Jueves, 14 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

Orden público se altera de nuevo en el Cauca

El jueves 1 agosto, 2019 a las 11:43 am

Continúan amenazas a políticos y líderes del Cauca

En la última semana se alteró el orden público en el departamento como consecuencia de nuevas amenazas a dirigentes sociales y políticos, enfrentamientos de la Fuerza Pública con disidencias de las FARC y el accionar de narcotraficantes, especialmente en la zona norte de esta entidad territorial.

Amenazas

El Cauca es una de las zonas con mayores asesinatos y amenazas a líderes, según el último informe a la del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz. En el mismo informe se concluyó que hubo 982 amenazas entre marzo del  2018 y febrero del 2019. Seis meses después, continúan los ultimátum o panfletos amenazantes a campesinos, indígenas y afrodescendientes, como sucedió con la comunidad del cabildo Nasa Cxha cxha, que denunciaron las amenazas que han recibido por parte de los grupos armados ilegales. También fueron nombrados algunos personajes participantes de la minga indígena que tuvo lugar en abril del presente año. Los grupos ilegales tienen como objetivo a algunos candidatos a las próximas elecciones. En el municipio de Caldono, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia amenazaron de muerte, a través de panfletos, a un candidato al Concejo.

Del mismo modo, la organización mencionada declaró objetivo militar al aspirante al Concejo de Caloto, Gerardo Barona Avirama y a Andy Murcia Parra, coordinador de la campaña de Barona. El mensaje del panfleto indica que debe desistir de su aspiración al cargo, para seguir viviendo.

Barona comentó que es intimidado por “oponerme a la minería ilegal del río Palo y defender los derechos humanos, que son las causas de las amenazas contra mi vida y mi familia”.

Por otro lado, en el municipio de Cajibío, grupos paramilitares enviaron amenazas de muerte a quienes comercializan estupefacientes, sugiriendo a la comunidad abstenerse de salir a las calles después de las nueve de la noche. Igualmente, aseguran tener la identificación de los personajes que se dedican a esta actividad.

Es más, el 24 de julio, en el municipio de Páez, se conoció que el señor Jhon Fredy Viquez Ramos y su familia fueron declarados objetivo militar con el fin de que renuncie a su candidatura a la Alcaldía del mismo municipio, dándoles ocho días para salir de esta jurisdicción.

Comercialización de estupefacientes

En el sector de La Ladrillera, Caloto, se capturó a Humberto Caicedo Vargas, quien en un furgón lleno de colchones llevaba tonelada y media de marihuana, específicamente, 1.562 paquetes, envueltos en cinta y contramarcados con los rostros de Pablo Escobar y Osama Bin Laden. De acuerdo con las autoridades, el alijo tenía un peso de 1.500 kilos, con un costo de 1.800 millones de pesos, aproximadamente.

La marcación de la mercancía con la imagen de personajes famosos, da a entender la calidad del producto, que según el comandante de la Policía Cauca, coronel Fabio Rojas, tendría como destino Centroamérica

Enfrentamientos

El 29 de julio hubo enfrentamientos entre la Policía y las comunidades campesinas de la vereda de Guatemala, en Miranda, debido a los cortes a la electricidad que han tenido en las zonas donde se encuentran los cultivos de marihuana. La comunidad decidió bloquear la vía que comunica a los municipios de Miranda y Corinto y exigieron a Compañía Energética de Occidente, CEO, soluciones a la problemática.

Javier Torres, gerente técnico de CEO, afirmó que la línea de energía fue objeto de un ataque, lo que provocó fallas en la prestación del servicio. También comentó que la solución del mismo, se ha retrasado por “la dificultad para acceder a la zona, ha impedido que el personal técnico pueda realizar la revisión al sistema eléctrico”.

Por otra parte, se supo que en el municipio de Corinto, más de 250 familias de la zona rural, estudiantes de colegios cercanos que suspendieron las clases por precaución y la población civil de veredas como Quebraditas, El Crucero y San Pedro, se verían afectadas por enfrentamientos entre el Ejército y disidencias.

Frente a la situación, Edwin Capaz, coordinador de Derechos Humanos de la ACIN Cauca, mencionó que si vuelven a existir enfrentamientos, no habrá lugar para asistir a las familias. “Si se reanudan los combates, tendrían que desplazarse a un refugio humanitario, donde no hay capacidad para todos los afectados”.

Deja Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *