Domingo, 19 de enero de 2020. Última actualización: Hoy

Marcel Dousse: El fotógrafo suizo que ve el mundo en blanco y negro

El jueves 5 diciembre, 2019 a las 9:19 am

Marcel Dousse: El fotógrafo suizo que ve el mundo en blanco y negro

Marcel Dousse: El fotógrafo suizo que ve el mundo en blanco y negro

Hace 30 años llegó a Colombia procedente de Suiza, la tierra de los quesos, el chocolate y el buen vino y, vio la geografía nacional, con su exuberante flora, su exótica fauna, su clima, se encantó, se enamoró de la majestuosa Mónica y se casó.

En este territorio, que recorrió laborando en diversas organizaciones de servicio mundial, encontró las posibilidades para continuar desarrollando una de sus pasiones: la fotografía.

A través de ese pequeño cuadro capta a cada instante sus ágiles visiones y asegura una perspectiva precisa para mostrar al mundo miles de detalles que a veces pasan desapercibidos. Una toma acá, otra allá, un encuadre grande, otro pequeño. Así pasa horas de trabajo. Tiene la suficiente paciencia para seleccionar luego miles de fotos que lleva a exposiciones en diversas partes del mundo. En Bex, por ejemplo, donde está la mina de sal subterránea, en Ginebra, en Berna, en Popayán, en Santiago de Cali y varias veces en Bogotá.

Marcel Dousse es un caminante permanente de la vida, un filántropo sin igual que sueña y vive por ver un mundo mejor. Se refugia en la fotografía y nadie le gana como anfitrión. Aprendió rápidamente, por ejemplo, a preparar el ajiaco santafereño y a decir de sus refinados comensales, es uno de los mejores.

Estudió también actuación con Orlando Diago, su gran amigo y fue alumno del maestro Paco Barrero.

Hace un par de años hizo una exposición fotográfica que tituló como “Ventanas”. Las había de ciudades, campos, pueblos y de algunos lugares ya en abandono. Fue una exposición de colorido y de realidades de situaciones de diversas regiones del país.

Ahora llega con “Visiones del mundo”, un recorrido que va desde Nueva York, hasta Australia.

“Marcel Dousse atrapa con su mente y con su lente, sus propias miradas. Su mundo infranqueable, las pasiones que no se negocian, lo que no permite discusión ninguna cuando son sus sentidos los que conducen el olfato de sus ojos, la precisión del instante y, paradójicamente, la libertad del objetivo y de quien luego lo recrea y modela en su mente, su propia historia. Son miradas transformadas en visiones, porque la inmediatez de una mirada solo es la forja de lo que contiene una visión, un más allá de la forma, del pensamiento lineal, Son un espejismo porque la realidad es una ilusión tan compleja como las visiones del mundo”, describió el estudioso del arte Gilberto Dueñas.

La fotografía para Marcel es la captación precisa de una pequeña parte de un segundo, donde pueda captar gamas de grises y blancos, de movimientos, de luces y sombras, de magia y suspenso que permiten volar la imaginación de todos aquellos que ven su obra.

En estas “Visiones del mundo” encuentra rostros, aspectos de la calle bogotana, caminos de Australia, puntos de París, Suiza y hasta trozos de latas, tablas, tubos de casas de El Progreso, en Cazucá, Soacha.

Marcel posee la capacidad de transformar momentos de tristeza o de alegría y dejarlos en forma permanente en la retina de quienes aprecian la filosofía de su arte expuesto en esta oportunidad en blancos y grises.

Desde el 2 y hasta el 20 de diciembre expondrá en el espacio cultural “A seis manos” de Bogotá, en la calle 20 con octava.

*******************************************************************

Para leer más escritos del autor

Marcel Dousse: El fotógrafo suizo que ve el mundo en blanco y negro
También te puede interesar
Deja Una Respuesta