ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sábado, 12 de junio de 2021. Última actualización: Hoy

ORQUESTA CON PARADE Y CHIRIMÍA

El sábado 8 octubre, 2016 a las 1:47 pm
Bulevar de los días

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy / Loco-mbiano.

orquesta-filarmonica-de-cali

La Orquesta Filarmónica de Cali anoche en el Teatro Municipal

El Teatro Municipal Enrique Buenaventura de Cali estaba repleto. Había expectativa por la presentación de algunas obras de los pilares de la música sinfónica vallecaucana. Estaban en lista en el magnífico programa de mano que puso a disposición del público la Gobernación del Valle compositores de la talla del colombo-belga León J. Simar, el colombo-chileno Mario Gómez Vignes, el gran maestro Antonio María Valencia y el maestro Luis Carlos Figueroa.

El director de la Orquesta, maestro Jorge Mario Uribe, tenía invitada como solista a la pianista Patricia Pérez y sonaron los tres timbres puntuales para empezar el concierto. Los 58 integrantes comenzaron a interpretar Parade, la obra del maestro León J. Simar estrenada en 1937 en Bruselas bajo la dirección de Desiré de Fauw. Una esbelta jinete frente al elenco del circo realizaba con ellos «piruetas bufonescas, emitían gritos, risas y se daban empujones. Ella los repelía con latigazos. El esfuerzo del director circense era interrumpido por los divertidos, cínicos y paradójicos parlamentos de sus contertulios». Este fue un parecido comentario escrito por el autor. Siguieron luego los aplausos del respetable.

Vino a continuación la Metamorfosis sinfónica de un intervalo de segunda del maestro Gómez Vignes. Narra allí una historia de dos notas que se bifurcan y se juntan y juegan hasta terminar la sinfonía. Al final el maestro que estaba presente pudo oír la ovación como respuesta a esta interpretación y por su valioso aporte a la música en el Departamento.

La Orquesta se vistió de sabor caucano y colombiano con la interpretación de la obra Chirimía y bambuco. Con claridad sonaron los acentos de El Sotareño de Francisco Diago que hace homenaje al sur de Colombia. El tema de la canción insignia de esta parte olvidada del país sonó y el público sintió que en su sangre bullía su tierra y su paisaje. Asimismo se oyó el son del cansancio negro y la garganta abandonada del Pacífico cantado en la Chirimía.

Como telón de fondo y para dejar el manjar melódico más estructura de la noche, la Orquesta interpretó el Concierto para piano y orquesta del maestro Luis Carlos Figueroa en tres movimientos: Allegro, Moderato y Allegro. Fue una fantasía espectacular para oídos y ojos del público. La magistral batuta de Jorge Mario Uribe y la actuación y de la pianista Patricia Pérez sobre el teclado fue el mejor bocado de la noche.

Allí se pudieron escuchar los acordes del Himno Nacional Colombiano, se oyeron los compases de una guabina que hicieron vibrar a quienes estábamos escuchando y mirando el escenario. La pianista citaba a la orquesta con la mano levantada y dejaba el último tono para que ella siguiera. Se estableció un continuo diálogo entre piano y Orquesta con tinte festivo y casi de contrapunteo. El maestro Figueroa no lo pudo escuchar pero nosotros lo gozamos por él y le agradecimos esta joya de la música colombiana y universal.

Quedará para la memoria personal y la historia este Concierto de Gala de la Orquesta Filarmónica de Cali y de las manos prodigiosas de la pianista invitada Patricia Pérez.

Parade de J. Simar: https://youtu.be/J21Rd7gVE7s

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?