Martes, 24 de mayo de 2022. Última actualización: Hoy

Orientación sexual

El jueves 2 mayo, 2013 a las 3:53 pm
Jorge Eliecer Ortiz Fernandez

Jorge Eliecer Ortiz Fernández
Jorgeeliecer_ortiz@yahoo.es

Los medios de comunicación social y la comunidad en general estuvieron pendientes de los debates que ocuparon gran parte de la tarea congresional en la pasada semana de abril, como fue el proyecto mediante el cual se pretendía modificar el artículo 42 de la constitución, escalando a rango de matrimonio la unión de personas con un mismo sexo.

Como es nuestra costumbre, para abordar un tema tan complejo y que llama a la divergencia de opinión, acudimos al concepto emanado por una importante organización mundial experta en el tema de la homosexualidad, para que desde esa orilla de pensamiento científico hagamos algunos aportes que en el futuro pueden servir, si es que renace la iniciativa legislativa.

Leamos: “Existen muchas teorías acerca de los orígenes de la orientación sexual de una persona. La mayoría de los científicos en la actualidad acuerdan que la orientación sexual es más probablemente el resultado de una interacción compleja de factores biológicos, cognitivos y del entorno. En la mayoría de las personas, la orientación sexual se moldea a una edad temprana. Además, hay pruebas importantes recientes que sugieren que la biología, incluidos los factores hormonales genéticos o innatos, desempeñan un papel importante en la sexualidad de una persona. Es importante reconocer que existen probablemente muchos motivos para la orientación sexual de una persona y los motivos pueden ser diferentes para las distintas personas”, tomado de la American Psychological Association.

Digamos entonces, que en gracia de discusión, soy de los que pienso que cada ser humano es un mundo y que cada cual toma sus decisiones independiente de que estas afecten o no a su entorno, es libre de pensamiento y de acción, por lo tanto, es imperioso el respeto que nos debe generar la orientación sexual del individuo, ya sea hombre o mujer.

Ahora bien, pueden existir factores que hasta al más librepensador lo coloca en un conflicto para tomar partido en un tema que debe abordarse despojándose de prejuicios, convencidos de que la homosexualidad hace parte de nuestra sociedad, querámoslo o no.

Para contextualizar el tema, debo traer a colación un interrogante que mi pequeño hijo Manuel José le cursó a mi esposa, y que estoy seguro pasó en muchos hogares; preguntó Manolo: “¿mami, un niño o niña que vive con una pareja homosexual o lesbiana, terminaría siendo homosexual o lesbiana?”

Obviamente surge un diálogo que debe aclarar muchos interrogantes que emergen alrededor de una pequeña persona y muchas otras, que en su mundo conocieron que son fruto de la unión de un hombre y una mujer, pero que la realidad de la vida, y la amplia capacidad informativa que tienen los medios, les muestra que existen otras formas de vida en pareja, que claro, su corta edad no les permite comprender en todo su contexto.

Desde esa óptica y desde esa reflexión que nace de la inocencia de muchos niños, considero que los adultos tomen sus decisiones de acuerdo a su orientación sexual, pero que por favor, si en alguna oportunidad el Congreso retoma el tema, que precise en el derivado de una relación entre sexos iguales, que si su pretensión es adoptar un niño o niña, que la ley lo permita cuando el potencial adoptado tenga uso de razón, para que sea consultado en esa decisión, no es posible, no me imagino, en estos tiempos que hablamos de “matoneo” en las instituciones educativas, que pueda pasar, cuando en una reunión de padres de familia, lleguen cogidos de la mano dos hombres o dos mujeres “padres o madres de un alumno”, se imaginan ustedes la vida para ese niño o niña al siguiente día que acuda al colegio.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?