Eutanasia

Apropósito de la sentencia T-970 del 2014 y de la resolución No. 971 del 2021, expedida por el Ministerio de Salud, donde se legitima el derecho a morir con dignidad a través de la eutanasia, monseñor Francisco Antonio Ceballos Escobar, presidente de la Comisión Episcopal de Promoción y Defensa de la Vida, ha dicho que una acción u omisión con la intensión de provocar la muerte para suprimir el dolor, se constituye en un homicidio.

Afirmó que el catecismo de la Iglesia Católica así lo recuerda: “Las personas enfermas o disminuidas deben ser atendidas para que lleven una vida tan normal como sea posible. Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa es moralmente inaceptable, por tanto, una acción u omisión que, de suyo o en intención provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto divino de su creador”.

El también obispo de Riohacha recordó que para la moral cristiana la vida es sagrada y por tanto debe ser tutelada desde el momento de la concepción hasta su muerte natural. “No matarnos dice el quinto mandamiento de la ley de Dios, también el catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que aquellos cuya vida se encuentra disminuida o debilitada tienen derecho a un respeto especial”.

Los cuidados paliativos constituyen la caridad desinteresada

Al respecto de este tema, el jerarca aseguró que, aunque la muerte de una persona se considere inminente, los cuidados ordinarios debidos a una persona enferma no pueden ser legítimamente interrumpidos, por tanto “los cuidados paliativos constituyen una forma privilegiada de la caridad desinteresada”.

Así mismo, observó que antes de pensar en la eutanasia se debiera alentar en el mundo de la medicina y la jurisprudencia a los cuidados paliativos en las personas enfermas, esto agregó “sí es ayudar a morir con dignidad”.

Finalmente, dijo que la medicina paliativa se propone humanizar el proceso de la muerte y acompañar hasta el final. “Es que no hay enfermos incuidables, aunque sean incurables”.

Persiguen a jóvenes católicos en Cuba

Las denuncias de arrestos de jóvenes cubanos, pertenecientes a parroquias, iniciativas democráticas y medios de comunicación, están siendo reportadas a través de redes sociales en los últimos días tras las históricas protestas del 11 de julio en demanda de libertad para Cuba.

“La redada ahora es por la información compartida en las redes, sobre todo eso está incidiendo en los jóvenes católicos. Los casos más visibles son por eso, están tomando presos una semana después”, dijo a ACI Prensa Osvaldo Gallardo, laico católico originario de Camagüey, y que actualmente reside en Miami.

El objetivo es cortar los canales de comunicación con el extranjero y por ello el Gobierno está buscando en sus casas a los cubanos que denuncian los arrestos y las represiones desde sus redes sociales; además de continuar con las detenciones de los que participaron en las protestas.

Una de las denuncias más recientes es la detención este 16 de julio de Isabel María Amador Pardías y Karem del Pilar Refeca Remón, en Bayamo, en el sur de Cuba. Ambas primas pertenecen a la pastoral juvenil y fueron sacadas de sus casas por agentes del régimen comunista.

**********************************************************

Lee otros artículos del autor aquí:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?