ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 29 de junio de 2022. Última actualización: Hoy

LOS GATOS NO LADRAN

El domingo 8 septiembre, 2013 a las 11:09 am
Marco Antonio Valencia Calle

MARCO ANTONIO VALENCIA

Alguna gente se extraña que a don Julio ayer le gustara el amarillo, pero después de pensarlo mejor, hoy diga que le gusta el rojo. Y dicen: Pero cómo así, qué le pasa, si tenía que seguir gustándole el amarillo, ay Dios. Se va acabar el mundo. Qué incoherencia.

A un montón de gente le asombra que la señora Anafrodita, ayer liberal, después de varios años y estudiarlo mejor, ahora sea “hincha” del Polo. Pero cómo así, si era liberal. Es que la política ya no es política, dicen. Qué incoherencia.

Un puñado de gente se molesta que a don Luna, ayer casado con doña Neptúnea, se haya desenamorado, y hoy viva con Marciana. Pero cómo, por Dios. ¿Ya cambió de mujer? Qué incoherencia.

A un grupito de gente le molesta que el marxista de ayer, sea el industrial de hoy. Nooo, pero que tal, qué incoherencia, qué locura. De razón el mundo está como está, dicen.

A más de una docena de gente (si usted no es de la docena no se ofenda), les gustaría que sus amigos y familiares pensaran como ellos. Que nunca cambiaran, ni pensaran siquiera en cambiar de ideales, de amor, de conceptos, de equipo de fútbol, de partido político… etc.

Y muchos, odian y temen a los que no piensan como ellos, casados para toda la vida con una idea o un concepto errado. Y es común escuchar por ejemplo: “Primero muerto que rectificar. Primero muerto que cambiar de opinión así esté equivocado”.

La coherencia es la relación que existe entre lo que se dice y se hace.

Pero lo que tenemos que entender, es que a veces estamos equivocados. Y por lo tanto, a veces es necesario cambiar. Y dos, que no se puede descalificar a otro porque piense de una manera distinta a la mía, y peor aún, no odiarlo ni temerle porque cambió de parecer después de un proceso personal.

Somos humanos, y gracias a ello, “muchos” podemos repensar, re-descubrir, volver a estudiar y entender que estábamos equivocados, y que necesitamos cambiar. No entender esto, si es una incoherencia, jejeje.

(*Nota: perdonen las redundancias intencionales. Es una broma para los que me piden no generalizar).

Sigue a Proclama en Google News
También te puede interesar
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?