ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 13 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

MinJusticia graduó a 109 ‘Familias Fuertes’: Patía, Cauca

El domingo 7 mayo, 2017 a las 1:08 pm

«No hay derecho que nuestros niños, niñas y adolescentes pierdan su vida por las drogas»: ministro Gil.

En entrevista con los periodistas de Proclama del Cauca, el ministro Enrique Gil Botero destacó la “valiosa y decisiva participación en la ejecución de los programas” del gobernador Campo Hurtado y del alcalde Arias Gómez.

“Niños y adolescentes son el único y más valioso activo del presente y el futuro”. “La paz es un imperativo social. El acuerdo final de paz fue apenas un convenio, una firma, pero lo más importante es la construcción diaria a través de actos de paz, desde el hogar, desde la vereda, desde el municipio”, fueron también frases destacadas de la entrevista con Gil Botero.

Además declaró a Proclama del Cauca: “El fenómeno del narcotráfico es realmente un engendro que ha pervertido a los niños, a los jóvenes, a las mujeres, y que se ha valido de sus tentáculos para destruir vidas y familias en una sociedad con avidez de dinero fácil que ha perdido su norte”.

Popayán, 07 de mayo de 2017 / Gobernación del Cauca. El Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero*, sostuvo un amplio diálogo con el director de Proclama del Cauca este sábado 6 de mayo, luego de que certificara en el municipio de El Bordo-Patía, a 109 familias en el programa Familias Fuertes: Amor y Límites y que, en consecuencia, desde ayer cuentan con herramientas para prevenir el consumo de sustancias sicoactivas. En el evento, estas 109 familias recibieron diplomas de manos del ministro Gil Botero tras haber culminado satisfactoriamente las siete sesiones que componen el programa.

El programa Familias Fuertes: Amor y Límites es una iniciativa que apoya la cartera de Justicia en alianza con el Ministerio de Salud, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y que tiene como objetivo prevenir varias conductas de riesgo asociadas al consumo de drogas como el embarazo a temprana edad y la violencia intrafamiliar.

Durante el evento, el Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero; el Representante en Colombia de UNODC, Bo Mathiasen; el Gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado; el Alcalde de Patía, Francisco Tulio Arias Gómez; la Directora de Política contra las Drogas y Actividades Relacionadas del Ministerio de Justicia, Marisol Palacio Cepeda; y la delegada del Ministro de Salud y Protección Social, Ana María Peñuela, estuvieron de acuerdo en que es lo más importante el rol de la familia como el primer escenario de prevención del consumo y socialización de valores en el que los niños, niñas y adolescentes desarrollan hábitos para afrontar la vida en sociedad. “La orientación que deben brindar los padres a sus hijos en cuanto los riesgos que enfrentan en la primera etapa de la vida, es fundamental para que ellos asuman retos con responsabilidad y sensatez”, declaró el ministro.

De ahí, la importancia de impulsar programas que permitan fortalecer el núcleo familiar y disminuir los factores de riesgo de consumo de sicoactivos a través de una guía para los padres de familia. Sin embargo, el ministro indicó que, más que reducir el consumo, el esfuerzo del programa se enfoca en acabar de manera definitiva con él.

Los beneficiados, que se dieron cita desde las 10:30 a.m. en el Estadero Rancho Grande de El Bordo, agradecieron el apoyo de este programa por la oportunidad de aprender y de interactuar como familia. Una de las madres conmovió al auditorio al pedirle a su hija, desde la tarima, que debía ser buena persona, honorable, ejemplar y que debía aportar al país. Según dijo, ella fue la razón para tomar cada una de las sesiones y tener herramientas para formarla en valores.

Con las de Patía ya son 695 las familias certificadas en los departamentos de Caldas, Cundinamarca, Cesar, Boyacá, Risaralda y Cauca. Entre el año 2012 y el primer semestre de 2017 el programa ha llegado a 23 departamentos, en los que se han beneficiado 10.973 núcleos familiares.

Al finalizar su intervención en El Bordo-Patía, el ministro Gil anunció que se comprometía públicamente con la construcción de una Casa de Justicia en este municipio, igual que en la consolidación de Métodos Alternativos de Solución de Conflicto y con la visita de la Unidad Móvil de Atención y Orientación a la Víctimas del Conflicto Armado.

Posteriormente, se realizó una reunión en el despacho del gobernador del Cauca, Oscar Rodrigo Campo Hurtado, quien estuvo acompañado por algunos de sus secretarios y por los periodistas Alfonso J. Luna Geller, director de Proclama del Cauca; Ovidio Reinaldo Hoyos Mosquera, de Mil40; Marco Antonio Valencia Calle, de Radio Súper y el gerente del diario El Nuevo Liberal, Danilo Reinaldo Vivas Ramos, con quienes se desarrolló un diálogo sobre el Cauca presente y su futuro.

