ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 13 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

MARÍA CANO (1990) – PELÍCULA

El domingo 1 octubre, 2017 a las 7:11 pm

MARÍA CANO (1990)

«Nosotros estamos luchando por una sociedad más justa». «¿Dónde van a dormir esta noche?» Y ella se opone a un desalojo. El pueblo ovaciona, años 20. «La flor del trabajo», la llaman en Medellín. Hombres de ruana, poncho y sombrero la acompañan con banderas rojas. A Bogotá llega en tren, bienvenida multitudinaria. Confederación Obrera Nacional, Comité Pro-Presos Políticos, y Partido Socialista Revolucionario, son sus plataformas de acción.

Rebelde, arrojada, quiere hacer liberar a Quintín Lame y a otros presos políticos. Son tiempos difíciles (bueno, nunca han sido fáciles), el pueblo es una mezcla de sumisión y esperanza. Ella es el alma, Ignacio Torres Giraldo la acompaña. Todo huele a rumor que se agita, a mirada en rebeldía, a añejos aires que son y no son genuina realidad de un país envuelto en engaños.

Hay que alzar brazos, voz y ánimo contra la tardanza y el tiempo recluido… ¿Y quién puede saber si una historia es verdad, sino los tiempos que la vieron pasar? Y entonces la película procura esta crónica, es mirada a un retazo del pasado con nombre de mujer: María Cano.

Épocas de muerte, de masacre en las bananeras. La justicia es tan solo un nombre borroso entre fervientes deseos, las leyes son un embrollo que no cumple.

«Estamos en un mundo de esclavos»; música de tambores parece resaltar esa condición, nada hay en el aire que niegue esa realidad; asombrarse en silencio no es camino, los derechos hay que lucharlos. María es valiente en voz, ideas y reclamos; su vida es bandera, un auténtico credo en carne propia. Es también amor en medio del peligro…

El tren de los tiempos siempre grita, todo es un viaje en medio de la lucha, ninguna palabra de verdadero sentimiento sobra. «La gente caía muerta a los pies de uno, así no hay diálogo posible»; pero en el patio colonial hay flores y palomas, un ambiente donde la vida es esperanza.

Los reclamos seguirán hasta los últimos días; aún se ven la injusticia y desarreglo de los tiempos, el filme es más actual hoy que antes. El ojo sigue reportando muertos y atropellos, la realidad colombiana es hoy todavía una culpa.

Película colombiana financiada por Focine, 1990, dirigida por Camila Loboguerrero, con María Eugenia Dávila, Frank Ramírez, Maguso, Diego Vélez y Germán Escallón entre otros, con música original de Santiago Lanz, y Roy Marín en la producción ejecutiva. Este filme tiene la fuerza de un testimonio que pervive.

RVQ

************************

https://www.youtube.com/watch?v=L1wUYETVPec

Deja Una Respuesta