Viernes, 19 de julio de 2019. Última actualización: Hoy

Orobio el breve

El lunes 4 marzo, 2019 a las 3:51 pm

Orobio el breve

Orobio el breve

Pipino III, rey de los Francos, es conocido en la Historia como Pipino El Breve. Cuando se escucha su nombre se cree erróneamente que su legado fue corto, pero en realidad el apodo obedecía a su baja estura: 137 centímetros. Debería haber sido recordado como Pipino El Corto, pero por algún problema de adjetivos se quedó como “el breve”.

Sin embargo su nombre nos sirve de ejemplo para adentrarnos en el interesante capítulo de la historia universal sobre los gobernantes de corto ejercicio.

En esa categoría se encuentran, entre otros, el Papa Urbano VII quién fue sumo pontífice por tan solo 13 días, del 15 al 27 de septiembre de 1590; Liborio Mejía, presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada por ocho días, del 22 al 30 de junio de 1816.

En el campo regional ese liderazgo será muy complicado quitárselo a Juan Carlos Orobio, alcalde de Popayán por dos días, quizás sólo superado en Colombia por la carismática Ariadna Gutiérrez, quien en 2015 fue Miss Universo por un minuto y 58 segundos.

Lo que parece ser un chiste, es un capítulo más de la tragicomedia que vive Popayán, ciudad que tuvo cinco alcaldes en el último mes.

Primero fue Victoria Feulliet, a quién el titular dejó encargada unas horas antes de ser detenido el 29 de enero, luego el gobernador encargó a su secretario de salud Héctor Gil.

Cuando los partidos que habían avalado al privado de la libertad presentaron su terna, el mismo gobernador escogió a Juan Carlos Orobio, traído de Cali por el MAIS para esa difícil misión, a quién nombró el lunes pasado, se posesionó el martes y el jueves cesó sus funciones, cuando un juzgado penal de circuito declaró libre a César Cristian Gómez.

Este último, desde su lecho de enfermo, ejerció de nuevo por unos minutos como burgomaestre y encargó otra vez a la doctora Feulliet, con lo cual vivimos una especie de viaje a través del túnel del tiempo que nos devolvió al 29 de enero.

En las buenas tragicomedias a veces se ríe y a veces se llora y eso pasa con esta querida Popayán versión 2019, que cada vez más se parece a Macondo, donde el asombro no termina y “la realidad supera a la ficción”.

Probablemente aquí no termine todo.

Como el alcalde titular, que muy pronto retornará a su cargo, tiene decenas de procesos en la Fiscalía y en la Procuraduría, puede perfectamente durar hasta diciembre, o en unos pocos días o semanas más encontrarse de nuevo alejado de sus funciones. En ese último caso podría pasar que Juan Carlos Orobio regrese, con lo cual eliminaría su reinado de Orobio el Breve.

Lo que sí queda claro es que entre tanto sucederán tres cosas en el palacio municipal: primero, seguirá existiendo una interinidad latente ante las decisiones que puedan tomar los jueces y la Procuraduría; segundo, por influencia de lo anterior el avance de las ejecutorias del Plan de Desarrollo seguirá siendo lento; y tercero, se adelantará una campaña electoral impregnada de polarización para escoger en octubre al nuevo mandatario.

Mientras tanto, en el mundo real, en esta semana que termina se llevó a cabo un lánguido plantón contra Serviaseo; se inició el paro de la Anuc y de maestros y sus manifestantes se tomaron el parque de Caldas y el centro histórico; se bloqueó durante horas la vía panamericana en la salida al sur y luego en Dominguillo; los taxistas anunciaron que también se van a paro; Avianca comunicó que será reemplazada por la nueva línea aérea Regional Express; y a la par se rompieron las conversaciones entre el gobierno nacional y la mesa regional del paro, que se prevé se efectuará con todos los hierros en este mes de marzo.

De manera que mientras nos entreteníamos con el trámite burocrático de reemplazar al alcalde, los temas de verdad importantes siguieron deteriorándose.

Posdata: de acuerdo con el relato histórico, con Pipino El Breve se acentuó la decadencia de su dinastía – la Merovingia – como consecuencia de la pérdida de autoridad y el gobierno tras bambalinas de otros personajes, lo que siguió fue la hecatombe.

**********************************

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

Deja Una Respuesta