ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 20 de noviembre de 2018. Última actualización: Hoy

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de Policía

El martes 6 noviembre, 2018 a las 11:08 am

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de Policía

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de Policía

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de Policía

Sandra Yanneth Mora Morales, jefa de la oficina de derechos humanos de la Policía Metropolitana de Bogotá / Imagen: EL ESPECTADOR/CRISTIAN GARAVITO

Andrea, satisfecha de ser policía transgénero, en Puerto Tejada, norte del Cauca

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de Policía

Andrea Cortés Guarín

Ayer, 5 de noviembre, la Policía Nacional estuvo cumpliendo 127 años de servicio a la comunidad. En 1891 por decreto del presidente Carlos Holguín se creó la institución eliminando los servicios policiales departamentales, municipales y los “serenos”, que estaban a órdenes de alcaldes y gobernadores.

A propósito, otras fechas clásicas son el 7 de julio de 1937, cuando se creó la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, que comienza a funcionar en 1940 y el 14 de febrero de 1950 cuando fue organizada la Escuela Gonzalo Jiménez de Quesada con el propósito de formar mandos medios.

En 1960, durante el primer gobierno del Frente Nacional, la Policía fue separada de las Fuerzas Militares para quedar bajo dependencia directa del Ministerio de Guerra (hoy Ministerio de Defensa), definiéndose como: “Institución de carácter civil, con régimen y disciplina especiales”, lo cual fue ratificado con la Constitución de 1991, en la que Colombia adoptó la figura del Estado Social y Democrático de Derecho.

Hoy la institución, integrada por unos 180 mil policías, expresó a través de sus voceros autorizados la gratitud hacia todos los colombianos “por su solidaridad, confianza y respaldo hacia su Policía Nacional, los cuales han sido determinantes a la hora de enfrentar las distintas manifestaciones del crimen organizado y preservar la seguridad y la convivencia en las calles y vecindarios de Colombia… Ese apoyo seguirá siendo determinante para poner en marcha la Ruta de la Convivencia Ciudadana y consolidar nuestro proceso de Modernización y Transformación Institucional y nuestro Plan Estratégico Institucional 2018 – 2022, ‘Colombia Bicentenaria, Seguridad con Legalidad’ …. Y ratificamos nuestro compromiso de seguir trabajando por la seguridad y la tranquilidad…”

Enfoque de Género en el Servicio de Policía

El pasado mes de junio, en concordancia con el Proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), la Policía Nacional asumió institucionalmente el proyecto ‘Enfoque de Género en el Servicio de Policía’, para la prevención y atención frente a la violencia basada en género, en cuanto a todo tipo de violencia física, psicológica o sexual ejercida contra cualquier persona o grupo de personas, un avance importante en la garantía de la sana convivencia.

Pero el enfoque de género ha tenido importantes antecedentes. En la Policía Nacional se pueden resaltar los hitos que han marcado las más profundas transformaciones y cambios dentro de la dinámica institucional, sobre todo, reconociendo el protagonismo de la mujer, que se inició en el año 1953, cuando se incorpora la primera mujer a la fuerza policial: la señorita María Eugenia Rojas Correa, hija del presidente Gustavo Rojas Pinilla, a quien se le confiere el grado de teniente segunda honoraria, con el fin de realizar actividades de carácter social, en compañía de otras 46 oficiales femeninas, que luego fueron ascendidas al grado de teniente. Por esta razón, el mismo documento, “Reconstrucción histórica del papel de la mujer policía en el conflicto armado en Colombia”, destaca que “la Policía Nacional fue pionera en Colombia, al recibir por primera vez a la mujer, en una Fuerza Armada”.

Este documento oficial es una de las primeras evidencias conocidas frente a la política institucional relacionada con la participación de la mujer en la Policía Nacional y da buena cuenta de las exigencias y la rigurosidad con la que se seleccionaba e incorporaba el personal femenino a la institución. Pero también aclara que “generó rechazo en algunos sectores de la sociedad, quienes mantenían la firme convicción de que la labor policial solo debía ser ejercida por hombres, siendo esta postura no exclusiva para las Fuerzas Armadas sino para la sociedad en general”.

