Sábado, 2 de julio de 2022. Última actualización: Hoy

Los pasos del animal

El lunes 9 mayo, 2022 a las 10:43 am
Los pasos del animal
Gustavo Petro – caracol.com.co

Los pasos del animal

Donaldo Mendoza

En el artículo de R. V. Q.

Hace unos días leí en Proclama el artículo “Pasos de animal grande” (https://www.proclamadelcauca.com/pasos-de-animal-grande/), del escritor y artista Rodrigo Valencia Quijano. La curiosidad me pudo cuando vi el volumen de ‘me gusta’, ‘comentarios’ y ‘compartir’ que acompañaban el artículo, y, ¡oh sorpresa!, la mayoría de los comentarios eran agravios, afrentas y bromas en tono de burla. Todo porque ‘leyeron’ que Valencia Quijano descalificaba a Gustavo Petro como aspirante a la Presidencia.

En efecto, Valencia hizo su escrito con la mayoría de los lugares comunes con que ciertos adversarios de Petro lo quieren sacar del camino hacia la Casa de Nariño. Castrochavista, comunista, ateo, primera línea, borracho, ladrón de pensiones, expropiador y otros. Increíble que tantas pistas juntas no hubieran sugerido nada a los ‘lectores’, ni siquiera el indicio al final: “Nunca se había oído más sartas de mentiras y bestialidades”. Y para redondear el estilo del texto, concluye: “¡Qué ingenua estupidez tapándonos los ojos! ¡Qué tétricos lugares comunes asustando a los pendejos! ¡Qué idiota sensación de estupidez apoderándose de la credulidad nacional!”

Quizá sea de alguna utilidad hacer un recorderis de esas figuras, sobre el qué y el para qué. La IRONÍA es una figura retórica, que consiste en pensar lo contrario de lo que literalmente el texto dice. Por eso su estilo es sesgado, es decir, insta al lector a interpretar, a quitar el velo para ver (leer) más allá de lo dicho, y entender lo sugerido. Parece un juego, en el que el escritor desarma las piezas de una verdad para que el lector (“leer es trabajar”) proceda a armar como corresponde.

La SÁTIRA, como composición literaria se ha cultivado en prosa y en verso. Su objetivo es criticar con estilo mordaz costumbres, vicios y creencias (religiosas, políticas…), con intención pedagógica o moralizante; es menos sutil y menos sesgada que la ironía; y a cambio de ello, se vale del humor, cual filoso colmillo, para hacer reír, y no falta quien acabe rumiando un guantazo.

La PARODIA, usada en el artículo de Valencia Quijano para fusionar las tres figuras; se presenta en el texto como una imitación burlesca de costumbres, vicios y creencias, que son garantía de una comunidad para sentirse cómoda y segura, cada quien dentro de su rol y/o estrato social. Esa imitación, como se suele ver en el programa Sábados Felices, caricaturiza gestos, maneras de ser, de hablar, de actuar de una persona o situación del diario vivir.

Para concluir, remito a los lectores de Proclama a leer el artículo «Anti-petros», del escritor Rodrigo Valencia (https://www.proclamadelcauca.com/anti-petros/), publicado en este periódico el 16 de marzo de 2022. Estoy seguro de que les demostrará a todos los que ahora injurian, cuán equivocados están. Y los exhorta a ser más responsables con lo que leen, porque leer sin discernir no es leer. Y a los profes de español les sugiero el artículo mal leído, para que les enseñen a sus estudiantes qué es ironía, sátira y parodia, y cómo se usan.

**********

Lee otros artículos del autor aquí:

clic
Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?