ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 29 de julio de 2021. Última actualización: Hoy

MUJER DE AGUA Y PERFUME

El jueves 27 julio, 2017 a las 10:57 am
Bulevar de los Días

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

MUJER DE AGUA Y PERFUME

MUJER DE AGUA Y PERFUME

No llegué hasta él, él llegó hasta mí con su poesía. Era Aloz Rojas con su melena blanca y su corazón de ámbar. Y así la Poesía llegó otra vez a mi redil. Traía un portafolio pequeñito. Solo contenía dos o tres carpetitas con 10 poemas. Algunos eran nuevos, otros habían ya madurado en las pasadas primaveras. En todos ellos estaban impresos los rasgos de la mujer.

Porque la mujer nació de una fuente cristalina. Nació en un manantial sereno en la cima de la montaña y de ahí saltó como una cierva en forma de cascada y llenó valles, hoyas y recodos. Y quien la conoció luego había recogido de las flores sus esencias y era poseedora de perfumes suaves, fragantes, resinosos que los regaba por donde habitaba. Y Aloz había bebido en la cratera de poeta de esa agua y por su ser había entrado el perfume de algunas de ellas. Por eso su Poesía es fresca como el agua y huele a nardo, a roble, a sándalo, a olivo y terebinto.

Lo había cantado David en su arpa dorada y Salomón lo había experimentado y cantado en su reinado. «Huerto cerrado eres, hermana mía esposa, huerto cerrado, fuente sellada. Tú, la fuente de los huertos, el pozo de aguas vivas, que bajan con ímpetu del monte Líbano.

Nardo y azafrán, caña aromática y cinamomo: eres todos los árboles odoríferos del Líbano: la mirra y el áloe con todos los aromas más exquisitos».

Aloz Rojas no perdió su olfato por los fríos fiordos de Noruega, ni en los vastos llanos de Venezuela. Todo lo contrario. Su Poesía está llena de los aires del mar y de los llanos del Apure. Sabe al agua de mar en celo, a llanura y selva y sus poemas nacieron del respirar y el sudor de la amada. La mujer es un ser que aquí o allá, joven o adulta es fresca como una mana y exhala humores milenarios guardados bajo el ala de palmeras y de gacelas del desierto:

«Todos los vientos me llevan hasta tu ventana y el rumor del agua es mi canción empujada por la brisa… Y el agua que arropa tus pies en esa orilla te trae hasta mí, dibujada en la espuma.1 Antes de la eternidad de ese instante sus alumnos aprendieron los distintos nombres del árbol.2 Antes que me mojaran tus aguas te había soñado desnuda tallada en piedra. Me había extraviado en tus rumbos, había naufragado en tus aires.3 Un barro hondo donde germinan la vida, los olores nuevos y el perfume antiguo de la hierba. Un agua lenta, densa y desnuda anterior a la memoria ha venido dibujando y borrando tu rostro en el tiempo.4 Tal vez en el río sin fin de sus cuerpos desnudos han encontrado sosiego las tripulaciones que desembarcaron ayer.5 …de esa región de las orquídeas. De allá viene su perfume, su perfume que guarda los olores, todos los olores de todas las edades de la tierra.6

************************

De los poemas: 1. Palabras del marinero Paal Ovrum a su mujer que espera en el puerto. 2. La Maestra. 3. La Canción de María. 4. Territorio Mujer. 5. Las muchachas de Ana. 6. Balada de Luisa Bartola

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?