El ministro Gil Botero dijo, entre otras cosas, que “el Ministerio de Justicia está en armonía y sincronizado con el señor gobernador para implementar todos los mecanismos que tienen que ver con métodos alternativos de solución de conflictos, casas de justicia, unidades móviles, y lo más importante, con un programa de sistemas locales de justicia en los cuales es el Estado el que va a las comunidades a buscar los problemas de la gente y a hacer una oferta de Justicia…”. Al finalizar el diálogo, Gil Botero les pidió a todos los caucanos “que en su mismo celular bajen una aplicación que se llama LEGAL APP que les responde, desde el punto de vista jurídico, todo lo que los ciudadanos debe saber para buscar soluciones a los conflictos y trámites… Es un modelo que genera cultura jurídica…”.

Implementación de estrategias de justicia local

Gracias a un trabajo articulado entre el Ministerio de Justicia y del Derecho, la Alta Consejería para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad y la Red de Programas de Desarrollo y Paz -Redprodepaz, con el apoyo de la Unión Europea, avanza sin contratiempos la implementación de 34 Sistemas Locales de Justicia (SLJ) en Caquetá, Antioquia, Nariño, Bolívar y en el Departamento del Cauca, en los municipios de Argelia, Balboa, Caloto, Caldono, El Tambo, Jambaló, López de Micay, Mercaderes, El Bordo-Patía, Suárez, Guapi, Timbiquí y Toribío.

Lo anterior, en el marco del Proyecto ‘Justicia Local para la Paz’, creado para fortalecer la acción integral en materia de justicia del Gobierno Nacional en el posconflicto y poner en funcionamiento estrategias de justicia local que mejoren la capacidad y calidad de respuesta de los operadores de justicia en los territorios en articulación con la sociedad civil.

Los SLJ – eje central del Plan Decenal de Justicia– son una estrategia de trabajo colaborativo entre el Estado y la comunidad para reconocer las necesidades de justicia de cada territorio y asegurar respuestas oportunas y efectivas a la ciudadanía.

En los municipios en los cuales se implementan los Sistemas Locales de Justicia, se hace un reconocimiento de conflictividades y barreras de acceso principalmente y con base en ellas los actores del SLJ definen rutas de atención, acuerdos de fortalecimiento a entidades competentes y se programan distintas acciones para lograr resolver sus problemas. Uno de los mecanismos para garantizar el acceso a la justicia en zonas rurales son las Jornadas Móviles.

Los SLJ están conformados en el ámbito local por las Alcaldías, la Justicia formal Judicial (jueces, fiscales, defensores públicos y procuradores), Justicia formal administrativa (personeros, comisarios de familia, corregidores e inspectores de Policía), Justicia no formal, las Jurisdicciones especiales (Jurisdicción especial indígena y Consejos Comunitarios), entidades públicas complementarias, actores sociales y facilitadores locales (Juntas de Acción Comunal, Centros de Conciliación, Conciliadores en Equidad, Jueces de Paz, Conciliadores en Derecho y Árbitros).

********************************

Las siguientes fueron las declaraciones del Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, para Proclama del Cauca:

  • Enrique de Jesús Gil Botero, (Fredonia, Antioquia, 9 de diciembre de 1953) es abogado egresado de la Universidad de Antioquia, con especialización en Derecho Administrativo de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y en derecho constitucional de la Universidad de Salamanca en España; igualmente es egresado del Programa de Alto Gobierno de la Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo de la Universidad de los Andes. Fue presidente del Consejo de Estado. Desde el 9 de marzo de 2017, es el Ministro de Justicia y del Derecho.Es miembro del Partido Conservador Colombiano, séptimo Ministro de Justicia del gobierno del Presidente Juan Manuel Santos. Ha sido catedrático y miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

    Al iniciar su gestión al frente de la cartera de Justicia, sus principales retos son: sacar adelante el Plan Decenal de Justicia, y principalmente seguir impulsando la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que juzgará a los integrantes de las Farc y militares acusados de delitos de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra. También, a los civiles que jugaron un papel determinante en los hechos del conflicto.

    Gil Botero tendrá también que marcar la pauta frente al tema de las drogas. La línea del Gobierno ha sido suspender la fumigación aérea y concentrar la acción represiva del Estado contra los eslabones más poderosos de la cadena del narcotráfico.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta