Miércoles, 22 de mayo de 2019. Última actualización: Hoy

Mujeres de brillante liderazgo

El lunes 22 abril, 2019 a las 11:51 am

Mujeres de brillante liderazgo

Ana Fernanda Muñoz Otoya , Presidente Ejecutiva de la Cámara de Comercio del Cauca y a Carolina Vallejo Vejarano , Directora Ejecutiva del Consejo Gremial y Empresarial del Cauca, audaces ejecutivas y líderes gremiales que brillaron con luz propia para menguar el impacto del taponamiento de la Panamericana; ellas con la tenacidad y capacidad de trabajo que las caracterizan, motivaron y plantearon  el corredor humanitario para abastecer a la ciudad de Popayán y asumieron  la defensa de las  618 empresas afiliadas y agremiadas en el Cauca y de los 14.570 empleos directos y 22.000 indirectos que  generan las grandes pequeñas y medianas empresas. Mujeres aguerridas e incansables que se solidarizaron con los productores de leche, con pérdidas de más de 60 mil litros diarios, al no poder trasportarlos a la planta de Alpina, que por los continuos taponamientos fue trasladada a Caloto en el norte del Cauca.

Otra dirigente de gran protagonismo  fue la Directora de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos SAG., Isabella Victoria Rojas, fue enfática en rechazar la presión de amenazas de invasión a  fincas y empresas agropecuarias de propiedad privada,  reclamó de las comunidades indígenas la rendición de cuentas al país, de las tierras, los recursos, así como de las condiciones sociales y económicas de sus comunidades y enfatizó que las comunidades indígenas, no pueden ser  un Estado independiente, insistió en que ellas también son Colombia y están sometidas al imperio de la Ley.

Imagen cortesía del blog Extra

Destaco también el papel de las mujeres en las comisiones políticas como autoridades y consejeras de las comunidades indígenas, discutiendo temas  de la Minga  y preparando los alimentos,  el orden y el aseo de los mingueros. Ellas también participan activamente en la protesta social con miras a reivindicar sus derechos.

Protagonista de excepción lo fue la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, profesional de virtudes excelsas, mantuvo con carácter y decisión la presencia permanente del Gobierno en la zona del conflicto, la disposición al diálogo y por sobre todo su magistral destreza para puntualizar la forma en que se invertirán  los recursos económicos para que le lleguen a las comunidades con el fin de solucionar sus problemas y mejorar la calidad de vida de los pueblos indígenas.

Imagen cortesía de la Revista Semana

La ministra estuvo acompañada de otra mujer estructurada y esplendente, la Directora del Departamento Nacional de Planeación, Gloria Amparo Alonso Másmel, quien con dialéctica prodigiosa, hizo que las discusiones se volvieran casi un seminario taller de inversión pública y planeación. Estás altas ejecutivas convencieran a las autoridades indígenas de  firmar un acuerdo conforme al Plan Nacional de Desarrollo, PND y el programa plurianual,  con una comisión mixta de inversión y control de los recursos públicos en el plan de inversiones del CRIC.

Imagen cortesía del blog Extra

Ellas demostraron tenacidad, carisma y calidez en el manejo del conflicto; admiro su  elocuencia emocional y  su  sensibilidad social frente  a los legítimos anhelos de equidad y justicia de los actores sociales.  Mujeres de carácter recio, arraigadas a principios y valores manifiestos en su personalidad, que saben integrarlos y complementarlos  con los principios de equidad y justicia  de nuestro Estado Social de Derecho y que sustentan su liderazgo en la habilidad para adquirir capacidad de mando con integridad, autoconfianza, inteligencia y conocimiento.

Estas brillantes ejecutivas, hacen un llamado a la unión e invitan a trazar una ruta que  ayude a pensar en las soluciones a mediano y largo plazo, pero dejando en claro que ni el gobierno ni la sociedad caucana, cederán ante las presiones de continuos paros o bloqueos.

Estamos ante una ginecocracia moderna, que perfila al Cauca como un Departamento de contrastes, rico en recursos naturales y  diversidad étnica, con agudos  conflictos políticos, económicos, culturales, raciales, que hay que superar y  sólo lo lograrán con amor, decisión  y firmeza, para hacer de nuestro himno una realidad social: “Cauca, Cauca, nos une un pasado un propósito y una intención, voluntad de encontrar un camino compartido hacia un mundo mejor. Blancos, indios y negros una sola ilusión, hijos de la misma tierra frutos de la misma flor”

Para leer otras columnas del autor aquí

Deja Una Respuesta