Martes, 18 de mayo de 2021. Última actualización: Hoy

El viernes 26 junio, 2009 a las 3:20 pm

María Policarpa Jiménez
Comunicadora social
edpolicarpa@yahoo.es

SI DIOS HUBIESE NACIDO AQUÍ

Si Dios hubiese nacido aquí
sería un pescador,
cogería chontaduro
y tomaría borojó.

María sería una negra
requete-gordita como yo
que sobre la cabeza
llevaría un platón
llenecito de pescado
ofreciéndolo a toda voz.

Recorriendo las calles
por toda la población:
“llevo pescao fresquito
con leche sin estropiá;
el pargo pa´ comé frito,
y el ñato pá sancochá,
canchimala pal tapao
y el tollo pá surá”.

Si Dios hubiera nacido aquí,
aquí en el litoral,
sería un agricultor
que cogería coco en el palmar
con un cuerpo musculoso
como en negro del piñal,
con una piel de azabache
y unos dientes de marfil,
con el pelito apretado
como fuera chacarás.

En la llanura del Pacífico
tumbaría natos y manglar
que convertiría en polines
pa´los rieles descansar,
y sacaría cangrejos
de las cuevas del barrial.

Si Dios hubiese nacido aquí,
aquí en el litoral,
sentiría hervir la sangre
al sonido del tambor,
bailaría currulao con marimba y guasá,
tomaría biche en la fiesta patronal,
sentiría en carne propia
la falta de equidad
por ser negro,
por ser pobre,
y por ser del litoral.

MI GENTE MI TIERRA Y MI MAR

Rotundamente soy
una negra del Pacífico
que nació a orillas de un río cerca al mar
columpiando en la vereda de mi tierra
entre chíperos y arrayán.

Soy arena que lame las olas
constantemente danzando en el mar
soy ola que al viento le canta
con murmullos de marimba y guasá.

Soy marimba que llevo en mi canto
un legado que el tiempo no ha podido callar.
Soy esa red que atrapa los peces
que en sus senos se vienen a acunar.

Soy navío que cruza los mares.
Soy lluvia que no cesa de sonar.
sólo soy una isla que respira
por su tierra, por su gente y por su mar.

En definitiva soy una negra
que lleva en la sangre
el grito de orgullo
de un pasado ancestral
que hundió raíces en América
conservando sus rasgos de identidad

Soy una negra que lleva en su canto
la voz de los que nunca han podido cantar
y se siente miembro de una etnia
que jamás en la vida la podrá castrar.

Sólo soy una mujer que propaga a los vientos
su cultura e identidad
y que siente muy dentro del alma
amor por su gente, su tierra y su mar.

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?