ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 16 de agosto de 2022. Última actualización: Hoy

NO NOS CREAN TAN PENDEJOS (2)

El lunes 9 septiembre, 2013 a las 4:07 pm
Santiago Zambrano Simmonds

Por: Santiago Zambrano Simmonds
zambrano_santiago@hotmail.com

Con dos intenciones titulé rudamente el anterior artículo y del cual hoy hago la segunda entrega: Primera, para que por lo menos sepan quienes nos dirigen, que sabemos de sus propósitos y maquinaciones, y que el acostumbrado silencio de la sociedad civil, de los medios y de los entes de control, no implica que el colectivo sea tan pendejo como para no darse cuenta. Segunda, para invitar a que nunca callemos independientemente de las consecuencias, y así contribuir, quienes le apostamos a vivir en este hermoso departamento, a no continuar siendo simples espectadores de nuestro paulatino deterioro social.

Por ejemplo, sepamos y sobre todo hagamos aprehensión que a Colombia le importamos poco independientemente de quien nos gobierne. Nosotros, que les hemos servido de laboratorio de cuanto programa social se les ocurra, recibimos a cambio un trato mezquino que no corresponde al aporte hecho en la historia reciente. Cito dos ejemplos próximos:

Primero: En el Cauca, el departamento más rural de la zona andina, las disposiciones del gobierno en este sector siempre han contribuido a fracturarnos como sociedad. En lo que respecta a la tenencia de la tierra, inexplicablemente jamás ha convocado a todos los grupos de interés en una sola mesa, sus actuaciones siempre han sido favoreciendo a unos en detrimento de otros como si hubiesen ciudadanos de primera y de segunda clase. Respecto a la productividad rural, el centralismo sólo aviva el estereotipo de zona de conflicto, ejemplo de esto lo acaba de dar el presidente Santos cuando torpemente excluyó de la negociación a los líderes de Dignidad Campesina simplemente porque ellos decidieron no bloquear la carretera que va a Cali y porque no había grupos indígenas liderándolo. El corolario de esto es que para ser oído se necesitan dos cosas: Vías de hecho y la compañía de indígenas.

Dos: El ex presidente Uribe, dando una voltereta monumental, se opone a la venta de Isagen argumentando que “de realizarse la venta se estarían vulnerando los derechos colectivos al acceso de los servicios públicos” pero cuando nos gobernaba le entregó Cedelca a los privados a cambio de nada y a pesar que los caucanos decíamos lo mismo. Tampoco nos quiso prestar para comprarla, mientras que en otros lados como a Emcali, el gobierno les prestó un billón de pesos y se comprometió a reinvertir ese dinero, al momento del pago, en acueductos y alcantarillados. Y para colmo, el señor gerente de la Compañía Energética de Occidente, persona decente y competente, pero que representa una empresa que nos ha esquilmado y nos ha tratado como vulgares ladrones, tiene el descaro de decirnos que gracias a ellos es que hay servicio de energía. Eso es creerlo a uno muy pendejo.

Así las cosas, el Cauca debe sacudirse del Centralismo y de su dirigencia que hace rato nos dejó de representar y cuanto antes, enfocarse en realizar proyectos que le generen riqueza para distribuir entre sus ciudadanos y para dejar de ser un departamento alcabalero. Sólo así, lograremos liberarnos de una Colombia que nos volvió limosneros.

Coletilla: Esperanzador el nombramiento del doctor Aurelio Iragorri en el ministerio del Interior, la primera persona cercana al Cauca que ejerce esa cartera desde la constitución del 91. Ojalá su ancestro le permita ayudarnos a los que aquí vivimos generando procesos de armonía integrales.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?