ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 27 de septiembre de 2022. Última actualización: Hoy

Negado derecho de petición sobre información de Buenos Aires

El sábado 8 febrero, 2020 a las 11:28 am
Negado derecho de petición sobre información de Buenos Aires
Adán Díaz Sandoval y Genier Nazarit Sandoval, presidente y vicepresidente del Concejo Municipal de Buenos Aires.

Negado derecho de petición sobre información de Buenos Aires

El viernes siete de febrero, en horas de la tarde, fue radicado en las oficinas de Proclama del Cauca un derecho de petición en el cual se solicita rectificar una información contenida en el trabajo periodístico titulado La dramática situación financiera de Buenos Aires.

La solicitud fue presentada personalmente por Adán Díaz Sandoval y Genier Nazarit Sandoval, presidente y vicepresidente del Concejo Municipal de Buenos Aires, norte del Cauca.

El documento, enviado a Alfonso Luna, director de la Red de Medios de Comunicación Proclama del Cauca, pide “se sirva rectificar su publicación en lo relacionado en que (sic) Adán Díaz Sandoval y Genier Nazarit Sandoval nunca nos opusimos a su labor, y como las sesiones son registradas mediante actas, le podemos probar que el Concejal (sic) Genier Nazarit no hablo (sic) cosa que certifican los miembros de la Corporación (…)”.

LOS HECHOS

Negado derecho de petición sobre información de Buenos Aires

Proclama del Cauca publicó: “(…) Obstáculos al trabajo periodístico: Es triste que Buenos Aires esté viviendo la situación antes descrita, dijeron varios de los asistentes al acto público. Tal vez por esta circunstancia que se iba a hacer pública, previamente al acto de instalación del Concejo Municipal, el presidente de la Corporación, Adán Díaz Sandoval y el segundo vicepresidente, Genier Nazarit Sandoval, intentaron sabotear u obstruir el trabajo periodístico de los delegados de Proclama del Cauca, argumentando que no tenían permiso para estar en el recinto público. Obviamente, se rechazó la absurda pretensión y los periodistas permanecieron en el salón donde estaban todos los asistentes, para poder dar cuenta pública de lo que intentaron que permaneciera en silencio. Un grave indicativo de lo que podrá ser la mesa directiva del Concejo Municipal de Buenos Aires con respecto a la libertad de prensa como herramienta vital para la democracia”.

El Derecho de Petición dice: “(…) HECHOS: El día sábado primero de febrero de 2020, se llevó a cabo la instalación del periodo de sesiones ordinarias del Concejo Municipal de Bueno Aires, y en el momento en que se evidenció su presencia (resaltado nuestro), lo único que le pregunte (sic) como presidente de la Concejo, fue el por qué no había avisado a la mesa directiva su visita a la Corporación, respondiéndome usted que el señor Alcalde le había invitado al espacio, pero usted publica el día 04 de febrero del año en curso, que los Concejales (sic) Genier Nazarit Sandoval y Adán Díaz Sandoval, nos opusimos a su labor periodística (sic), cosa que no fue cierta, además acudimos a escuchar la intervención parcializada del señor Alcalde, informando al Concejo y a la ciudadanía (sic) presente la critica situación en que se encuentra este ente Municipal (…)”

EXPLICACIÓN

Aquí hay algunas cosas por resaltar:

