Martes, 20 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Miseria y exclusión social

El jueves 4 junio, 2020 a las 7:30 pm
https://bit.ly/3eS50S9
Imagen de referencia tomada de: https://bit.ly/3eS50S9

El drama más severo de América Latina ya no es el de la pobreza sino el de la miseria

Miseria y exclusión social

Las nuevas lecturas sociales deben pasar, ineludiblemente, no solo por la pandemia, sino por todo el entramado cultural, los modelos políticos y sistemas económicos que desde hace siglos han operado como dispositivos de exclusión y que ahora han encontrado una colosal excusa para eludir históricas responsabilidades.

No basta con actualizar el lenguaje, el problema no es resemantizarlo.

Recordemos que hasta ayer los países desarrollados llegaron a ese nivel en virtud de expoliar a países subdesarrollados, así clasificados impúdicamente, por pertenecer a naciones cuyas reservas naturales fueron y son saqueadas, mientras se pactaban convenios financieros leoninos onerosos y se clasificaban, sin rubor político, como países atrasados. Categorización aceptada con beneplácito por las clases gobernantes.

No hay duda en considerar que esas ideas, para nuestro infortunio, entusiasmaron a las élites gobernantes por salir de la banca mundial, considerada intachable financieramente.

La tónica siempre fue la de apurar y acelerar el paso para llegar al objetivo del bienestar y a cada meta concluida, se asignaban nuevas recetas que prolongaban la adversidad y la desventura de los menesterosos.

Prosperaron las engañifas ideológicas, las mentiras institucionales, los carnavales del desarrollo, las mascaradas de los programas sostenibles, el asistencialismo y la tercerización laboral, solo para hacer viables los planes de las metrópolis que, en los simposios internacionales, ofrecían quimeras, fábulas y trucos para el desarrollo.

Si en las últimas décadas los balances fueron lánguidos e inútiles para los desposeídos, los próximos balances ya no pasarán por los simposios de la plutocracia sino por las mesas de los desheredados, descartados y desahuciados, si permiten instalarlas.

¿Quién puede soslayar que el capitalismo, que ha recibido un duro golpe con la recesión económica, afectando su producción y consumo, obligue a sus socios, en el concierto del poder global, a utilizar relaciones impositivas para aplicar `paquetes pospandémicos`?, paquetes que afectarán, inevitablemente, los ejércitos laborales de las industrias afectadas.

La historia ha confirmado que el capital es y ha sido insensible al sufrimiento y la angustia de los menesterosos.

Así lo ha demostrado desde su génesis, creando hegemónicamente relaciones económicas asimétricas a nivel global.

Y tenían razón las organizaciones filantrópicas internacionales, antes de la peste, en calificar el crecimiento de América Latina como nulo y ahora, con los mismos esquemas y bocetos, el progreso social terminará invalidado, mientras se buscan fórmulas disfrazadas y contrahechas para continuar con la mercantilización de la vida.

Callados han permanecido los voceros del neoliberalismo; atroz, cruel e inhumano, sería que se pronunciaran desde sus tribunas, como la Organización Mundial del Comercio, OMC, para reafirmar el rumbo neoliberal planetario que, en las últimas décadas, postró en la pobreza a los pueblos de la periferia, con tanta intensidad, como si tuviera parentesco social con el Corona Virus.

Salam Aleikum.

……..

Otros artículos de este autor aquí.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?