ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Jueves, 26 de noviembre de 2020. Última actualización: Hoy

Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas

El sábado 21 noviembre, 2020 a las 6:58 am
Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas

Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas.

Actualmente en los municipios de Santander de Quilichao, Caloto, Corinto, Caldono, Toribío, Jambaló, Miranda y Buenos Aires hay 20 facilitadoras en mediación gracias a la formación que recibieron desde la Corporación, Mujer, Niñez y Juventud Nortecaucana.

Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas

Natalia Gonzáles es una mujer campesina de 42 años, quien vive en el municipio de Santander de Quilichao, ella hace parte de la junta de acción comunal del casco urbano y desde hace 20 años participa en las actividades organizativas de su comunidad. Natalia, es una de las 90 mujeres que fortaleció sus conocimientos sobre el acceso a la justicia (formal y propia), derechos humanos, participación política y ciudadana; gracias al trabajo que desarrolló durante 12 meses la Corporación Mujer, Niñez y Juventud Nortecaucana (CMNJN) en ocho municipios de esta zona del departamento.

“Mujeres transformando el acceso a la justicia para una participación efectiva”, fue el nombre de este proyecto que la Corporación con el apoyo del Programa de Justicia para una Paz Sostenible (JSP) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementó con indígenas y campesinas de los municipios de Santander de Quilichao, Caloto, Corinto, Caldono, Toribío, Jambaló, Miranda y Buenos Aires.

Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas

Entre los objetivos de esta actividad, además de mejorar la sensibilización y capacidades de las mujeres sobre el acceso a la justicia, el Estado Social de Derecho, los derechos de las mujeres y garantías para su participación política y ciudadana; se logró propiciar por parte de las mujeres, y de la comunidad en general, el ejercicio y utilización de los métodos alternativos de solución de conflictos.

Es así como Natalia Gonzáles y otras 19 mujeres más, quienes residen en estos municipios, hoy son mediadoras, es decir orientan a través del diálogo y la conciliación a dos personas que tienen un problema o dificultad por temas como: conflictos entre vecinos por linderos, servidumbre, temas de deudas, malos entendidos, daños en bien ajeno, problemas de pareja; entre otros, evitando con esto tramitología y congestionamiento en los estrados judiciales, así como gastos altos de dinero en el pago de abogados.

Mediación comunitaria de la mano de mujeres campesinas e indígenas

Natalia, comenta que la mediación es muy importante porque es la manera de resolver problemas fácil y rápido, entre vecinos, familiares, o entre personas que hacen algún contrato laboral. “Ayudar a solucionar conflictos es contribuir a la generación de paz, ya que ambas partes, si hay un buen acuerdo salen beneficiadas y esto evitará que ese pequeño problema pueda escalar a algo más grave”.

De igual manera, desde la Corporación Mujer, Niñez y Juventud Nortecaucana, Sandra Peña, representante legal, menciona que la realización de más de 10 talleres con estas mujeres, logró crear lazos de confianza para que ellas contaran sus historias, sus experiencias y las problemáticas que enfrentan en su diario vivir, las cuales sirvieron como base para la elaboración de unas propuestas para hacer incidencia en los Planes de Desarrollo de los ocho municipios, que se tuviera en cuenta sus propuestas y el enfoque diferencial, especialmente en temas como atención a las víctimas de violencias, mejoramiento de la ruta de atención y acceso a la justicia, eliminando barreras de género y etnia”.

Para Sandra, su equipo de trabajo, Natalia Gonzales y las demás mujeres que participaron de este proceso, son importantes todas las acciones que se realicen en pro de las mujeres y más cuando realmente su participación está siendo efectiva al interior de sus comunidades. Para ellas, los logros que han tenido en este proceso son un aporte a la erradicación y prevención de las violencias contra las mujeres, y contribuyen a que de verdad exista una vida libre de violencias para todas.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta