ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Titulares de hoy:    

Creencias y ceremonias alrededor de la muerte en el Patía     ~    

492 muertes y 16.910 contagios más por covid-19     ~    

Piden renuncia del comisionado para la paz por ser “un bandido y enemigo de la paz”     ~    

GENERACIÓN DE ACERO, NO DE CRISTAL     ~    

Gobernador se reúne con el presidente para posibilitar diálogo     ~    

Alcalde de Popayán pide al presidente no decretar Conmoción Interior     ~    

“Lady Madrid”: la piedra en el zapato de Sánchez y Casado     ~    

En circulación Edición #435 de Proclama Cauca y Valle     ~    

Unicauca apoya la Feria del Libro de Santander de Quilichao     ~    

Gremio de la salud rechaza proyecto 010 y exigen garantías laborales     ~    

Disparos, policías de civiles y manifestantes en el noveno día de paro     ~    

“Umbral”. Juan Carlos Pino Correa, premio Nacional de Novela     ~    

ONU condena actos de violencia en protestas y pide que cesen bloqueos para alimentos y medicinas     ~    

Comunidades afro exigen cumplimiento a Celsia en La Salvajina     ~    

Decretan Toque de Queda y Ley Seca en Santander de Quilichao     ~    

Confirman desaparición de 379 personas durante Paro Nacional     ~    

En Cauca habilitan puente aéreo y caravana humanitaria por la vida     ~    

Policías de civil habrían disparado contra manifestantes en Cali     ~    

Gobernador del Cauca lidera encuentro con alcaldes municipales y organizaciones del Paro Nacional     ~    

Balance de heridos de las manifestaciones del 5 de mayo en Cali     ~    

Domingo, 9 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

El ‘Nairo-chavismo’ y nuevo país

El lunes 12 septiembre, 2016 a las 12:23 pm
felipe-solarte-nates1

Por: Felipe Solarte Nates.

La alegría de los aproximadamente cinco mil colombianos que celebraron el triunfo de ‘Nairoman’ Quintana, reivindicando nuestras raíces indígenas en tierra de conquistadores y el tercer lugar en el podio del sonriente ‘Chavito’, desbordó la alegría contenida de muchos colombianos, que buscando oportunidades abandonaron su tierra y la despertó la euforia de quienes, desde la pantalla, en ciudades y apartadas regiones de Colombia, después del éxito de nuestros deportistas en las Olimpíadas de Río, y el anunció del acuerdo con las Farc, por fin avizoramos con optimismo el futuro del país y especialmente las nuevas generaciones de humildes colombianos, que ya no tendrán que ser reclutadas a la brava para protagonizar una guerra absurda y para ser tachados de ‘héroes de la patria’ no tendrán que regresar en ataúdes o mutilados, y por el contrario, forjados gracias a su tesón y esfuerzo, serán conocidos como auténticos héroes populares triunfantes en exigentes competencias internacionales como el Giro de Italia y la Vuelta a España, mejorando sus condiciones de vida, de sus familiares y jóvenes beneficiarios de las Fundaciones que han creado y abiertamente manifestando su respaldo a la paz, en el plebiscito del 2 de octubre, como lo manifestó Nairo, en numerosas entrevistas y en foto profusamente compartida divulgaba en Facebook, cargando a su niña y acompañado de su esposa mientras compartían una cartelera apoyando el .

Sin duda que la juventud merece otra película diferente a la de guerra que sin pausa vivimos quienes nacimos a mediados del siglo pasado y ya vamos de salida del planeta enfrentado a buscar soluciones a problemas universales como el ‘cambio climático’, el uso racional de los recursos naturales cada vez más escaseados por la voracidad de una sociedad de consumo desbocada; el problema de los desplazados internos y por guerras en varios países y continentes; las hambrunas y sequías en el África y zonas desérticas como nuestra Guajira; la corrupción administrativa y el afán desmesurado de acumulación de riquezas de unos pocos; la insuficiente cobertura y calidad de la educación, salud y la investigación para afrontar los retos que presentan nuevas enfermedades y la resurrección de viejas a las que no sirven los medicamentos actuales y la urgencia de construir un mundo menos derrochador y contaminante, respetando y preservando la vida de todas las especies amenazadas por el abuso de los recursos naturales.

el-nairo-chavismo-y-nuevo-pais-castro-chavismo

Los que recién pisamos el sexto piso, en la radio conocimos las hazañas de Cochise Rodríguez, el ‘ñato’ Suárez, el ‘Tigrillo’ de Pereira, Rubén Dario Gómez, la ‘bruja’ Montoya y muchos ‘arrieros’ que pedaleando en los 60s y 70s, desafiaron las trochas que cruzaban el país, a veces sin puentes , cargando al hombro sus pesados caballitos de acero y alternando en los titulares de radio y prensa, con los asaltos a carreteras y pueblos por parte de las bandas de  ‘chusmeros’ lumpenizados y sobrantes de ‘la violencia’ como ‘Desquite’, ‘Chispas’, ‘Sangrenegra’, ‘Tijeras’, mientras en la música todavía sonaban bambucos y guabinas, en medio de tangos, boleros, cumbias, la Sonora Matancera y las primera baladas y Twits.

En 1964 con las Farc, surgieron las guerrillas con nuevos grupos como el Eln, Epl, en 1970 el M-19, en los 80s el Prt, Quintín Lamé, Ricardo Franco y los primeros intentos de Paz con Belisario Betancur y llegó la Tv a color, la música disco y el turno para Lucho Herrera, Parra, Álvaro Mejía y grandes cambios y llegaron los 90s, con la desmovilización del M-19, Quintín, Prt, Epl la Constituyente y nueva Carta Magna, que despertó tantas esperanzas de construir un país mejor, a la par que el celular revolucionó las comunicaciones, la popularización de los computadores y nuevas figuras del deporte y cambios en la música,  modas, en el cine, la literatura para no decir en la ciencia, tecnología y medicina; pero en el siglo XXI, en corrillos y titulares de los medios,  siempre hubo un tema persistente: el del conflicto interno con nuevos actores ligados al narcotráfico y paramilitarismo que contribuyeron a degradar la guerra sucia con las masacres con motosierra, violaciones sin cesar los carros bombas, voladuras de oleoductos, torres de energía, puentes, etc.

Por eso el auge el ‘Nairo chavismo’ en lugar de la amenaza del ‘castro-chavismo’ con la que nos quieren asustar los anacrónicos y leguleyos politiqueros que buscan encadenarnos al pasado violento, que ha sido constante en los últimos 60 años, es una esperanza, sobre todo para la juventud en el camino de construir un país más equitativo y democrático, en el que las diferencias políticas se diriman en las urnas y no en los campos de batalla. Al desmovilizarse las Farc, no alcanzaremos la paz milagrosa; pero sí damos un salto triple tetra, para empezar a construirla con paso firme.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?