ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Lunes, 18 de enero de 2021. Última actualización: Hoy

Mientras Duque regala 500 mil millones a bancos, psicólogos deben trabajar gratis

El viernes 24 abril, 2020 a las 9:47 am
Dejad el ancho de banda para los solteros
Otros artículos de este autor aquí

Mientras Duque regala 500 mil millones a bancos, psicólogos deben trabajar gratis

Es desde todo punto de vista inaudito, que mientras el Gobierno nacional le regala 500 mil millones de pesos a los bancos, los psicólogos deban trabajar gratis. Pero es aún más grave que el Colegio Colombiano de Psicólogos contribuya a esta injusticia.

Hace pocos días recibí un correo del Colegio Colombiano de Psicólogos, solicitándome que asistiera a una capacitación virtual para hacer parte de un voluntariado que atendiera la crisis de salud mental y de violencia intrafamiliar en el país, intensificada por el confinamiento ante la propagación del COVID-19.

Creo que está bien ser generosos, siempre y cuando tengamos las condiciones para serlo. Pero el Estado colombiano no puede pedirle al Colpsic que le reclute cientos de psicólogos sin empleo, para que atiendan una crisis de manera voluntaria, mientras le obsequia 500 mil millones de pesos a los bancos. No hay razón para eso. Pero menos, para que el Colpsic los ponga a trabajar en un voluntariado jugando con las esperanzas de contratarlos, cuando ya Minsalud hizo uso de los recursos que tuvieron que venir de Canadá, porque los nuestros se fueron a las arcas de Glinsky y Sarmiento Angulo.

Así, Minsalud contrató a 19 psicólogos con 948 millones de pesos recibidos del Gobierno de Canadá para atender la crisis, pero sigue solicitando voluntarios, e incluso las EPS (las empresas de salud más cuestionadas y más ricas del país), tienen el descaro de pedir al Colpsic ponerles a trabajar gratis parte de estos voluntarios sin empleo. Inaudito.

La Psicología: Una carrera en Vía de Extinción

La Psicología está en vía de extinción. Me explico: Para hacer Psicología Jurídica ya hay abogados de familia; para Psicología Clínica, hay psiquiatras; para Neuropsicología, neurólogos, fisioterapeutas y logopedas (que pasan estos dos últimos a ser asistentes de neurólogo); para Psicología Organizacional, ya hay administradores de empresas con especialización en SST y RH; para Psicología Social, sociólogos; para Comunitaria, antropólogos sociales comunitarios; para Educativa, educadores (como para ser docente orientador ya hay trabajadores sociales); para epidemiología, epidemiólogos; y en diseño de pruebas, lo único que podría hacernos únicos, el Colpsic no ha dado el primer lineamiento para la formación en las Universidades. Lo único que podría darle una identidad y un cariz más científico a esta profesión tan nebulosa y tan amplia, no es tenido en cuenta como un requisito sine qua non en la formación científica. Por eso no nos toman en serio y no tenemos un papel claro desde la ley de Salud Mental 1616.

Si esto no cambia, en 100 años es muy probable que la psicología no exista como profesión. Desaparecerá como desaparecieron el resinero, el hachero o el barquillero. Y es de entender, cuando un presidente de la Asociación Psicológica Americana como Martín Seligman se la pasa midiendo la felicidad, mientras Robert D. Haré, único psicólogo al que respeto, está haciendo encomiables esfuerzos para que la psicopatía deje de ser considerada como un trastorno y sea considerada como una enfermedad silenciosa más letal que el COVID-19 por los gobiernos.

Señores del Colpsic, conciencia, sensibilidad e identidad. ¿Dónde está nuestro valor si no existimos ni en medio de la Pandemia?

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?