En 1977 la Escuela de Cadetes de Policía General Santander incorporó a 21 profesionales, para seguir el curso de oficiales de los servicios, entre ellos 12 mujeres. En 1978, siguiendo esta misma estrategia, se incorporaron a la Escuela de Suboficiales Gonzalo Jiménez de Quesada 150 mujeres para formarse como agentes.

En los años ochenta ingresa el primer grupo de catorce mujeres a la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, quienes se formarían como oficiales de vigilancia, de las cuales se graduaron siete en la promoción 049 de oficiales de policía. De este grupo es la primera mujer que llegó al escalafón de general de la República, la mayor general Luz Marina Bustos Castañeda, quien en el año 2013 asumió el cargo de subdirectora general de la Policía Nacional de Colombia.

Lo anterior corrobora que así como la Policía Nacional de Colombia ha vivido constantes transformaciones institucionales, también le ha tocado afrontar inconvenientes porque a pesar de su apertura, aún le cuesta mucho aceptar otras condiciones de género en las personas que hacen parte de la institución, apegándose a los patrones sociales que encasilla a las personas en una concepción cultural binaria de género: hombre y mujer. Excluye, discrimina otras condiciones sexuales ya reconocidas socialmente en otras instancias.

Han sido los cambios sociales, las luchas feministas, determinadas corrientes de avanzada las que han dado pie a una vivencia de la sexualidad diferente, con conceptos morales más abiertos que los que se conocían, pero que se han venido imponiendo con base en fallos de tutela, especialmente.

Primera mujer transgénero en la Policía de Colombia

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de PolicíaAndrea Cortes Guarín es una bumanguesa de 23 años, estudiante de comunicación social, que ingresó hace cuatro años a la Policía Nacional como patrullero, de sexo masculino, pero que hace un año solicitó en una notaría de Bucaramanga el cambio de nombre (Andrés por Andrea) y ante la Registraduría la actualización de su cédula de ciudadanía, de sexo femenino.

Orgullosa de ser lesbiana y teniente coronel de PolicíaEn esta nueva circunstancia, por derecho de petición a la Policía Nacional, instaurado a principios de este año 2018, pidió el cambio de su identidad de género pero la institución se negó. Se vio obligada a interponer una acción de tutela ante el Juzgado Primero Civil del Circuito de Popayán, que amparó su derecho a la identidad de género. La institución policial apeló la sentencia pero el Tribunal Superior Civil de la misma jurisdicción protegió el derecho de la tutelante, y ratificó la decisión.

El grupo familiar de Andrea, la policía transgénero que presta sus servicios en Puerto Tejada, norte del Cauca, está constituido por su abuela, madre y dos hermanas, que la apoyan sin condiciones.

Este es un caso similar al de la teniente coronel Sandra Mora, jefa de la oficina de derechos humanos de la Policía Metropolitana de Bogotá, mujer lesbiana, que hace algunos años, siendo teniente afrontó su condición sexual en una institución de difícil tolerancia con la diversidad. La sacaron de la Policía y estuvo retirada durante 11 años por su orientación sexual.

“Cuando me gradué como oficial, y atendiendo a las sentencias de la corte constitucional que ya estaban en ese momento, salió una sentencia muy importante en la que dice que en las Fuerzas Militares y en la Policía se permite la homosexualidad sin trasgredir la institucionalidad. No obstante, en 1.999 encontré una barrera cuando un coronel me presenta ante una junta y no dice directamente que por homosexual, dice que la oficial, es decir yo, se ha observado con nexos paramilitares y narcotraficantes. En ese momento me sentí triplemente violentada porque esa persona se llevó por delante a toda mi familia. Fui destituida y en ese momento inició todo un proceso, la demanda para mi reintegro duró 11 años y 9 meses. Fui retirada en el 2000, me reintegraron el 1 de septiembre de 2011 y por los tiempos de trayectoria institucional, gracias a Dios y a la magistrada que analizó mi caso, se ordenó en la sentencia que en el momento de ser reintegrada fuera llamada a hacer los cursos a los que tenía derecho y que había perdido en el tiempo de destitución. Hoy después de toda esta lucha digo abiertamente que estoy orgullosa de ser lesbiana, de ser policía, de ser teniente coronel y ser la primera en Colombia en romper en una institución los prejuicios. [1]

