Lunes, 11 de noviembre de 2019. Última actualización: Hoy

Los Tote, de pelea con la muerte por la recuperación de tierras en el Cauca

El miércoles 30 agosto, 2017 a las 3:11 pm

Darío y Mauricio (chaqueta azul oscuro) junto a varios familiares

Darío Tote, exgobernador del  Cabildo Indígena de Kokonuco, (Puracé), recordó la muerte de su hermano, ajusticiado  -dice- por el Ejército, y la lucha de su familia por la recuperación de tierras en el departamento.

Fabrit Cruz / Proclama del Cauca

Fabrit Cruz / Redacción Popayán

A mi hermano Mauricio Tote Yace lo mataron boca abajo, con tiros de gracia”, recuerda Darío Tote Yace, el último de tres hombres y hermano de cinco mujeres de la familia que quedó para contar el cuento.

Tres disparos fueron suficientes para acabar con la vida de Mauricio, el primer presidente de la Guardia y recuperador de tierra que tuvo el Resguardo de Kokonuco, en Agua Tibia, municipio de Puracé, al oriente del Cauca.

El primero fue en el cráneo y salió en la frente. El segundo en el lado derecho de la espalda y salió al frente. Y el tercero de los disparos, en la mano derecha y salió por la planta de la misma extremidad”, describe Darío, sentado en una de las sillas de su casa (arrendada) en Popayán.

Aunque el episodio se presentó el 26 de julio de 2004, el recuerdo en la mente de Darío aún está presente. Hubo testimonios que indicaron que el asesinato iba para Darío y no para Mauricio. Al menos, eso conoció años después.

La convicción de lucha por la recuperación de predios en los Tote viene desde la cuna Indígena. Manuel de Jesús Tote, el padre que falleció a los 83 años, y doña Anunciación Yace, quien actualmente tiene 83 años, fueron una pareja que desde muy jóvenes, promovieron esa práctica en el departamento.

En la familia Tote Yace siempre se resalta que gracias a don Manuel de Jesús se logró la recuperación de una de las fincas más grandes de Kokonuco, en Puracé.

Darío Tote, y su señora madre Anunciación Yace

Por su lado, Carlos Manuel, el menor de los hombres Tote Yace, también trabajaba por la misma causa pero fue asesinado en una finca en Buga, Valle del Cauca, afirma Darío.

Eso fue en el 2013. Se sabe que fueron los paramilitares y no más”.

Habían pasado casi diez años desde el entierro de Mauricio. Es que lo de su hermano ‘Mao’ fue algo “muy extraño”, afirma Darío. Él había salido hacia una farmacia a comprar una pasta y nunca más regresó.

Alina, la esposa de Mauricio, salió detrás a buscarlo casi una hora después, al ver que no aparecía.

A las 11 de la noche tocó a la puerta de la casa de Darío que para entonces se estaba recuperando de una operación de apendicitis. Apenas el cuñado vio en su rostro la angustia, supo que se trataba de Mauricio.

Juntos, Alina y Darío, se lanzaron en su búsqueda. La jornada fue extenuante. Visitaron hospitales, la morgue y cuanto lugar fue necesario pero regresaron a las 4 de la mañana sin ninguna información.

La pista llegaría una hora después. Un boletín informativo en Caracol Radio, anunciaba que un hombre había sido asesinado por el Ejército, relata Darío.

Su asombro se dio cuando escuchó el nombre del presunto malhechor: Mauricio Tote Yace de 37 años de edad.

El informe de las Fuerzas Militares indicó que iba a tumbar una torre de energía. También dijeron que le dispararon en la mano derecha porque con esa iba a echar la pólvora. Y esa hipótesis se cayó luego porque mi hermano era izquierdo”.

Para Darío el asesinato estaba más relacionado con todo el proceso de recuperación de tierra en Agua Tibia. Al menos eso pensaban los integrantes de la familia Tote Yace. “El tema iba por ahí”.

Darío Tote, exgobernador del Cabildo Indígena de Kokonuco

Desde su vivienda y con un esquema de seguridad de la Dirección Nacional de Protección, Darío, quien se recupera de ahora de una operación en los ojos, dice que aún no superan el homicidio de su hermano.

Fue un golpe moral. Es que quitarle la vida aun indígena es ignorar la ley que nos protege. Y por la defensa de esos derechos que la ley nos brinda seguiremos en pie. Y si nos imponen el camino de la guerra, nosotros impondremos el camino de la Paz para defender el territorio aunque nos toque morir”.

También te puede interesar
Deja Una Respuesta