Miércoles, 30 de septiembre de 2020. Última actualización: Hoy

LOS FARAONES

El sábado 4 octubre, 2008 a las 3:50 pm

MARCO ANTONIO VALENCIA CALLE

www.elprofesorespantapajaros.blogspot.com

Esto es una locura del carajo. Llegó una oportunidad para hacer rendir el dinero al ciento por ciento y todos, sin excepción sacamos los ahorritos del banco, los pesitos guardados en alcancías, y allá, en esas casas de inversiones raras nos vimos las caras pobres y ricos haciendo cola a sol y lluvia, en largas e incómodas jornadas para dejar la platica lograda en años de ahorros, cuando no toda la vida.

No faltó quien vendiera o hipotecara casas, carros, joyas o tierras para poder invertir y meterse en un negocio que no se entiende, ni sabemos cómo se maneja, pero como aquí la mayoría somos cristianos, ya estamos acostumbrados a tener fe en lo que no vemos, y lo que importa es el milagro de salir de pobres como sea, carajo!

Como la lechera, ahora nos la pasamos haciendo cálculos y recálculos con las ganancias que vamos a tener el otro año, pues en este pueblo todos, muy pronto, vamos a ser multimillonarios. ¡Eh!, ya era hora que tanta rezadera para salir de pobres diera resultado. Ya era hora que uno de esos ricos repartiera sus ganancias con todos, que la especulación o los reyes mágicos aparecieran para repartirle a todos por igual. Y digan lo que digan, hay que aprovechar el cuarto de hora porque de eso tan bueno no dan tanto ni tanto tiempo.

Los bancos y cooperativas están haciendo su agosto prestando plata a lo que les da la gana, y la gente les prestamos para llevarlos a invertir, porque la rentabilidad es al ciento por ciento mensual y de eso tan bueno no han dado mucho en negocios lícitos. Los pobres de capital para iniciar y de esperanza para soñar, son los únicos que hablan mal del negocio y están en contra y especulan y se ríen de los faraoncitos, deseando que nos tumben y seamos pueblo de re-pobres.

Los pesimistas y enemigos de la alegría dicen que el negocio va a reventar por la crisis económica mundial, que los banqueros celosos van a hacerlo quebrar, que nos van a investigar a todos a través de la Dian, que nos van a meter a la cárcel a todos, en fin.

Que digan lo que digan, ya no importa porque todos raspamos la olla y metimos los pesitos en la esperanza. Es que para comprar esperanza, que es en últimas lo que significa un negocio de estos, si hay dinero y lo sacamos de donde sea. A un lujo como la esperanza los ingenuos tenemos que invertirle… y ojala…

Mg. MARCO ANTONIO VALENCIA CALLE

DIRECTOR FUNDACION DIARIO AMANECER

VISITA MIS BLOGS:

http://popayancity.blogspot.com/

http://manvalencia.blogspot.com/

E-mail: valenciacalle@yahoo.com

Leer más…
Sigue a Proclama en Google News
    También te puede interesar
    Deja Una Respuesta