Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

Los tigres más tigres del valle del Patía

El domingo 28 febrero, 2021 a las 11:06 am

Los tigres más tigres del valle del Patía

Los tigres más tigres del valle del Patía

Corría el año de 1809 y en Quito triunfó un movimiento separatista de España, porque los criollos querían gobernarse a sí mismos. Entonces el gobernador de Popayán, Miguel Tacón, organizó un ejército con patianos, tambeños y pastusos para defender al rey y a la religión católica. Al final, en Funes, derrotó a los quiteños que venían hacia Pasto.

Aun así, el 20 de julio 1810 se dio el Grito de Independencia en el Nuevo Reino de Granada y se comenzaron a organizar juntas y concejos para tener un gobierno autónomo, pero las personas de Popayán, Patía y Pasto, liderados por el gobernador Tacón, decidieron defender al rey de España. Por un lado, los ricos españoles y criollos para no perder privilegios y, por el otro, los negros e indios con la promesa de libertad que les hizo el hábil político.

Entonces las ciudades confederadas del Valle del Cauca se vinieron con toda contra el gobernador de Popayán y, el 28 de marzo de 1811, lo vencieron en la batalla de Palacé. Tacón huyó hacia el valle del Patía y reclutó, como soldados regulares, a negros e indios de la zona.

Allí aparecieron en el panorama los tigres más tigres del Patía: unos negros macheteros y violentos, quienes, con la autoridad que les confirió el gobernador, saquearon, violaron, robaron, emboscaron y sembraron el terror en Popayán y El Trapiche (Bolívar). Y no lo hicieron solo una vez, sino muchas veces.

Entre esos tigres estaban los negros Juan José Caicedo, Simón Muñoz, Casimiro Casanova y Joaquín Paz, a los cuales les dieron cargos de oficiales del ejército realista y sus acciones pasarían a la historia, a tal punto que sus nombres no se olvidan.

El papá de José María Obando, que se llamaba Juan Luis Obando, fue nombrado capitán de este grupo y, como tenía fincas, amigos, ahijados y negocios en el valle del Patía, a través de ellos consolidó la tropa. Desde esa época se sabe que un patiano que brinda su amistad es asunto de honor y la otorga para siempre y sobre todas las cosas.

Cuando murió el viejo, su hijo José María asumió el mando como caudillo de este grupo para seguir defendiendo al rey español. Con los años, Obando se pasaría a la causa patriota. Apoyado por esta guerrilla llegaría a ser el primer presidente patiano de la Nueva Granada, territorio que hoy se llama Colombia.

Entre 1810 y 1819, los combates entre los realistas patianos contra los republicanos o patriotas, liderados por Simón Bolívar, fueron crueles, salvajes y vergonzantes.

Los patianos guerreaban para sostener la libertad de su palenque de negros cimarrones, mientras que los indígenas y criollos porque soñaban con no pagar más impuestos, entre otras cosas.

Bolívar, que triunfó en todas partes, nunca pudo frente a los patianos y pastusos. El libertador reconoció que contra las convicciones de lealtad de esta gente no podría y, como no lo logró, convenció a Obando y a sus tigres para pasarse a la causa patriota. ¡Y así fue la historia, mi hermano!

**********************

Otras publicaciones de este autor:

Marco Antonio Valencia Calle
Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?