ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 8 de diciembre de 2019. Última actualización: Hoy

Nuestro idioma

El miércoles 24 abril, 2019 a las 10:14 am

Nuestro idioma

Aunque existen expresiones de otras lenguas que no tienen equivalencia en el castellano, la riqueza de nuestro idioma es inmenso, a la vez descomplicado, literal. Ejemplos de expresiones sin traducción al español: del valenciano, trencar palletes, que literalmente significa, romper pajitas, lo que en expresión castellana no dice nada; su traducción más aproximada es discutir con alguien en una relación amistosa. Del griego una palabra muy común en el ambiente religioso: Kerigma; denota una idea, de noticia nueva, de puesta en alerta. Del catalán la expresión Déu n’hi do La traducción literal es “ahí es nada” pero se usa en muchísimos contextos, desde para sustituir al “que te cagas” hasta como exclamación o expresión de sorpresa.

Nuestro idioma tiene una variedad expresiva igualmente en cuanto al uso de los tiempos verbales que incluso cae en el abuso, de allí la dificultad para el aprendizaje por parte de hablantes de otras lenguas, especialmente del anglosajón, o la figuración literal con que cuentan nuestras expresiones frente al sentido ideario de lenguas de mayor tradición y antigüedad como el hebreo, el ruso o el chino. Es también reducido en acentos, de práctica y facilidad, frente a lenguas incluso de las mismas raíces como el portugués o el francés. En portugués, por ejemplo, existe 4 tipos de acentos: agudo (´), circunflexo (ˆ), grave ( ̀ ), til ( ̃), mientras nuestros acentos se limitan a dos: los que se marcan y los que no se marcan, que hace mucho más maleable nuestra lengua.

En cuanto al número de habla-parlantes el castellano ocupa el primer lugar con algo así como 410 millones, seguido por el inglés con 359 millones, el hindú (Hindi) con 311 millones, y el árabe con 255 millones. Para decir entonces que contamos con un patrimonio muy apreciable si de comunicación se trata. También en posibilidades parlantes, en coincidencias expresivas, aunque estas cambien en el tiempo, en el uso, en las diferencias culturales. Para aclarar que nuestro idioma no es Español, en España hablan diversidad de dialectos. Nuestra lengua es el castellano: la lengua de Cervantes, de Lope de Vega, Quevedo, Calderón de la Barca. El Quijote es el libro más leído en el mundo después de la Biblia, y en el blasón de los premios Nobel, el Castellano cuenta con 11 distinciones, se destacan 6 latinoamericanos, entre los que contamos con Gabriel García Márquez con su obra Cien años de soledad traducida a todos los idiomas, un verdadero patrimonio de la humanidad es el castellano, a quien se homenajea el 23 de abril de cada año.

Patrimonio que hay que enriquecer, cuidar, flexibilizar y hasta completar para no quedarnos sin qué decir en la lengua madre. Palabras hermosas como: ambrosía, familia, amor, hijo, esperanza, comer, mariposa, padre, madre, novia, amigo, felicidades, abrazo, risa, bienvenido, aire, mar, tierra, Dios, unión, paz, tranquilidad, ensueño, inteligencia son patrimonio de nuestro idioma con un contexto, con una esperanza, con suma generosidad.

Para leer otras columnas del autor aquí

Deja Una Respuesta