ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Domingo, 21 de abril de 2024. Última actualización: Hoy

NINA, LA MERETRIZ MÁS FAMOSA Y PROMISCUA DE CALI

El miércoles 22 noviembre, 2017 a las 1:48 pm

NINA, LA MERETRIZ MÁS FAMOSA Y PROMISCUA, QUE HAYA TENIDO CALI EN TODA SU HISTORIA

NINA, LA MERETRIZ MÁS FAMOSA Y PROMISCUA DE CALI

Imagen de referencia, tomada de: http://bit.ly/2ztc4Vj

Fui egresado en el año 1972, siendo aún adolescente, del Colegio Republicano de Cali “Santa Librada” fundado por el general Santander en el siglo XIX. La disciplina y la calidad docente de sus profesores, le hicieron ameritar en aquel entonces una probada fama en la ciudad, donde los padres de familia pretendían que sus hijos fuesen egresados como bachilleres de ese colegio, a tal punto que para poder entrar había que superar unos exámenes de admisión; y los profesores se peleaban en la Secretaria de Educación para entrar al plantel como docentes.

A pesar de los controles educativos y familiares, cuando se trata de adolescentes, la aparición de la libido, en estas edades tempranas de la vida, la atención de la misma es compleja, no solo por la curiosidad sexual que depara la edad, sino por la comunicación social entre los adolescentes. Por ello decidí escribir un librito con las aventuras juveniles de nosotros en aquel entonces, libro que lo obsequié hace unos dos meses en una fiesta que hicimos los compañeros egresados en el 72, por conmemorarse cuarenta y cinco años de haber egresado del plantel. Sin embargo, para mi sorpresa, a pesar de relatar el libro aventurillas muy chistosas, casi al unísono los compañeritos de aquel entonces, ahora entrados en los 60, reclamaban y leían con mucha acuidad el capítulo de Nina.

Se trata de una frivolidad, pero para salir un tanto de temas escabrosos como nos enseña esta mal formada sociedad, les voy a sintetizar lo de la meretriz que atendió en Cupido, a las muchas de las generaciones de estudiantes de Cali entre los años 1960 y 1975 y es un cálculo bastante conservador.

Pues bien, existía en la ciudad de Cali en el barrio Obrero una famosa meretriz, se trataba de una mujer blanca, de unos 25 años, de mediana estatura, de buen aspecto físico, cuya fama se había consolidado porque se había especializado en enseñarle los vericuetos del amor a “mayores impúberes”, es decir adolecentes.

Lo curioso del asunto es que atendía a dichos menores, sobre todo a los colegios del sur y centro de Cali, donde un alcahuete lista en mano con días específicos, para cada colegio, previo hacer una larga fila de adolescentes sentados en una banca larga y dura de madera, debían esperar para calmar su libidinosa ansiedad, para obtener una “atención personalizada” por $3.oo ( tres pesos) limitados a la duración de un disco del ecuatoriano Olimpo Cárdenas que solo duraba tres minutos, tiempo suficiente para que los precoces neófitos amantes sexuales, incluso, aun antes de llegar, donde su furtiva amada, habían cumplido su cometido; mientras que los más avezados pagaban otros tres pesos para que le repitieran el disco. Este pago o estipendio lo sacaban del bus de la semana, debiendo irse en consecuencia para sus hogares a pie.

Pues bien, en la fiesta de egresados algunos pretéritos adolescentes, ahora contadores, se hicieron a la ociosidad de contabilizarle a Nina sus furtivos amantes y compáralos con los de Mesalina, la mujer del Emperador Claudio, para llegar a la conclusión que Nina tuvo más amantes, así sean juveniles, con el plus negativo y peligroso de desafiar la ley, pues se trataba de menores. Otros consideraban recordar a Nina, así como se recuerda a Mesalina, aunque esta no tuvo un final tan trágico, como lo tuvo la mujer del Emperador.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?