ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 25 de mayo de 2020. Última actualización: Hoy

PANDEMIA Y DINEROS DE LAS REGALÍAS

El lunes 6 abril, 2020 a las 2:36 pm

PANDEMIA Y DINEROS DE LAS REGALÍAS

Lo mínimo de esperar las localidades en el país, es que de manera diligente el gobierno nacional actuase con la transferencia de dineros a los entes territoriales, departamentales y municipales, y que estos dieran cuenta en concreto, con cifras más que con discursos motivacionales, de las posibilidades y limitaciones para enfrentar la pandemia.

Los dineros de regalías los difieren entre la región (Ocad Pacifico), el Departamento (Ocad Cauca) y los Ocad municipales, en casi todos porque la excepción son las ciudades capitales, en nuestro caso, Popayán no recibe un peso de estos recursos.

Pero en esta crisis la Ciudad Blanca que tiene cerca de 308.000 habitantes entre payaneses y venideros (concentra el 33% de la población caucana), tiene hoy el 93% de los casos positivos de contagio con el virus, 11 de 12 casos, y según proyecciones del gobierno nacional llegarán 4.000 pacientes de los municipios del centro y sur de nuestro territorio. El decreto 417 de 2020 que declaró la emergencia sanitaria nacional, fue proyectado con ese escenario de infectados y afectados.

¿Y qué necesitamos como Popayán para asumir la atención? Treinta y cinco mil millones de pesos – para dotar 300 unidades de cuidados intensivos, entre el hospital universitario San José y el hospital Susana López de Valencia; diez mil millones para dotar la expansión del San José en mil doscientas camas, así como cuatro mil millones de pesos para comprar elementos de protección personal para los trabajadores de la salud.

Pero nuestra tragedia es que no tenemos los recursos económicos, tan sólo del presupuesto municipal podrá destinar unos veinte mil millones de pesos y para todos los frentes a atender.

Es aquí donde la solidaridad es un deber, la solicitud respetuosa, pero clara hacia el señor gobernador Elías Larrahondo para que de los dineros de regalías (que benefician a los caucanos), aporte, destine los cuarenta y nueve mil millones de pesos necesarios para atender la emergencia.

La compra y entrega de alimentos es otra cosa, obviamente relacionada con la anterior, si la institucionalidad departamental y local no la aseguran durante el tiempo de cuarentena, habremos perdido el esfuerzo de todos, los funcionarios planeando, ejecutando y recomendando y los ciudadanos en casa. Nadie se quedaría en casa con hambre, recuérdese que no sólo a los sectores más pobres, sin olvidar la clase media.

Como cuando la clase media tiene que decidir entre las onces de la semana de la hija universitaria, o el almuerzo dominguero en la calle, así estamos con la plata de regalías que le llega al Departamento del Cauca: o fortalecemos el sistema de salud y entregamos comida para los sectores vulnerables desde el inicio y también para la clase media al final, o se hacen pavimentos y electrificaciones.

En los entes gubernamentales está la responsabilidad política, y con relación a esta solicitud económica, en manos del gobernador Elías Larrahondo está nuestra suerte.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta