ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 30 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

OTRA MIRADA SOBRE EL ATAQUE A «CHARLIE HEBDO» EN PARIS

El jueves 8 enero, 2015 a las 9:10 am
Fernando Dorado

Fernando Dorado

No se puede justificar la violencia y los asesinatos de periodistas-caricaturistas en el atentado realizado contra el semanario satírico Charlie Hebdo en París, pero el hecho debe ser contextualizado y explicado.

Los pueblos árabes y otros, del Medio Oriente y norte de África, la gran mayoría musulmanes, han sido invadidos, masacrados, explotados, divididos, manipulados, vilipendiados, humillados, discriminados y oprimidos por las potencias capitalistas occidentales encabezadas por EE.UU., Inglaterra y Francia a lo largo del último siglo, e históricamente han sido objeto del poder colonial occidental.

Los grupos musulmanes fundamentalistas (chiitas y sunitas) – a partir de 1978 – fueron creados, organizados, fortalecidos, armados y utilizados por los EE.UU. (CIA y demás agencias de inteligencia estadounidenses y europeas), primero, en contra de la Unión Soviética (guerra de Afganistán) y después, se han convertido en herramientas de desestabilización de la región árabe para justificar la invasión y la intervención militar y económica en Irak, Afganistán, Libia, Egipto, Siria y demás países por medio de las fuerzas de la OTAN.

Los grupos terroristas fundamentalistas musulmanes son fanáticos provocados y manipulados por Occidente y no representan el sentir ni el pensamiento del conjunto de los pueblos árabes y/o musulmanes.

Esos grupos – en sus diferentes versiones – son una creación de Occidente, sirven a los intereses del Imperio capitalista, han sido instrumentalizados por ellos mismos, y este tipo de atentados, así parezca paradójico, sirven a los intereses imperiales para manipular la opinión pública y engañar a sus propios pueblos.

Igual que en Colombia, la tarea es aclararle al pueblo las causas del proceso de degradación del conflicto armado y de sus actores, desenmascarar la manipulación orquestada por la oligarquía y el imperio, rechazar los métodos violentos por hacerle el juego a los intereses de los poderosos y opresores, y denunciar la doble moral de los grandes criminales que manipulan los medios de comunicación utilizando este tipo de atentados y asesinatos para ocultar los grandes y graves crímenes que a diario cometen contra los pueblos y los trabajadores del mundo entero.

Rechazamos el atentado y la muerte de periodistas pero no por ello podemos dejar de explicarnos las verdaderas causas que explican esos hechos luctuosos.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta