ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 24 de enero de 2022. Última actualización: Hoy

PAISAJE A BORDO DE UN BARCO INGLES

El sábado 18 febrero, 2012 a las 5:33 pm

¡Zenón Carabalar!
Aun me suenan sus palabras como azúcar diluida en el sexo del mar.

El barco majestuoso entró en la bahía,
recuerdo que su silbato atrajo un olor de estibadores ebrios al muelle del Calamar.

Esa noche las palmeras tenían un brillo especial,
la luna brillaba muy por encima del Royal Town.

Los negritos curiosos reían
y tajaban de por medio las caras
con sus blancos dientes.

Gritaba una radiola histérica desde el apartado rincón de un viejo Bar.

-Blanco: ¡e´cuchá…!

Guardé la pipa, y escuché:

el bongo del negro Chucho
se lo tragó el mar …

Las negras bailaban desnudas con sus negros desnudos muy cerca del mar.

Por arriba del Puerto las guacharacas sonaban más torpes que las maracas:

a su negra Encarnación la llevan
tres hombres
y un yatagán

-¡Blanco! ¿Quere tomaj?

La noche era cálida, fornicadora violenta,
y las palmeras tenían un brillo singular.

Alargué la mano perezoso en busca de un high-ball,
la modorra bostezaba hambrienta tras el grito salvaje de los negros que bailaban con sus negras, arriba del Puerto, desnudos, muy cerca del mar

ay, si el Cauca pudiera cantar
todavía sus bambucos
y el sur a tierra arrojar
la semilla en los surcos…

Era un boga perdido en el Puerto de Calamar.

La luna era un coagulo de leche con ron muy por encima del Royal Town,
y los negros desnudos
con sus negras desnudas cantaban bajo la luz de la luna
en las orillas del mar.

Encendí mi pipa.
Arrojé los restos del high-ball por encima de las barandas del Royal Town.

Zenón Carabalar, sobre la cubierta de un barco inglés:

-¡Cá! Esa maraca no sirve. Ej necesario un tambó´!
Paul Disnard,
una tarde de octubre a orillas del mar…

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?