Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

Los nuevos mercados que explora el aguardiente caucano

El viernes 2 junio, 2017 a las 3:15 pm

Juan Pablo Matta Casas, gerente de la industria Licorera del Cauca, analizó los efectos de la Ley de Licores que cambió las reglas de juego en la comercialización.

Gerente de la Industria Licorera del Cauca, Juan Pablo Matta Casas

Desde su oficina y con calculadora en mano, el gerente de la Industria Licorera del Cauca, Juan Pablo Matta Casas, cruzó cuentas y analizó los efectos de la Ley de Licores que decretó nuevas condiciones en la comercialización de los licores y cargó con más impuestos a las industrias de las regiones.

La decisión del Gobierno Nacional, según Matta Casas, se dio como respuesta al tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, que la ILC y otras similares rechazaron por los aspectos negativos que implica.

“El Gobierno cambió el régimen tributario de uno solo a tres impuestos departamentales y un IVA nacional que hizo muy compleja la compraventa de licores. Eso tiene muy preocupadas a las licoreras porque no sabemos cómo evolucionará el año”.

En las cuentas de la Industria Licorera del Cauca hay ventas de menos del 20% en comparación con el año anterior. Está con 60 mil unidades de venta por debajo. No obstante, el gerente Matta Casas dijo que no hay por qué preocuparse.

“Vamos a pasar sobrados porque estamos regularizando el mercado. Estamos regulando las finanzas. Hoy hay estabilidad de caja. Tuvimos que arreglar un desorden porque había tantos intereses y no era fácil. A final de año buscamos estar bien en ventas y en transferencias”.

A nivel nacional la lectura no es la mejor según el gerente. “Las ventas de licores a nivel nacional han bajado un 50%. Licoreras como Antioquia ha vendido menos del 63% con respecto al año pasado. La Licorera del Valle ha bajado en un 87% con respecto al año pasado. La Licorera de Caldas en un 59%, según datos de la Asociación Colombiana de Empresas Licoreras”.

Ahora, desde la ILC se aprovecha una ventaja que poseen las industrias licoreras departamentales que son únicas en cada región y no tiene competencia en el mercado. “En lo positivo de la ley, antes había un monopolio rentístico en cada departamento y si querías ingresar a otro departamento, teníamos que dejarlos ingresar al local. Principio de reciprocidad”, explica el gerente Matta Casas.

Donde hay más de marcas de aguardientes, el mercado es libre. En el caso de los departamentos donde hay monopolio, como el Cauca, los gobernadores pueden declarar una salvaguarda, como ya lo hizo el mandatario Campo Hurtado, para que no entren otros aguardientes.

“Lo anterior implica que haya la disponibilidad de 24 departamentos para que la marca del caucano entre a competir. Ya avanzamos en la solicitud de los permisos y el registro de los licores para que este año tengamos el producto vendiéndose en 24 departamentos. Si queremos ingresar a los otros ocho debemos garantizar principio de reciprocidad”, puntualizó el funcionario.

Aún se desconoce el tamaño de esos mercados, agregó.

**************************

Fotografías Suministradas

Deja Una Respuesta