Viernes, 22 de octubre de 2021. Última actualización: Hoy

“Nos negamos a ser normales si lo normal es la corrupción»

El jueves 16 septiembre, 2021 a las 1:56 pm

“Nos negamos a ser normales si lo normal es la corrupción”

Alfonso J Luna Geller
Cámara y fotografías: Erik Vargas y Karolain Parra

Como “normal, porque en este país todo es normal…” dijo, irónicamente, una ciudadana del municipio de Miranda cuando fue consultada por reporteros de Proclama del Cauca y Valle sobre cómo veía la adquisición, por casi 45 millones de pesos, de diez “sillas para jardín” que fueron instaladas en el Parque Julio Fernández Medina.

El cubrimiento realizado por los periodistas respondió a una denuncia ciudadana realizada a la Red de Medios de Comunicación Proclama del Cauca y Valle, que alertó sobre los sobrecostos “normales” que se perpetran cuando se trata de las adquisiciones que tienen que realizar algunas entidades oficiales con los dineros de todos los ciudadanos.

En este caso concreto, la Alcaldía de Miranda pagó $ 44.601.200 por las diez sillas que pretenden, sin lograrlo, según declaraciones de vecinos del parque, estar acordes con la funcionalidad y el entorno del concurrido espacio.

Nos negamos a ser normales si lo normal es la corrupción

“Esas sillas no están de acuerdo con nuestra tradición cultural ni con el entorno”, dijo uno de los comerciantes vecinos del parque, mientras que otro ciudadano al ser consultado sobre eso que parece normal, al conocer el exagerado precio de compra de esos elementos, manifestó: “Nos negamos a ser normales si lo normal es la corrupción”.

Por otra parte, un dirigente local dijo que el alcalde Samuel Londoño Ortega, en vez de esos exagerados gastos en asuntos que intentan el enlucimiento de la población, debiera convocar, por lo menos a los vecinos del entorno y el comercio local, a una campaña de participación comunitaria para lograr una dotación cívica que deje satisfechos a todos, redireccionando esos elevados costos al cubrimiento de las necesidades muy urgentes que aquejan a varios sectores de la población.

A propósito de esa propuesta, en consejo de redacción, el director de Proclama recordó cómo en el parque principal de Santander de Quilichao los pobladores disfrutaron, por más de 50 años, de unas bancas que habían sido obsequiadas por prestantes grupos familiares locales que querían enaltecer sus apellidos. Fueron magníficas poltronas de granito, de diseño ergonómico y de una estética visual y material que recreaban a propios y visitantes. Eran las épocas del “espíritu cívico ancestral”. Pero, cuando llegó la “normalidad” a la administración pública, algunas bancas desaparecieron y aún las gentes que las conocieron preguntan a qué fincas particulares irían a parar, cuando decidieron cambiarlas… Primero, por unas cuasi-desechables, de fugaz permanencia, que no se sabe cuánto costaron…

Luego, en la administración del ingeniero Luis Eduardo Grijalba Muñoz, el comandante de la Estación de Policía, mayor Jesús David Ruiz Rodríguez, lideró la construcción cívica, participativa, sin costo para la administración pública local, de 48 bancas de concreto, que son las que hoy disfrutan todos los quilichagueños.

Esa falta de creatividad y compromiso para el favorecimiento de lo público, pero contrapuesta para los negocios privados, sobre todo en mobiliario urbano, es evidencia para toda la comunidad mirandeña, que debe ser consciente y cooperar con las veedurías ciudadanas en el control del presupuesto público, y denunciar oportunamente ante las autoridades de control e investigación para que puedan actuar rápidamente en beneficio comunitario, y al mismo tiempo, que la administración pública acepte, de buena manera, los cambios administrativos que sean necesarios e indispensables para garantizar la mejor inversión social.

Algunos precios comerciales de mobiliario urbano

(En Miranda se pagaron a $ 4.461.000 cada una)

*************************

Otros editoriales de este autor:

Alfonso J Luna Geller
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?