ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 27 de febrero de 2024. Última actualización: Hoy

Los pensamientos

El lunes 29 enero, 2024 a las 3:36 pm
Los pensamientos
Los pensamientos
Créditos: Nexo Psicología Aplicada

Los pensamientos tienen un poder notable en nuestra vida, la forma en que percibimos las situaciones influye en nuestras experiencias y decisiones, por lo general ignoramos lo que pensamos sin tener presente que estos pueden volverse realidad, es importante entonces darnos cuenta de lo que somos realmente más allá de los propios pensamientos y condicionamientos, para vivir una vida abundante libre de sufrimiento psicológico y emocional, de ahí que es necesario observar y no creer en todo lo que se pensamos.

La forma en que cada uno interpreta la realidad y reacciona ante las circunstancias crea un resultado; desafortunadamente nosotros no controlamos las cosas que pasan en la vida y todos hemos pasado por momentos de crisis, de trauma o adversidades por situaciones fuertes que nos generan sufrimiento, pero cual es la diferencia o cómo se explica que hay personas que han vivido cosas muy similares y con un resultados totalmente diferentes, unos reaccionan yéndose al hoyo más profundo y otros resurgen como una ave fénix de las cenizas, la explicación está en el poder de cómo pensamos lo que nos pasa en la vida; un buen ejemplo de esto podría ser un día lluvioso y podemos tomar la decisión de pensar y decir esta lluvia acaba de arruinar mi día  o que maravilloso que está lloviendo voy a ahorrar tiempo y dinero porque no tengo que regar el jardín, cabe anotar que la realidad es neutra, es lo que es, lo que produce el sufrimiento es como se piensa sobre un evento.

Cada persona decide como se toma lo que le pasa en su día a día, puede resistir y no aceptar lo que le sucede o también puede soltar y dejar ir, entendiendo que lo que está pasando es por una razón que a lo mejor hoy no se entiende pero con el tiempo se va a comprender mejor. Pareciera que naturalmente tenemos la tendencia a volvernos adictos a los pensamientos negativos y al sufrimiento, en esto aún nos parecemos a nuestros antepasados cuando vivían en la caverna millones de años atrás, en ese momento se trataba de sobrevivir porque  si se comían la planta equivocada morían, si salían a la vuelta de la esquina se podían encontrar a un mamut o a un tigre con dientes de sable que amenazaban la vida, se podían encontrar con un precipicio en fin habían muchos peligros, entonces el instinto de protección del ser humano desarrolló este mecanismo de tratar de observar todas los posibles peligros que tenían enfrente, en la actualidad hemos mejorado las condiciones de vida y además tenemos desarrollos tecnológicos sin embargo estas respuestas instintivas aparecen en piloto automático desconociendo que ya no lo necesitamos pues en la mayoría de los casos no es real esa amenaza, hoy se presenta en distintas formas como por ejemplo si te deja tu marido, si no te cae bien alguien, si pierdes el trabajo etc… claramente no son amenazas de vida o muerte pero la mente está entrenada para observar todos estos peligros y verlos como si estuviera amenazada la supervivencia “esto permite sobrevivir, pero no florecer ni prosperar”

El desafío ahora es cultivar pensamientos positivos y constructivos, esto hará que experimentemos emociones positivas, lo que puede llevar a elecciones y acciones que contribuyan a mejores resultados en la vida; por el contrario, pensamientos negativos pueden generar emociones adversas y conducir a decisiones que afecten de manera negativa nuestra calidad de vida. Surge entonces una pregunta, ¿Cómo cambiar la forma de pensar?   

Algunos elementos que pueden servir son:

1. Autoconciencia: Reconoce tus pensamientos actuales. Identifica patrones negativos.

2Reformulación positiva: Enfócate en soluciones y posibilidades en lugar de obstáculos.

3Gratitud: Agradece diariamente y reflexiona sobre las cosas positivas en tu vida.

4. Cuidado personal: Descansa adecuadamente, mantente activo físicamente.

5. Relaciones sociales: Rodéate de personas positivas y de apoyo. 

6. Mindfulness: Practica la atención plena para estar presente en el momento actual. 

7. Aprendizaje constante: Mantente abierto a nuevas experiencias y aprendizajes. 

8. Visualización positiva: Imagina logros y situaciones positivas. 

Con todo lo anterior podemos concluir que los pensamientos moldean la percepción influyendo en las acciones y experiencias. Cultivar pensamientos positivos y enfocados en el crecimiento puede crear un impacto significativo en la calidad de vida, al permitir superar desafíos y encontrar oportunidades en las dificultades, es así como la mente puede ser un aliado poderoso si se lo permitimos en la construcción de una vida plena y satisfactoria.

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?