Titulares de hoy:    

Nueva masacre en Buenos Aires deja siete muertos     ~    

La estatua del Morro y los pactos sociales pendientes     ~    

Indígenas anuncian nuevas movilizaciones     ~    

¿Qué tan preparados estamos en Santander para enfrentar la segunda etapa del virus?     ~    

Llegan 50 nuevos ventiladores al Cauca para la atención de la pandemia     ~    

Más de $160 mil millones en recursos de regalías para municipios de Alto Patía y Norte del Cauca     ~    

TELEPACÍFICO NOTICIAS RECIBE EL PREMIO CAMACOL CON EL MEJOR TRABAJO PERIODÍSTICO EN TELEVISIÓN     ~    

Una discapacidad intelectual no te define, Concierto de Gala     ~    

En celebración de Amor y Amistad: Protocolos de bioseguridad     ~    

Excelente balance de inscripción 1.000 mujeres y personas con discapacidad trabajando desde casa     ~    

La Mielofibrosis, un cáncer raro y silencioso de la sangre     ~    

Periodistas del norte del Cauca ganadores del primer concurso de periodismo     ~    

La magia del ser integral     ~    

Autorizado plan piloto de consumo de licor en discotecas y bares     ~    

Inicia la cuenta regresiva para el Festival Petronio Álvarez     ~    

Belalcázar reconoció a sus hijas mitad indígenas     ~    

El Cauca produjo la mejor cosecha de café aún en pandemia     ~    

Calle 25 Norte es una realidad, Alcaldía de Popayán notifica finalización de obra     ~    

¡Quilichao Vive con Salud!     ~    

Colombia llega a 23.665 fallecidos por COVID-19     ~    

Domingo, 20 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

LOS OJITOS DE MI ALCALDE

El sábado 18 octubre, 2008 a las 4:15 pm

Marco Antonio Valencia Calle
www.elprofesorespantapajaros.blogspot.com

Mi alcalde es un príncipe azul. Todo en él es bello, bonito, elegante, limpio, sincero, honesto, radiante y muy azul. Mi alcalde tiene asesores, empleados, funcionarios y guardianes, y todos ellos “por decreto”, son eficientes, valientes, pulcros, trabajadores, sacarificados y azules. Son funcionarios comprometidos con las causas de mi alcalde, la ciudadanía, y la ciudad de Azulandia.

Mi alcalde tiene ojos azules, casi transparentes y por esos ojitos todo se ve limpio, sano, bellísimo y sin manchas. Es más, gracias a esos ojitos de mirada tan positiva, el realismo del mundo ajeno se evapora, y por el arte de sus ojos nuestra ciudad se ve como la ciudad más bella, limpia y segura del mundo; sus funcionarios se ven como los más puntuales y capaces del planeta; los problemas ciudadanos son las cosas más nimias de la humanidad; y todos vivimos en la ciudad más perfecta del sistema solar.

Gracias a los ojitos de vidrio azuloso de mi alcalde aquí sus funcionarios nunca se equivocan, nunca toman malas decisiones, todo en ellos es de una pulcritud inimaginable. Gracias a los ojitos de mi alcalde aquí no se ven pobres, ni desplazados, ni violencia, ni pandillas, ni ladrones, nada de nada, aquí todo se ve bello, bonito y resplandeciente. Y es que según los ojos de mi alcalde el paraíso es aquí mismo, en esta ciudad sin problemas de tráfico, en esta ciudad sin ladrones, sin sicarios, sin padillas, sin hambre, con funcionarios pulcros, honestos, incorruptibles, puntuales, eficientes e incapaces de respirar algo distinto al aire de los ángeles.

Mi alcalde cree en la necesidad de la independencia de los periodistas; porque es un convencido del derecho constitucional de las gentes a opinar para fortalecer la democracia. El Secretario de Prensa de la alcaldía de Azulandia jamás le diría a la prensa qué tiene qué publicar; el Secretario Privado jamás declararía a un periodista como enemigo del régimen por ver distinto a lo que ven los ojitos azules del alcalde, y al Secretario de Gobierno jamás se le ocurría hacer llamar a un periodista por un policía para amenazarlo por ejercer el libre derecho de opinar sobre su gestión de funcionario público y político (¡Dios los guarde, y la Virgen los favorezca, que van estos pobrecitos a ni siquiera imaginar semejantes pecaditos!).

No nada de eso. El alcalde de Azulandia, y todos sus funcionarios son seres perfectos. ¿Por qué un columnista diría que en esta ciudad imaginada pasa algo distinto de lo que ven los ojitos azulitos de vidrio del alcalde? ¡Dios mío, que incomprensión!, ¡Que amarillismo!

Mg. MARCO ANTONIO VALENCIA CALLE

DIRECTOR FUNDACION DIARIO AMANECER

VISITA MIS BLOGS:

http://popayancity.blogspot.com/

http://manvalencia.blogspot.com/

E-mail: valenciacalle@yahoo.com

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
    También te puede interesar
    Deja Una Respuesta