Jueves, 8 de diciembre de 2022. Última actualización: Hoy

Los gallinazos en Popayán

El martes 25 octubre, 2022 a las 2:49 pm
Los gallinazos en Popayán
Foto-captura: video Facebook.

Los gallinazos en Popayán.

Por: Álvaro Jesús Urbano Rojas.

Una plaga desaforada afecta y contamina sanitariamente la ciudad, son los ciudadanos desadaptados sin sentido común ni de pertenencia en el manejo de basuras, las cuales dejan dispuestas en las esquinas al garete de un servicio de aseo deficiente por parte de la empresa recolectora de basuras, la cual no alcanza a dar un cubrimiento eficiente para disposición final de los residuos, impactando de manera negativa a los ciudadanos de nuestra malograda ciudad, caótica y deslucida.

Si no fuera por los gallinazos, cuya presencia es rechazada por los residentes en áreas urbanas por razones estéticas y sanitarias, la situación sería más grave. Ellos son el control biológico que tiene la naturaleza para limpiar al medio ambiente de basuras y residuos orgánicos, al ser verdaderos regidores de la higiene publica, dado que su aparato digestivo inhibe todos los organismos peligrosos, pudiendo comerse las enfermedades que están en la basura.

Se congregan en grandes bandadas en las altas montañas de la cordillera que circundan la ciudad y anidan debajo de tocones, matorrales densos y en cavidades naturales en los árboles donde ponen un solo huevo de color blanco o blanco cremoso. Ambos padres se turnan para incubar el huevo y alimentar al polluelo. Conviven en dormideros donde despliegan su centro de información, expectantes a los focos de inmundicias, y a hurgar en los basurales en busca de carroña y alimentos en descomposición. Ellos se deshacen, gratis y en silencio, de las suciedades que desechamos. ¡Y ni siquiera les agradecemos por eso!

El gallinazo es un reciclador incomprendido, el color de su plumaje es asociado con la muerte, tienen un pico fuerte y ganchudo para desgarrar la carroña, una cabeza y cuello desnudos, para evitar contaminar sus plumas, miden, en promedio, 70 centímetros, no supera los 1.5 kilogramos de peso y tienen alas largas y anchas para volar sin esfuerzo y con poco gasto energético sobre áreas extensas en busca de alimentos. Se orinan sobre sus patas para inmunizarlas de cualquier riesgo biológico que resulten de la exploración de las inmundicias que se alimentan.

Hoy es común encontrarlos en las cornisas de las iglesias, en los edificios del sector histórico, al lado de los centros educativos, en las galerías de la ciudad donde los desechos están expuestos al aire libre acumulando desperdicios de los mercados y transeúntes; también en las avenidas cerca de los centros comerciales.

El manejo de la población de gallinazos es responsabilidad del municipio como entidad territorial y de la Corporación Autónoma Regional del Cauca, CRC, como autoridad ambiental. Algunos pensadores, asocian al gallinazo como un símbolo de valor, de ética, hasta de superioridad moral. “Los gallinazos comen basura”. Si pensamos que la basura es la falta de valores y la corrupción, la sociedad aspira a que también logren limpiar todos nuestros estamentos de la corrupción que imperan en nuestra maltrecha ciudad.

¡Que levante la mano el que no haya visto una familia de gallinazos alimentándose en las calles de Popayán!

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?