  1. La frase clave que se expresa en el escrito: “En el momento en que se evidenció su presencia”, es una actitud preventiva y nada espontánea, que demuestra que ya había recelos prematuros en contra de nuestro trabajo, sin haber iniciado las sesiones del Concejo. Tanto, que no “evidenció” la presencia de ninguno de los otros periodistas presentes, ni de los demás asistentes al evento, en el que se encontraban exalcaldes, exconcejales, delegados de juntas de acción comunal, etc.; la única presencia incómoda que “evidenció” fue la nuestra como Proclama del Cauca. Esa frase es una certificación.
  2. Cuando un periodista, o cualquier ciudadano asiste a un sitio público (Alcaldía Municipal de Buenos Aires, o cualquiera otra, instalaciones del Concejo Municipal, o al parque principal o a la galería del pueblo), a un evento público, obviamente nunca privado, no es necesario pedirle permiso a nadie. El tal permiso que exige el servidor público Adán Díaz Sandoval podría ser investigado como otra ilicitud (presunto abuso de autoridad).
  3. Es falso que no se opusieran al ejercicio de nuestra labor periodística porque la conversación que ocultan los firmantes del escrito es más importante, y tenemos cómo probarla si es del caso, porque la actitud repulsiva no fue solo contra el director sino también contra una de las periodistas que lo acompañaban.
  4. El presidente del Concejo dijo que no podíamos trabajar hasta tanto no se aprobara nuestra presencia en el recinto. Fue cuando le dije al señor Díaz Sandoval que como presidente, al momento de instalar las sesiones informara públicamente su decisión de no permitir nuestro trabajo para que el público asistente se diera cuenta y quedara registrado el hecho en la respectiva acta, cosa que obviamente no hizo, motivo por el cual permanecimos en el recinto el tiempo necesario para registrar periodísticamente el evento.
  5. Por lo anterior, es lógico que los señores Sandoval y Nazarit tratan confundir en el derecho de petición al afirmar que la prueba que tienen para demostrar que el trabajo no fue obstruido es que el evento no quedó registrado en el acta de la sesión. Eso que afirman no es ninguna prueba, porque como se dice en la nota periodística, los hechos ocurrieron por fuera del recinto y “previamente al acto de instalación del Concejo Municipal”.

DECISIÓN

Verificado que no es posible proceder a rectificar una información que es cierta, comprobable, lícita, exacta y actualizada, estamos obligados a negar las pretensiones de los señores Díaz Sandoval y Nazarit Sandoval.

Es más, tenemos que informarles a los señores que suscriben la petición, pues al parecer ignoran nuestras competencias como periodistas, que cuando afirman en el punto dos del escrito en mención que “con relación a la información suministrada por el señor Alcalde (sic) de la situación en que se encuentra el Municipio de Buenos Aires, serán las autoridades competentes quienes indagarán y determinarán las responsabilidades”, acuden a otra obviedad porque los periodistas no somos jueces, claro. Pero les notificamos que sí es nuestra obligación ser investigadores y documentar de la manera más completa cualquier publicación que se haga, siempre en beneficio del derecho a la información que tienen las comunidades. En consecuencia, seguiremos investigando mientras las autoridades competentes, los jueces de la República, contralores, fiscales y procuradores, indudablemente cumplan con sus responsabilidades de manera eficaz y oportuna, asunto que también observamos como otra de nuestras responsabilidades sociales como periodistas.

Por último, en el párrafo “hechos” que presentan en el derecho de petición, afirman que “además acudimos a escuchar la intervención parcializada del señor Alcalde, (sic) informando al Concejo y a la ciudadanía (sic) presente la critica (sic) situación en que se encuentra este ente Municipal (…)”. No entendemos qué tiene que ver ésa frase con la petición, pues está cargada de una connotación, al parecer, de oposición política, que no consideramos relevante para nuestro ejercicio como periodistas.

CONCLUSIÓN

Somos respetuosos y acatamos la legislación colombiana, por eso, en lo que hace referencia a la rectificación como derecho fundamental garantizado por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia, debe aceptarse cuando el periodista o medio de comunicación ha publicado una información falsa, inexacta, equivocada o desactualizada, asunto, que como quedó demostrado, no ocurrió en este caso.

Además, si se considerara la posible violación del derecho, para demostrarla, de acuerdo con la jurisprudencia, quien solicita la rectificación es quien tiene que presentar las pruebas para sustentar que la información es inexacta. Es decir, los señores Díaz y Nazarit, tenían el deber de demostrar la falsedad o inexactitud de la información, cosa que no pudieron hacer.

Negada la solicitud, y obviamente ratificado todo lo publicado en:

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Un comentario en "La dramática situación financiera de Buenos Aires"

  1. Que tristeza, esa ha sido la historia de la alcaldía de Buenosaires desde que yo me acuerde.

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?