Mi mamá… – Proclama del Cauca
ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Viernes, 17 de agosto de 2018. Última actualización: Hoy

Mi mamá…

El sábado 12 mayo, 2018 a las 3:12 pm

Mi mamá…

Mi mamá…

Dayana Ossa S

Mango viche con limón, sal y pimienta: ‘La vitamina’ como le dicen en mi casa. Raspados o Cholaos para acompañar el calor de 40 grados bajo sombra en Puerto Asís-Putumayo, de donde vengo y de donde soy. Estas delicias fueron la fuente de sustento en mi hogar, gracias a las manos laboriosas de mi padre y de mi madre.

Celeny Sánchez Henao está próxima a llegar a medio siglo de vida, toda una fuente de sabiduría; de tez blanca, cabello rizado, 1.52 de estatura y madre de tres hijos Davinson Arley, Angie Estefanía y yo Dayana Ossa.

Como seguramente la mayoría de las madres colombianas, Celeny es ejemplo de trabajo, esfuerzo, rectitud, lealtad, amor, dedicación, respeto, honestidad, sabiduría, compañía (…) y podría llenar esta página de valores, porque son a mi parecer las madres, lo más cercano a la perfección creada por Dios.

Crecí escuchando las historias que la definen como buena esposa, hermana, tía y amiga; buena hija, y puedo decir que es una buena madre; un ejemplo a seguir, porque es coherente entre lo que dice y lo que hace. Por eso, toda mi admiración.

Aunque, pensándolo un poco, cuando se refería al psicólogo no era muy coherente que digamos. Cuando iba al colegio a preguntar por mi rendimiento y recibía noticias no muy agradables le prometía al profesor que no se preocupara que me llevaría al psicólogo, que no era más que el rejo; y bueno, en la casa ya se imaginarán lo que me esperaba. Esa era la forma en que mi madre impartía disciplina a mis hermanos y primos.

Mi mamá siempre fue dura, sobre todo con lo relacionado a la academia, quería que me convirtiera en lo que ella no pudo: una profesional, pues, aunque su mente es brillante, por decisión de su padre no le brindaron educación, ya que según él nada tenían que ir a hacer las mujeres por allá, en la escuela solo aprendían malas mañas como conseguir pareja.

Mi mamá…

Ha sido una campeona en su salud. El susto más grande fue un accidente ocurrido hace ya diez años; un hecho que tengo plasmado en mi mente, sobre todo por las consecuencias: salía a caminar la ciudad y olvidaba cómo regresar a casa; bajaba del fuego las ollas hirviendo sin protección alguna; en ocasiones la encontraba desmayada en la cocina. Los médicos nunca le autorizaron los exámenes necesarios, y así pasaron varios años.

Un día, sin saber de dónde o por qué, llegó a casa una mujer preguntando por mi madre, diciendo que debía operarla. Así fue y, como si se tratase de un instrumento de Dios, ella sanó, con lo que cerramos ese ciclo.

Celeny Sánchez es mi mayor bendición. Gracias a su trabajo y dedicación en la crianza de sus hijos hoy soy una mujer con buenos principios y una profesional laboriosa que se esfuerza por hacer las cosas de manera correcta. Le debo todo.

Quisiera contar con su presencia eternamente porque personas como ella merecen quedarse en este mundo siempre, pero eso no puede ser. Por ahora, le pido a Dios por su bienestar y que me dé tiempo para ayudar a cumplir algunos de sus sueños.

Mi mamá…

El tiempo no llega solo dicen, hace estragos, como los que han generado algunas dolencias y la baja de defensas en mi madre; pero sigue ahí con esa sonrisa apacible y una mirada llena de vitalidad.

¿Mi reto?, trabajar a diario por su bienestar, ahorrar lo suficiente para regalarle la casa de sus sueños, algunos viajes porque sigue siendo aventurera y poder hacerla feliz, retribuir solo un poco de todo lo que ella me dio.

A mi madre y a todas las madres hoy quiero dar gracias por traernos al mundo, alimentarnos, cuidarnos, guiarnos para caminar por buenos senderos y saber cómo afrontar los obstáculos, por darnos su amor a diario sin esperar nada a cambio; gracias por estar en nuestras vidas.

Feliz Día Mamá

Proclama del Cauca, te aconseja que corras a abrazar a tu mamá, dale un beso y dile frases de agradecimiento; recuérdale con actos de amor, cuán importante es para ti. Si está lejos llámala y si ya no está, recuérdala con amor y eleva una plegaria por su alma.

¡Feliz día de la madre!

También te puede interesar