ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 17 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

“Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”: Aurelio Iragorri

El lunes 27 mayo, 2019 a las 4:36 pm
“Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”: Aurelio Iragorri

“Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”: Aurelio Iragorri

“Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”: Aurelio Iragorri
Imágenes Proclama del Cauca y http://bit.ly/2W8BT89

En Colombia, un país que ha ido evolucionando hacia el fanatismo como consecuencia del caudillismo y del colapso de partidos políticos como entidades de interés público apropiadas para impulsar principios e ideas que dignifiquen el poder público, donde se han venido imponiendo estrategias políticas extremistas que inducen a la gente a reconocerse solo como uribistas, no-uribistas o antiuribistas, sin mayores soportes ideológicos porque importan más las emociones que la razón y el intelecto, aún brillan algunos dirigentes superiores a esa elemental individualización de la política que por su experiencia, conocimientos y actitudes frente a sus semejantes, siguen siendo guías y consejeros a los que se acude en la búsqueda de la senda más apropiada.

“Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”: Aurelio Iragorri

Es el caso del ingeniero civil Jorge Aurelio Iragorri Hormaza, quien a sus 82 años es el actual representante del presidente de la República ante el Consejo Superior de la Universidad del Cauca, y como tal, la semana pasada realizó una visita a las obras de infraestructura de la Ciudadela Universitaria que se adelanta en el municipio de Santander de Quilichao, en compañía de la representante de la ministra de Educación Nacional, Ana Milena Gualdrón Díaz, la representante del sector productivo, ingeniera Yolanda Garcés Mazorra, y el rector José Luis Diago Franco, entre otros.

Proclama del Cauca aprovechó la oportunidad para dialogar con el personaje, que fue elegido para integrar el Senado de la República durante 28 años, desde 1986 hasta el 20 de julio de 2014, después de haber sido gobernador del Cauca como cuota del Partido Liberal entre 1974 y 1975, nombrado por el presidente Alfonso López Michelsen; representante a la Cámara de entre 1981 y 1982, de la cual fue su presidente, y diputado a la Asamblea del Cauca entre 1984 y 1986.

La Constitución del 91

En 1990, siendo director adjunto del Partido Liberal Colombiano, fue elegido presidente del Senado, correspondiéndole la toma del juramento como Presidente de Colombia a César Gaviria. A propósito de caucanos, cuando el senador Humberto Peláez Gutiérrez fue presidente de la corporación, también le correspondió tomar el juramento de rigor al presidente Virgilio Barco Vargas, cuatro años antes, el siete de agosto de 1986.

Ah, ya… el titular de esta crónica… Tranquilos, no hace referencia a la actual situación por la que atraviesa el país, cuando precisamente el expresidente Uribe está soñando con una Constituyente propia. “Nuestro Estado de Derecho se diluye y resquebraja”, dijo el presidente del Congreso de la República, Aurelio Iragorri Hormaza, cuando se hizo inevitable que la Asamblea Nacional Constituyente, que había sido elegida el 9 de diciembre de 1990 y que se instaló el 5 de febrero de 1991, decidiera revocar el mandato de todos los senadores y representantes a la Cámara que habían sido elegidos en marzo de 1990.

A la reacción de Iragorri Hormaza, quien además sostuvo que “se trata de un salto mortal institucional cuyo único objetivo es satisfacer ambiciones electorales de algunos constituyentes con el sacrificio del Estado de Derecho”, se sumaron los demás parlamentarios, que sólo habían ejercido un año del período para el cual habían sido elegidos, insinuando que la disolución del Congreso equivalía a un golpe de Estado.

Como se sabe, la Constitución Política de Colombia resultante fue proclamada solemnemente en el Salón Elíptico del Capitolio el jueves 4 de julio de 1991. Ese mismo día se revocó el Senado y la Cámara de Representantes; entonces, la Asamblea Constituyente eligió 36 miembros para integrar la Comisión Especial que reemplazaba al Congreso, y fue instalada por el presidente Gaviria. Mientras tanto, el presidente del disuelto Congreso, Aurelio Iragorri, adujo dificultades de «orden administrativo y logístico» para dar albergue a la Comisión en el edificio del Parlamento; y eso que la dirección de la misma, que llamaron «Congresito», quedó en manos de otro caucano: Carlos Lemos Simmonds, como integrante de una presidencia colegiada.

Atentado

Por esta razón se convocó a nuevas votaciones para elegir otro Congreso, acorde con la novedosa normatividad constitucional. Se reiniciaron las campañas políticas que culminarían el 27 de octubre de 1991 con la elección de senadores y representantes.

En estas circunstancias, el expresidente del Congreso, Iragorri Hormaza, el 30 de septiembre de ése año regresaba de un acto político con varios de los cuadros de su campaña, cuando en un sitio solitario de la vereda La Primavera, corregimiento de El Carmelo, municipio de Cajibío, un grupo de guerrilleros del Frente 30 de las Farc atacó la caravana con ráfagas de fusil y granadas lanzadas desde dos flancos, asesinando a siete personas. En la emboscada resultó ileso el ex viceministro de Justicia Temístocles Ortega, candidato a la Gobernación del Cauca por el liberalismo, pues logró evadir el ataque. Lo seguía el Toyota que manejaba el propio Iragorri, quien no se ha explicado cómo logró salir y escapar del sitio con el carro averiado. Detrás iba un carro de escoltas, que resultó semidestruido.

