Domingo, 16 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

“Me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”

El martes 20 abril, 2021 a las 1:06 pm
“Me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”: Esaú Sánchez.

“Me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”: Esaú Sánchez.

Si alguien en Puerto Tejada quiere tratar de hablar o describir un poco lo que entendemos por el buen fútbol, debe escuchar con detenimiento al profesor Esaú Sánchez.

A sus 93 años con una lucidez sorprendente, sentado en silla de ruedas, debido a la amputación de su pierna derecha por los efectos de los niveles de azúcar muy altos, nos cuenta lo que ha significado en su vida la pasión por fútbol.

Esaú Sánchez, es sin duda alguna la memoria viviente del fútbol en Puerto Tejada, aunque a veces olvida los nombres de los jugadores que formó en la otrora capital deportiva del Cauca, cuna de destacados atletas y futbolistas, que llenaron de gloria el balompié a Colombia y han sido profesionales, en parte por los consejos e instrucciones técnicas y empíricas de este personaje que recuerda con nostalgia el fútbol del ayer.

“Me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”: Esaú Sánchez.

Él como el que más, conoce de cerca la trayectoria de quienes han vestido la divisas de los equipos del rentado nacional y asegura que “la popularidad del fútbol radica en varios factores, en primer lugar, la facilidad con la que se puede practicar este deporte, es decir, no se necesita una cancha y un balón para jugar, basta con un par de objetos para recrear una portería hasta en una calle y un objeto, como nos tocó a muchos jugar con una pelota hecha de retazos de ropas ,que se pueda patear ”.

Así recuerda cuando en sus inicios decidió comenzar a preparar a jóvenes Portejadeños con su equipo Peñarol y entrenador del equipo Los Millonarios en convenio con el Club Bogotano, pero que jugaba de verde en la emblemática cancha del barrio El Hipódromo desde donde por varias décadas enseñó que el fútbol tiene tres características principales; “la primera es la técnica tanto mental como física, es decir, las capacidades innatas del jugador; la segunda es la táctica, es decir, estrategia e inteligencia con la que se juega; y finalmente, la regulación, que en otras palabras, se refiere a las normas o reglas, de carácter formal o informal, que mide el nivel de respeto de los jugadores a ellas”, explica.

Afirma de manera elocuente tras sostener que “lastimosamente el fútbol de ahora en Puerto Tejada está muy acabado, no hay quien enseñe, hay muchos profesores que se las dan de sabios, pero no saben que es enseñarle el fútbol a un muchacho para que suba con las fuerzas necesarias para que sea un deportista de primera categoría e integral. Lo ponen a correr y le ven que tiene medio zigzag, ese es el jugador bueno, lo ponen a jugar, pero no le cultivan la técnica, que lo puede convertir en figura o Crack”.

“Es muy común ver entrenadores que no saben cómo motivar y que cuando recurren a un jugador que a ellos no les gustaba, no saben que decirle o les mienten, lo llevan dobletiado en vez de hablarles con franqueza y no hacerles pasar pena o frustraciones”, sentencia.

Sin embargo, reconoce, hablando con la propiedad y elocuencia que lo caracteriza, que el fútbol es transversal, es decir, “tiene la ventaja que llega a todos los estratos sociales y no hace diferencias en cuanto a éste sentido. Siendo igualmente incluyente, o sea que todo el mundo puede jugarlo, tanto mujeres como hombres, niños o ancianos, todos pueden jugar al fútbol que lo hace popular”.

Con voz entrecortada, el nonagenario entrenador Portejadeño reconoce que le falla la vista y a veces la memoria, pero que con su impronta de formador y técnico dieron los primeros pasos como futbolistas como:

Félix Antonio “La pantera” Venté, defensa canterano del ‘Vinotinto y Oro’ en donde debutara en 1982 bajo el mando del maestro uruguayo, Juan Martín Mujica. Duró una década en el Deportes Tolima (1982-1992) anotando 2 goles. Fue parte de la nómina subcampeona de Liga de 1982 y de los equipos participantes en las Copas Libertadores de 1982 (Semifinales) y 1983 (Fase de Grupos).

William Vásquez Chacón, quien jugara en Cortuluá, Deportivo Cali, Newell’s Old Boys de la Argentina, Independiente Medellín, Independiente Santa Fe, Once Caldas, Atlético Huila, Macará del Ecuador y Juan Aurich del Perú.

El delantero Óscar Marino Echeverry Lourido quien lució las divisas del Deportivo Cali, Deportivo Pasto, Once Caldas, Deportivo Pereira, Caracas FC, Atlético Nacional y Red Bull New York.

Otros de los pupilos destacados han sido, Andrés Ramiro “Manga” Escobar Díaz, quien lució los colores del Deportivo Cali, Dinamo de Kiev,Évian,Dallas,Atlético Nacional, Millonarios, Vasco da Gama, Estudiantes de la Plata, Deportes Tolima y el Alagoano.

Daladier Ceballos, Néstor Jaime Cambindo Carabalí, Víctor Larrahondo, han sido otros, de los destacados futbolistas que aprendieron las lecciones del profesor Esaú para quien siempre quiso inculcarle a sus dirigidos que “un buen jugador de fútbol debe ser ante todo una buena persona, excelente y muy respetuoso compañero, con credibilidad y confianza, que está dispuesto a ser disciplinado para hacer las cosas bien dentro y fuera de la cancha, para ser admirado y respetado a todo nivel”.

“Me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”: Esaú Sánchez.

Finalmente sostiene con los ojos aguados: “Mire no me lo está preguntando, pero la ingratitud humana no tiene límites, le cuento una anécdota: Uno de estos jugadores que ayudé a formar acá en Puerto Tejada, en la cancha del Hipódromo, cuando salió a jugar al exterior y un día me lo encontré porque él estaba de vacaciones, sacó un billete de 10 mil pesos y me los pasó. No quise recibirlos y no fue por orgullo o pena, sino porque le dije, yo no estoy pidiendo limosna, lo que quiero es que usted le siga yendo bien en su carrera, me despedí y me fui. Porque a pesar de mi pobreza tengo algo de dignidad y el que se considera injuriado no olvida la injuria, y el que recibió el beneficio no lo recuerda”.

“A mí me amputaron una pierna, pero no mi pasión por el fútbol”, concluye al manifestar, que no nunca ha sido egoísta y que su gran satisfacción es haberle dado luces a varias generaciones de lo que es jugar al buen fútbol y que hoy en verdad merece un reconocimiento en vida por haberle aportado tanto al deporte.

Fue monitor de fútbol del Imder Puerto Tejada, pero sigue lleno también de ironías y dardos satíricos, que suele lanzar especialmente a quienes como desde el gobierno y ciertos dirigentes, que poco reconocen el valor y significado de apoyar masivamente el deporte que como el fútbol se respira a diario en Puerto Tejada.

Camila Cifuentes Valencia.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta

Un comentario en "En Puerto Tejada se mantienen las vías bloqueadas"

Comentarios Cerrados.

Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?