Mora recuerda a la perfección el 10 de octubre de 1999, fecha en que el coronel Mario Gutiérrez Jiménez la citó a las 3.00 p.m. en su oficina, le dijo que sabía de su relación con una piloto comercial y que tenía que dejarla; de lo contrario, la acusaría de nexos con el paramilitarismo y el narcotráfico. Sandra, molesta, le contestó que él no tenía cómo comprobar sus acusaciones. No obstante, ocho meses después la teniente Mora tuvo que abandonar las filas de la Policía.

La Corte Constitucional ha hecho avances dirigidos a desarrollar un enfoque diferencial frente al alcance de los derechos fundamentales a la dignidad, autonomía, libre desarrollo de la personalidad e igualdad. El Tribunal ha pasado de tener una visión restringida e indivisible de la identidad de género y la orientación sexual como conceptos objetivos asociados a la naturaleza física de las personas, a verlos como dos categorías constitucionales separadas que deben ser protegidas.

El gran desafío es lograr que Colombia apruebe una ley de identidad de género que permita que el género que cada persona elija sea reconocido jurídicamente.

En otros países

Imagen: http://www.eluniversal.com.co

Policía argentina tiene primera “jefa trans” de América Latina

Durante 20 años, Analía Pasantino se desempeñó como hombre en la policía federal de Argentina, pero cuando se reveló como mujer transexual, fue obligada a renunciar.

Sin embargo, ahora sonríe y se enorgullece de portar nuevamente una placa de policía. Y el letrero en la puerta de su oficina dice: “Jefe”.

“Esto es un hito”, dijo Pasantino, de 49 años: “Soy la primer jefe trans en todo Latinoamérica. Esto es algo que no se había dado nunca y es un paso importante para demostrarle a Latinoamérica y al mundo que somos una institución abierta”.

San Diego (EE.UU.) cuenta con su primera oficial de policía transexual

Christine García, primera policía transgénero del Departamento de Policía de San Diego, espera abrir las puertas para que más personas de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transgénero) pierdan el miedo al rechazo y se unan a las corporaciones policiales.

“Quiero ayudar a otros que tienen el sueño de convertirse en policía, pero son transgénero y piensan que no pueden hacerlo (…) quiero ser ese ícono al que puedan mirar y sentirse cómodos”, afirmó en entrevista la agente, de 32 años.

Otros casos de transgenerismo de actualidad

Ángela PonceLa sevillana Ángela Ponce es la ganadora del Miss Universo España 2018, convirtiéndose así en la primera transexual en lograr la corona de belleza de un país. La modelo, natural de Pilas, España, nació hace 26 años y fue Miss Cádiz en 2015. Ahora ha dado un paso más y se ha convertido en la sucesora de Sofía del Prado, anterior Miss Universe Spain. Ángela se sometió a un cambio completo de sexo en 2014, y en el 2015 fue Miss Cádiz.

Miss MongoliaBelguun Batsukh fue elegida el pasado sábado 6 de octubre como Miss Mongolia. Es la segunda candidata transexual que va por la corona de Miss Universo. La joven de 25 años, es la primera representante que el país asiático envía a Miss Universo. La noche de elección y coronación será el próximo domingo 16 de diciembre.

Volviendo a Colombia

Tatiana Piñeros

Tatiana Piñeros, también es transgénero, contadora especializada en Recursos Humanos y con una maestría en Gestión de Organizaciones, tras 20 años de experiencia en el sector público, que incluye cargos en la Contraloría General de La Nación, la Secretaría General de Bogotá y la dirección del Instituto de Turismo de la capital, ahora quiere llegar al Congreso de la República.

****************************

En Colombia el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal desde el 28 de abril de 2016, por sentencia de la Corte Constitucional. Adicionalmente las parejas del mismo sexo también pueden acceder a uniones maritales de hecho tras convivir dos años.

[1] http://www.sdmujer.gov.co/inicio/1398-celebramos-lo-que-eres-mujer-policia-lesbiana

También te puede interesar