ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 21 de abril de 2021. Última actualización: Hoy

LOS RESTOS DEL DESASTRE

El martes 31 enero, 2017 a las 3:19 pm

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy

http://www.minuto30.com/antioquia-lucha-contra-corrupcion/285460/

En ciudad de México la ciudadanía está viajando en un bus turístico llamado Corruptour*. Los va paseando por todos los lugares que a todas luces tienen la huella de la corrupción estatal y privada. Nos lo registra hoy El País de España.

La corrupción es un artificio humano basado en unas premisas que nos legaron los capos, la mafia de aquí y de allí…

Es un mal que signa estos tiempos de dejar hacer, de comer callado, de mermelada con los impuestos y de robo con cuello blanco a la vista de todo el mundo. Han penetrado estas consignas en el imaginario popular y hoy la ciudadanía lo ve y no se extraña. Es un credo que todos han aprendido, y se repite por calles, iglesias de todo pelambre, clubes, congreso, escuelas, colegios, universidades, supermercados, agencias del gobierno. Como una letanía sagrada corre y la lengua lo pronuncia sin reato ni vergüenza.

¿Qué lugar habrá quedado indemne, libre de culpa en medio de este desastre nacional, continental e internacional? Mal ha comenzado este año en el que pulula la coima, el sobre por debajo de la mesa, la componenda, el robo a ojos vista. Todos quieren participar, nadie se quiere quedar por fuera de la feria del tesoro público.

La corrupción ha calado en toda la sociedad. Qué barbaridad. Prima la ventaja, la ganancia fácil, la trampa por la espalda, la venta por el porcentaje, el contrato con la condición de callar y tapar para obtener prebendas. Ya todos quieren licitar, hacer convenios, sobornar, llegó la moda de enriquecerse rápido. Llegó la hora de las recomendaciones, de hacer lobby y obtener un contrato que será pagado como lo hacen los grandes capos. Mil millones o cuatro mil. Menos no sirve.

Y lo hacen el cura, la mujer elegante, la academia, el ministerio, la Eps, el banco, el hombre de la calle, la aseguradora, la empresa extranjera, las pirámides y quienes viven de los préstamos. Todos han aprendido en la escuela fácil: el congreso, las alcaldías, las gobernaciones y en las elecciones. Tantos han comido tamal y gaseosa y se han emborrachado y sentado a la mesa con el concejal.

¿Qué lugar se ha salvado? ¿Qué lugares no visitará el Corruptour? Como en los tiempos de Sodoma y Gomorra cuántos justos habrá en nuestra sociedad, en nuestros gobiernos, si habrá 10 instituciones honestas que no practiquen la corrupción? ¡Que no hayan probado la lacra infame de la coima, del robo al descubierto, del saqueo al erario que formamos de nuestro bolsillo para obras, vías, hospitales, parques, conservación de ríos, mares y selva, nevados y reservas naturales!

¿Sí será cierto que Procurador, Fiscal y el Contralor podrán formar una cruzada santa para librarnos de la corrupción? ¿O, también esta alianza televisiva será una cortina de humo?

¿Aquí en Colombia, somos la más grande la cantidad de honestos para frenar este flagelo? Podrán más los buenos funcionarios que la oleada de corrupción que cada día descubrimos?

30-01-17                                       11:58 a.m.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?