Viernes, 21 de febrero de 2020. Última actualización: Hoy

Obama un Blanco Perfecto

El miércoles 10 diciembre, 2008 a las 8:15 pm
Por Gustavo Adolfo Constaín R.
Los americanos en su idiosincrasia son conservadores a ultranza, son un pueblo que se cree escogido por dios, por encima de los judíos o los musulmanes. A los judíos nunca los han estimado, los musulmanes no existían antes del 11 de septiembre y los negros… ¿quién?. A ellos “cariñosamente” les dicen gente de color, boy o niger. Cada americano tiene su dios particular, ya que todas las sectas religiosas de corte milenarista, con un líder inmaculado, un avatar nacieron allí. Jim Jones con su Templo del Pueblo, solo es una broma. Son un pueblo de inmigrantes, pero odian a los extranjeros.
A pesar de ser una nación creada por masones, con su bandera masona y el homenaje a dios en su poderoso dólar de ser un país seglar, no lo es. Los fanáticos racistas, antisemitas, antitodo, proclaman que dios esta de su lado. La cruz cristiana adorna la bandera del famoso pero delirante Ku Klux Klan -El Klan del Círculo-. Usan la famosa cruz en llamas para atemorizar a sus victimas y reunirse. No es mentira que en la época que el KKK era el dueño del sur americano, era bien visto tomarse una foto al lado de un negro ahorcado, después de ser linchado.
Parece un panorama oscuro o es lo que vemos de Estados Unidos en el mundo. Pero la mayoría del pueblo americano es tolerante y cuerdo, esa gran democracia eligió a Obama director de su catarsis nacional. Un enviado, en el buen sentido de la palabra para salvar su país y con él, el mundo libre. A pesar de todo la Nación del Norte es nuestro referente de democracia en el mundo. Europa no es muy confiable, dos guerras mundiales no pasan en vano. Obama es un hombre listo, estudiado, confiable creemos. ¿Pero en Europa quien?, Sarkozy se la pasa viajando y no arregla nada. Putin, ser un ex KGB no habla bien de nadie. A pesar de la Comunidad, falta mucho para ser un solo pueblo. Imponen medidas a los inmigrantes que parecen sacadas de la inquisición y se quejan por el bloqueo a Cuba. Uno de sus integrantes declara la guerra contra el terrorismo y saca las tropas que apoyan a sus aliados, apenas le colocan una bomba (España). Otro de sus colegas ofrece dinero, trabajo y residencia a los llamados por ellos mismos terroristas (Francia). Seria igual que Colombia recibiera a los de la ETA o los colaboracionistas que mataron a maquis franceses.
En la Unión Americana, su democracia es tan amplia que ha permitido y permiten tener ligas como el KKK, el Partido Nazi Americano y aun los Black Panthers, que combatían a los otros dos con sus mismas armas, violencia pura. Pero estas colectividades prohibidas de vez en cuando para mantener las apariencias, son un chiste comparado con las milicias. Son 12 asociaciones en aumento, con actividad en 27 estados de la Unión. De norte a sur, de mar a mar. Son gente de todas las clases sociales que se disfrazan de soldados y juegan a serlo los fines de semana. Tienen programa de radios, periódicos y hasta pastores propios con un cristianismo deformado que raya en la demencia.
Los más famosos son los Wolverines en honor a un animal montañés que es extremadamente peligroso y fiero si se encuentra acorralado. Estas bandas paramilitares son entrenadas en técnicas de supervivencia, lucha cuerpo a cuerpo, son un ejército normal, tienen rangos, uniformes y armas que serian el sueño de nuestras propias milicias (guerrilla, paracos). Patrullan montañas, lagos, caminos, esperando una guerra inminente. El ataque del Estado en Waco Texas, a una secta la de los Davinianos es el recordatorio de su odio acérrimo al poder federal. Una congregación igual a ellos, con un líder mesiánico y un deporte favorito, coleccionar armas, pero no solo eso, dispararlas ¿a quien?, a quien no comulgue con sus ideas. Tenemos entre otros a algunos, con nombres teatrales: Milicia para la Defensa de la Constitución, Guardianes de las Libertades Americanas o Federación de la Justicia de América. Una de estas colectividades es la Michigan Militia Corps dirigida por un ministro bautista, se ufana de tener 12.000 miembros. Si hacemos un recuento rápido y calculamos que el promedio por asociación son 10.000 personas y son 27 grupos reconocidos, son 270.000 mal contados americanos que odian a su gobierno. Solo de las milicias, faltan los otros que los apoyan: los Patriotas, la Nación Aria e Identidad Cristina. Existen también sociedades secretas de contra iniciación que los apoyan veladamente y están enquistados entre otros órganos de poder, en su propio ejército. Todos racistas y antisemitas, los une a todos un odio extremo a la autoridad federal. Su mayor logro la bomba de Oklahoma, volaron el edificio del FBI.