Entre las víctimas cayeron el exalcalde de Cajibío, Jairo Valencia; un miembro del DAS, tres agentes de la Policía, un suboficial y un joven político de la región.

La reacción del presidente César Gaviria fue suspender las conversaciones de paz que se adelantaban en Caracas con la Coordinadora Guerrillera (CG). De inmediato, Pablo Catatumbo, vocero de las FARC, dijo que era una decisión prematura y apresurada, reiterando que mantendrían su disposición a seguir negociando.

Aquel domingo 27 de octubre, Aurelio Iragorri Hormaza resultó nuevamente elegido para el período 1991-1994.

Familia

El ingeniero Iragorri Hormaza, hijo Luz Hormaza y Benjamín Iragorri Díez – quien fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia, rector de la Universidad del Cauca en tres ocasiones, sociólogo, escritor, músico y compositor, fallecido en octubre de 1990 – tiene un original ingenio para contar anécdotas y recordar historias. Por ejemplo, nos contaba a sus amigos cuando visitaba tierras nortecaucanas, aquella según la cual su origen familiar se dió en Corinto, de la misma estirpe del general José María Obando quien fuera presidente de la República durante el período 1853-1854, uno de los hombres que más influyó en la formación de la democracia en Colombia, y que entendió mucho antes que sus compatriotas, cómo debía ser una sociedad igualitaria.

Resulta que José María Ramón Obando del Campo nació el 8 de agosto de 1795 en la vereda de Güengüé, en Corinto, siendo hijo extramatrimonial de Joseph de Iragorri, un médico vizcaíno propietario de la hacienda de Quebradaseca, y de Ana María de Lemos. Entonces, los reales apellidos del general Obando deberían haber sido Iragorri Lemos, pero como eran tiempos en los cuales una madre no podía ser soltera, entonces, ése niño fue adoptado por Juan Luis Obando y Agustina del Campo, una próspera familia quiteña establecida en Popayán que no tenía hijos. Le dieron sus apellidos, lo criaron como un hijo y lo convirtieron en el heredero.

Joseph de Iragorri era casado con María Josefa Paula Borrero y Baca, de cuya unión también nacieron Pedro José, Micaela y José María Iragorri Borrero, los antepasados legítimos de Aurelio Iragorri.

El asunto, parece que fue así: Ana María de Lemos, la madre Obando, fue hija –ilegítima- de Dionisia Mosquera y de Pedro García de Lemos, quienes fueron condenados a muerte por un crimen pasional ocurrido en Popayán. Doña Dionisia huyó hacia los lados de Caloto, donde ejercía como párroco su hermano, el clérigo don Francisco Mosquera y Bonilla, quien le brindó asilo para que pudiera dar a luz a su hija Ana María. Los hermanos Dionisia y Francisco también constituyen el origen familiar del fallecido expresidente Víctor Mosquera Chaux.

Por otra parte, el exsenador Jorge Aurelio es hermano de Benjamín Iragorri Hormaza (q.e.p.d.), Elsa Iragorri de Peña, María Victoria Iragorri de Angulo, Maruja, Gilberto y Juan José Iragorri Hormaza. Contrajo matrimonio en Popayán con Diana Valencia López, hija del expresidente Guillermo León Valencia y de Susana López Navia (doña Diana falleció en Bogotá el jueves 17 de mayo de 2018). De este matrimonio nacieron sus cuatro hijos: Cristina, Patricia, Susana María y Aurelio Iragorri Valencia nacido el 1966 en Popayán.

Aurelio, junior, es abogado de la Universidad Javeriana, se hizo famoso también ocupando una gran variedad de cargos públicos y privados, nacionales y extranjeros. Fue registrador nacional encargado, secretario de la Casa de Nariño, gobernador encargado del Valle del Cauca, Magdalena y Casanare; ministro del Interior, ministro de Agricultura, hoy, director nacional del Partido de la U, organización política que fundó su padre con Juan Manuel Santos, entre otros, en el año 2005, para facilitar la reelección de Álvaro Uribe Vélez.

Gestión legislativa

En su labor como ponente y promotor de importantes leyes de la República Iragorri Hormaza demostró altas calidades humanas, estadistas y gerenciales, y una gran habilidad para jugar políticamente, talante que quedó traducido en las leyes de alivio a los damnificados del terremoto de Popayán y los municipios circunvecinos (Leyes 132 de 1983 y 118 de 1986), la Ley Páez y la Ley de Estabilidad Jurídica para el Inversionista, orientadas ambas hacia promover la creación de empresas que contribuyeron a la disminución del desempleo, entre muchas otras.

Consecuente con lo anterior, Iragorri Hormaza ha sido objeto de múltiples homenajes y condecoraciones; desde la orden Cruz de Comendador del Gran Cauca, otorgada por la Asamblea del Cauca, hasta la medalla Camilo Torres de la Universidad del Cauca; la Cruz de Belalcázar de la Alcaldía de Popayán; la Orden José Hilario López, de la Gobernación del Cauca; la medalla Gran Cruz otorgada por la Presidencia de la República del Ecuador; entre muchas otras. Hubo un periodista en Bogotá que alguna vez publicó que Aurelio Iragorri Hormaza era el hombre más condecorado de Colombia. Yo creo que tenía razón.

********************

El siguiente fue el diálogo sostenido con el ingeniero Iragorri Hormaza:

Otras publicaciones de este autor: CLICK AQUÍ

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?