En los capítulos de ficción de Archivos X se mostraba cómo los enemigos de la democracia estadounidense, se apoyaban en estos movimientos para destruirla por dentro. No sería tan increíble algún día ver que fanáticos musulmanes dieron dinero y armas a estas tropas, semejante a una quinta columna.
Es contra estos norteamericanos que Obama debe luchar y lo esta haciendo bien, ganó. Debe mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos y una mejor distribución de la riqueza, sólo así, las milicias solo serán un show para televidentes, no camarillas que tenga cada día nuevos leales. Un excluido, pobre, liberal, negro, inmigrante, ganó la presidencia del país más poderoso del mundo. La confirmación plausible del sueño americano. Obama tiene la sombra de Kennedy y del pastor King. Kennedy, un excluido también a su manera, un católico entre la inmensa mayoría protestante y ojo, sólo por eso lo odiaron. El inconsciente colectivo de la nación de la bandera de barras y estrellas, se hartó de la guerra de Irak, muriendo la flor y nata americana contra un enemigo invisible -de Vietnam no aprendieron nada- (ellos ahora son los negros en Irak, en un vecindario muy peligroso). Les repugnó las barbaridades y estupideces de la prisión de Abu Ghraib. Botero hizo gorditos de este nuevo tártaro.
Las guerras caballerescas ya acabaron, la primera y la segunda guerra mundial. Solo es un descalabro tras otro, para la nación del norte: Corea, Vietnam, Irak. La economía destrozada, la bolsa de valores y los bancos cayeron, el desempleo, el descontento generalizado. El caldo de cultivo para las milicias, que ven en esto la primera etapa de la dominación mundial. Hoy jóvenes descontentos de clase media blancos ya han pintado su odio en las paredes, en los carros “kill obama”.
Ojalá Barack después de ayudar a su patria, busque un nuevo orden mundial de progreso para las libertades en el mundo. Cree mecanismos de acceso a su democracia y a su riqueza, sin necesidad de que el mundo entero emigre a su nación. JKF con su Alianza para el Progreso repartía leche, de buena calidad y agradable para los latinos y no solo eso, ayudaron bastante. Los gringos que vinieron con ella, eran mariguaneros sí algunos, idealistas la mayoría, pero cambiaron el concepto con respecto al vecino del norte, eran mejor esto que los boinas verdes de los marines.
Para las milicias el hecho de tener un presidente negro, la economía quebrada, un presidente zurdo desafiándolos, léase Chávez, los rusos en la costa de Venezuela similar a la época en Cuba, los chinos cada vez más en América –siempre los chinos-, la mafia a las puertas, en México, que desafió al estado idéntico que en Colombia, solo les manda un mensaje entendible solo para ellos, empezó el Apocalipsis. Unos americanos, que portan camisetas que dicen “Patriots awake before it’s too late, I love my country, but i fear my government” (patriotas despierten, antes que sea demasiado tarde, amo a mi país, pero desconfió de mi gobierno). Que tiene una lista de enemigos variada: Las Naciones Unidas, el Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, la famosa ATF, La Comisión Trilateral y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias o FEMA. Entre sus teorías favoritas de conspiración, hay una “interesante”, creen que la Guardia Nacional Americana obedeciendo a las Naciones Unidas desarmará a los americanos patriotas, para instalar un mando mundial.
Estados Unidos a pesar de Edgar Allan Poe, de Hemingway, de Pound, tiene un mal vicio, asesinan a sus presidentes o al menos lo intentan, sobre todo a los progresistas. La providencia proteja al hijo del blues de África, para el bien de todos.

moldergc@yahoo.com

Leer más…
Deja Una Respuesta